C.E.

C.E.
....

viernes, 23 de febrero de 2018

LA CULTURA DEL FRACASO

PERO QUE ES FRACASAR, QUE ES UN FRACASO, REALMENTE EXISTE EL FRACASO Y SI EXISTE RESPECTO A QUE O QUIÉNES.

EL SIGNIFICADO VERDADERO DE FRACASO NO ES EL RESULTADO ADVERSO DE UN LOGRO QUE QUEREMOS CONSEGUIR.

FRACASO NO SIGNIFICA QUE NO HEMOS LOGRADO NADA... SIGNIFICA QUE NO HEMOS APRENDIDO ALGO.

El fracaso es relativo y tiene demasiadas variables para poderlo definir y delimitar exactamente, así que relativicemos los fracasos.

La universalidad del fracaso es directamente proporcional a la universidad que crea a su paso. Todos fracasamos alguna vez…y aún muchas. De ese gusto amargo nace un sabor nuevo que cobrará cada vez más aroma hasta que logremos aprender lo que nos toca.

Es duro admitir que es realmente cuando fracasamos o cuando cometemos errores, cuando más aprendemos. En esos momentos nos hacemos expertos en la materia. De golpe se aprenden las lecciones que tanto nos han repetido. Caminando por sus sombras logramos ver de nuevo lo que parecía oculto para siempre.

POR ESO LO QUE LLAMAMOS FRACASO, CREA ESCUELA Y NOS PERFECCIONA. ELEVA LA ENSEÑANZA A LA CATEGORÍA DE PERICIA Y TERMINA SIEMPRE POR CONVERTIRSE EN EL PROFESOR MEJOR ESCUCHADO, EL MÁS TEMIDO Y A LA VEZ EN EL MÁS VALORADO.

Cuando hemos fracasado entendemos inmediatamente que hemos de cambiar si no queremos repetir los dolores de las equivocaciones. Que el camino que hemos llevado no es el correcto y que nadie nos salvará, si no ponemos de nuestra parte para abrirnos a nuevos caminos, nuevas experiencias.

Lo peor llega cuando creyéndonos unos expertos del fracaso tratamos de evitárselo a los demás. Y eso debemos entender que no es posible, como dice el refranero castellano: “nadie escarmienta en cabeza ajena” muy cierto, uno debe fracasar por sí mismo para saber lo que cuesta, rectificar, levantarse, solucionar el error. No habrá enseñanza si tratamos de evitar las consecuencias del error. Tampoco habrá crecimiento para todos aquellos que protegemos, que tenemos bajo nuestra ala si estamos siempre encima de ellos para que nada les dañe.

Todos cometemos errores. Hemos de aprender lecciones, que a su vez no hemos de considerar como faltas. Sabemos que las lecciones se repiten hasta que se aprenden y que si no se aprenden, las lecciones fáciles pasan a ser difíciles.

Para saber que hemos superado las lecciones que vamos encontrando en nuestro caminar por la vida, debemos advertir que nuestras actitudes cambian y poder sentir que algo se convierte en nuestro interior transformando nuestra apreciación de lo externo, haciéndonos cada vez más intuitivos.

Los fracasos no dejan de ser oportunidades de cambio que pueden abrir las puertas a una transmutación insospechada que esperaba ser liberada y aceptada, no debemos de olvidar que en nuestro interior tenemos cuanto necesitamos, para resolver lo que encontremos y que tan solo es necesario un pequeño estimulo, para que tomemos conciencia de ello y se manifieste.

No se trata de magnificar el error, sino de aprovecharlo para construir sobre él. Lograr que los cimientos de nuestro futuro inmediato se asienten sobre el firme depósito de la voluntad y la entrega a lo que está por llegar.

SEREMOS ARQUITECTOS DE NUESTRA VIDA CUANDO INTERVENGAMOS EN ELLA SIN DEJAR QUE OTROS TOMEN NUESTRAS DECISIONES, NUESTRA INICIATIVA Y NUESTRO DERECHO A EQUIVOCARNOS.

EN ESO CONSISTE LA GRANDEZA DE SER ÚNICOS E IRREPETIBLES. SEÁMOSLO DE VERDAD.


lunes, 19 de febrero de 2018

REFLEXIONES PARA EMPEZAR LA SEMANA


HAGAMOS UN ACTO DE SINCERIDAD DE REFLEXIÓN INTERIOR Y ATREVÁMONOS A DECIRNOS A NOSOTROS MISMOS, ESAS REALIDADES QUE NOS NEGAMOS A RECONOCER COMO VERDADES.

Comentemos algunas de ellas:

• Todos queremos más, aunque por cortesía digamos menos…

• Todos queremos ser los mejores, aunque por educación tratemos de disimularlo

• A todos nos gusta lo prohibido, aunque nos neguemos a reconocerlo…

• A todos nos encanta ser queridos, aunque queramos parecer fuertes y creamos que eso nos hace débiles…

• A todos nos aterran nuestros miedos, aunque queramos disimularlo para sentir la fortaleza que no tenemos…

• Todos queremos lo mejor de una bandeja, aunque tendamos la mano a lo más pequeño…

• Todos deseamos libertad, aunque no nos atrevamos ni a pensarlo…

• A todos nos gustaría sentirnos reinas o reyes del corazón de alguien por un día, aunque despertásemos del sueño más tarde…

• Todos deseamos lo mismo, aunque queramos ser diferentes diciendo lo contrario… 

• No engordar y poder comer lo que queramos, dormir plácidamente sin pastillas, encontrarnos con una sonrisa como primer saludo del día, llegar a cualquier lugar y sentir que la gente nos aprecia y estar convencidos de que valemos por lo que somos y no por lo que tenemos. 

• Saber que por mucho que amemos nunca es bastante y que de eso no hay medida, ni cantidad, ni color, ni sonido que pueda cuantificarlo ni igualarlo.

ESTAS SON ALGUNAS DE ESAS MENTIRAS QUE DADAS LA VUELTA SON VERDADES SILENCIADAS EN LO MÁS PROFUNDO DE CADA UNO DE NOSOTROS. QUE A VECES TENEMOS MIEDO A CONFESARLAS PENSANDO QUE SOLO NOS AFECTAN A NOSOTROS CUANDO LAS TENEMOS TODOS. 

EN FIN REPASEMOS PARA VER CON CUÁNTAS DE ÉSTAS NOS QUEDAMOS.

QUE TENGAN UNA FELIZ SEMANA…………………


sábado, 17 de febrero de 2018

LA NOVEDAD …. UN GRAN ALICIENTE (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

ESTAMOS EN UN MOMENTO EN EL QUE EL AMBIENTE DE CRISIS PROMUEVE LA BÚSQUEDA DE NOVEDADES, DE COSAS DISTINTAS QUE NOS INSTALEN EN REALIDADES DIFERENTES.

Que nos saquen de la rutina, de lo preestablecido, de lo previsible, del …………….. más de lo mismo.

Sabemos por todos los estudios realizados, que la vida es cíclica y frente a una época de desastres y tragedias, llega otra de bonanza y calma.

Lo nuevo está lleno de sorpresas, o al menos eso creemos o mejor aún, relacionamos esas novedades con bondades. La mayoría de las veces, buscamos salir de la rutina, encontrar en lo desconocido las respuestas a nuestros vacíos o a esas ansias de lograr aquello que siempre nos quedó por hacer.

Lo cierto es que el inmovilismo nos lleva al estancamiento; entrar en lo nuevo nos mantiene alerta, expectantes y deseosos de probarnos a nosotros mismos en otros ámbitos y de otras formas.

La vida es un continuo reto. Una prueba tras otra que no deja de sorprendernos. La rutina nos instala en la seguridad, pero nos resta frescura. Y en el fondo, queramos o no, la deseamos.

Cierto es que la novedad deja de serlo muy pronto. Que con ello sucede como con el tiempo que es todo uno. El pasado no existe porque es ya el momento en el que escribo esto y a la vez es presente, pero tampoco existe el futuro porque está hecho de presentes continuos.

En occidente, medimos el tiempo de forma lineal. En oriente es cíclica. Se cierra en círculo un perpetuo devenir que no tiene ni comienzo ni fin.

DE ALGUNA FORMA, DEBEMOS PONER EN NUESTRA VIDA ALGO NOVEDOSO …. ALGO QUE NOS IMPLIQUE, QUE NOS PONGA A PRUEBA, QUE NOS APORTE ESA CHISPA DE ILUSIÓN ANTE LO DESCONOCIDO. 

En qué medida debemos hacerlo, pues en la que nos venga bien a cada uno, en aquello que nos haga levantarnos con las ganas de encontrar un día diferente en el cual el tedio no nos acorte la vida lentamente.

Ante la depresión y el decaimiento solamente queda la acción. Ponernos en marcha, elegir bien y actuar.

HAGAMOS COMO CUANDO SOMOS PEQUEÑOS QUE EL MUNDO ESTÁ POR DESCUBRIR Y NUNCA NOS QUEDA UN INSTANTE PARA EL ABURRIMIENTO.

PENSEMOS QUE HAY MUCHOS MUNDOS POR DESCUBRIR DENTRO DEL NUESTRO. NO CERREMOS EL CÍRCULO. LA VIDA ES MUY AMPLIA Y ESTÁ AHÍ, ESPERÁNDONOS. TAN SOLO ES CUESTIÓN DE SALIR A SU ENCUENTRO.


jueves, 15 de febrero de 2018

LA INELUDIBLE TAREA DE ATRAVESAR LA VIDA


Imposible atravesar la vida… 

 Sin que un trabajo salga mal hecho, 

 Sin que una amistad cause decepción, 

 Sin padecer algún quebranto de salud, 

 Sin que un amor nos abandone, 

 Sin que nadie de una familia fallezca, 

 Sin equivocarte en un negocio. 

 Uno crece cuando no hay vacío de esperanza, 

 Ni debilitamiento de voluntad, 

 Ni pérdida de fe. 

 Uno crece cuando acepta la realidad 

 Y tiene aplomo para vivirla. 

 Cuando acepta su destino, 

 Pero tiene la voluntad 

 De trabajar para cambiarlo. 

 Uno crece asimilando lo que deja por detrás, 

 Construyendo lo que tiene por delante y 

 Proyectando lo que puede ser el porvenir. 

 Crece cuando supera, se valora y sabe dar frutos. 

 Crece cuando se abre camino dejando huellas, 

 Asimilando experiencias. 

 Uno crece cuando se impone metas  

Sin importarle los comentarios 

 Negativos ni prejuicios, 

 Cuando da ejemplos 

 Sin importarle burlas, ni desdenes, 

 Cuando cumple con su labor. 

 Uno crece cuando es fuerte de carácter, 

 Sostenido por formación, 

Sensible por temperamento… 

 Y humano por nacimiento. 

 Uno crece cuando enfrenta el invierno 

 Aunque pierda las hojas, 

 Recoge flores aunque tengan espinas y 

 Marca camino aunque levante el polvo. 

 Uno crece cuando se es capaz de afianzar 

 Con residuos de ilusiones, 

 Capaz de perfumarse con residuos de flores… 

 ¡Y de encenderse con residuos de amor…! 

 Uno crece ayudando a sus semejantes, 

 Conociéndose a si mismo y 

 Dándole a la vida más de lo que recibe. 

 Uno crece cuando se planta para no retroceder… 

 Cuando se defiende como águila para no dejar de volar… 

 Cuando se clava como ancla y se ilumina como estrellas. 

 Entonces… 

 Uno crece. 

 Y crece cuando cree, espera y confía en sí mismo. 



lunes, 12 de febrero de 2018

LA CONFIANZA LA BASE DE LOS SENTIMIENTOS


SIEMPRE HE PENSADO QUE LA CONFIANZA ES QUIZÁ LA ENTREGA MÁS DIFÍCIL Y A LA VEZ FRÁGIL QUE HACEMOS LOS DEMÁS.

NO CABE DUDA QUE LO QUE MANTIENE UNIDOS LOS SENTIMIENTOS ES LA CONFIANZA. HABLAR DE CONFIANZA ES HABLAR DE CONFIANZA EN EL OTRO, DE COMPROMISO Y RESPETO DE PERMISO Y RECIPROCIDAD.

No podemos pretender vínculos fuertes y duraderos sin confiar. Por fuerte que sea el edificio se ira agrietando muy pronto, si no es así. Siempre se puede recibir engaños pero en ese caso, es la otra persona la que decide, la que tiene la llave en su mano, la que deja escapar la confianza y la lealtad.

Curiosamente la confianza es un valor que hay que ganárselo y eso se logra tratando a los demás con respeto y libertad.

Para unos más y para otros menos, pero necesita tiempo. Además, es un proceso muy intuitivo. Piensa que no solemos hacer un gran razonamiento para decidir hasta qué punto le vamos a entregar la confianza a alguien; simplemente nos abrimos hasta el punto en el que nos sentimos a gusto.

A nosotros nos resta la satisfacción de quedarnos dentro muy seguros de lo que queremos y sin culpas ni remordimientos de aquello que nos saltamos.


No hay mayor vínculo que el compromiso en libertad. Hacer lo que se haga porque uno quiere. Las imposiciones del tipo que sean siempre fracasan.

También es cierto que hay un tipo de personas cuya conducta no se altera por nada, que no reconoce la culpa y que la fiesta no va con ellos si algo va mal. En ese caso debe darnos igual, de la misma forma.

Cada uno que construya su vida como quiera porque aunque crea que es la mejor, si no lo es de todas las formas la vida se encargará de recordarle, en algún momento incluso no conectado con el suceso que experimenta, que hay una ley de la compensación, el boomerang que un día regresa con lo mismo que lanzamos, es decir nos guste o no, recogeremos aquello que hallamos sembrado.

Confiar es un alto privilegio que solamente goza quien lo ejerce. El engaño de la otra parte, no es nuestro, siempre será suyo. Algún día se encontrará con lo mismo, sea consciente o no de su actuación.

LA REFLEXIÓN MÁS BONITA QUE PODEMOS HACER RESPECTO A LA CONFIANZA ES LA PRECIOSA SENSACIÓN DE SER DIGNOS DE ELLA PARA LAS PERSONAS QUE NOS QUIEREN. YA NO QUE SEPAN QUE NO LES VAMOS A TRAICIONAR, SI NO QUE INTUYAN QUE VAMOS A SER LOS PRIMEROS EN ESTAR AHÍ CUANDO NOS NECESITEN.

LA VIDA ES MUY SIMPLE. FUNCIONA ASÍ. PARA BIEN Y PARA MAL. PORQUE EN REALIDAD, NO HAY TALES CATEGORÍAS, SINO ACCIONES QUE TIENEN REACCIONES, CAUSAS QUE GENERAN CONSECUENCIAS. Y YA ESTÁ. ASÍ DE FÁCIL.

Les dejo con otro vídeo de mi amigo LICE:


sábado, 10 de febrero de 2018

LA SUPERVIVENCIA EMOCIONAL (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

EN TIEMPOS DE DIFICULTADES AFECTIVAS Y DE CRISIS EMOCIONALES,  DEBEMOS APRENDER A  RESISTIR. 

ESTAMOS EN UNA LUCHA CONSTANTE DONDE LOS AFECTOS ESTÁN DESCOLOCADOS, los valores cambian de posición como en una montaña rusa, están arriba, vuelven abajo o se desvían lateralmente desde el centro hasta un punto indefinido de la vorágine social.

EN DEFINITIVA SON TIEMPO DE GRAN CONFUSIÓN, SOBRE TODO EMOCIONAL. EN NUMEROSAS OCASIONES NO SABEMOS QUÉ HACER NI DONDE COLOCAR NUESTRAS EMOCIONES Y MUCHO MENOS LAS DE LOS DEMÁS.

Debemos proteger nuestra salud emocional. Se trata de sobrevivir en un medio que sin parecer hostil, lo es. No entendemos cómo ni por qué las relaciones son tan efímeras, ni de qué forma se ha instalado el “TODO VALE” pisando líneas que por la ética natural del ser humano, nadie deberíamos sobre pasar.

Hay una marea negra que nos engulle. Sujetarnos a algo externo es difícil porque todo cambia muy rápido y lo que hoy parece que está a nuestro favor, mañana lo vemos en contra. 

No hay más remedio que abrazarnos a nosotros mismos como a un salvavidas seguro, pero para ello es necesario que tengamos unos criterios de salvamento que nos obliguen a crear y poner en marcha nuestros propios códigos. 

 ESTOS PODRÍAN SER ALGUNOS DE ELLOS:

1.- Fortalecer nuestra autoimagen y la creencia en nuestro poder interior: autoestima. Recordar que estamos preparados de serie para afrontar desafíos. Venimos con todos los recursos para luchar por sobrevivir.

2.- No tener expectativas con el resto de la gente; salvo con nuestra propia capacidad de lucha, nuestra voluntad y la propia decisión de seguir adelante a pesar de todo.

3.- Serenar nuestros miedos. Dialogar con ellos, no ocultarlos. Dejar que aparezcan y a pesar de su presencia hacer lo que tengamos que hacer de igual modo.

4.- Potenciar nuestras fortalezas. Revisar nuestra forma de ser, palmo a palmo, y descubrir en qué somos buenos. Partiremos de ahí.

5.- Ser constantes en nuestros empeños. No tirar la toalla con facilidad y si alguna vez la tiramos que sea tan alto que la podamos volver a coger antes de que toque el suelo. 

6.- Expresar lo que sentimos, lo que queremos y lo que necesitamos. Mejor que echar al otro la culpa que pueda tener, hablarle desde nuestra necesidad, no desde la exigencia.

7.- Educar la mirada para lograr ver lo bueno de lo malo y lo mejor en lo sublime.

8.- Ser conscientes del lenguaje no verbal, propio y ajeno. Comunicamos casi todo a través de él. Podemos dar mucha información por este medio y, así mismo, valorar la que recibimos de los demás.

9.- Asumir los errores y aprender su mensaje. Los fracasos como tal no existen son otra forma de aprender simplemente, son siempre una oportunidad de mejora.

10.- Aprender a estar solo y valorar la propia compañía; única forma de poder regalar a los demás lo mejor de nosotros mismos. 

POSIBLEMENTE, CON ESTOS CÓDIGOS DE SALVAMENTO EMOCIONAL PODAMOS RESISTIR CUALQUIER CICLO GÉNESIS QUE LLEGUE A NUESTRA VIDA.

RECUERDA QUE DESPUÉS DE PONERLOS EN MARCHA NO HABRÁ VUELTA ATRÁS Y QUEDAREMOS PROTEGIDOS PARA EL RESTO DE LAS CRISIS.


viernes, 9 de febrero de 2018

LA MAGIA DEL SER

SIEMPRE ME HA GUSTADO ESTUDIAR, LA PRESENCIA DE LA MAGIA, LA SUPERSTICIÓN Y EL ENCANTAMIENTO EN LA VIDA DE TODOS LOS PUEBLOS DEL PLANETA Y LOS SERES HUMANOS QUE LOS HABITAN.

Algo intuimos que se nos escapa. Atraparlo ha sido el objeto y la finalidad de multitud de ideologías, corrientes de pensamientos y sistemas religiosos de todos los tiempos.

Estamos dispuestos a atrapar el destino para cambiarlo, conociéndolo primero. Necesitamos creer que podemos capturar ese libre albedrío que puede dañarnos o aquel otro que convenientemente modificado podría estar a nuestro favor.

Políticos, magnates, hombres sabios, ignorantes, niños y mayores han recurrido a la magia para determinar cómo discurrirá el azar por sus vidas y de qué forma poder revertir sus consecuencias.

PERO EL AZAR ESTÁ IMPRESO EN LA ESENCIA QUE NOS CONSTITUYE.

Presente en la consciencia del todo que nos conforma y accesible si conocemos cómo abrir la puerta que sutilmente nos lleva hasta él.

No hay mejores magos que nosotros mismos porque en la fuerza de la intención y en el poder de la vibración energética se esconde la alquimia del ser.

Sintonizar con esta afirmación equivale a tener el logro absoluto en nuestras manos. El inmenso y maravilloso despliegue de nuestra consciencia al servicio de los deseos más íntimos y poderosos.

ES NECESARIO SABER QUÉ PEDIMOS PERO SOBRE TODO CÓMO LO PEDIMOS.

Precisamos una intención definida que nos sitúe en otra dimensión no existente en nuestro presente. Un objetivo perfectamente determinado, una finalidad capaz de mantenernos alerta para que nada desvíe el propósito de su conquista.

A la meta deseable hay que ponerle la intención necesaria de que se materialice en tiempo real. Para ello necesitamos sentirnos cómo si lo tuviésemos ya con nosotros. Visualizarnos en las situaciones que nos gustaría alcanzar.

SOÑARNOS DENTRO DEL SUEÑO QUE HEMOS CREADO Y CO-CREAR, UNA Y OTRA VEZ, LA MÁGICA SENSACIÓN DE ESTAR BAJO EL UMBRAL DE LO PEDIDO.

PORQUE TODO ESTÁ DISPONIBLE PARA NOSOTROS EN EL BAZAR DE LA DESIGNIOS. ABSOLUTAMENTE TODO. FALTA QUE NOS LO CREAMOS. DE VERDAD.

Y ENTONCES PACIENTEMENTE ESPEREMOS A VERNOS PASAR DELANTE DE NUESTRA ANTIGUA EXISTENCIA CON UNA NUEVA REALIDAD A LA QUE HABREMOS DADO VIDA DESDE LA MAGIA INFINITA DE CREAR DEL DIOS QUE NOS CONSTITUYE.