C.E.

C.E.
....

miércoles, 20 de septiembre de 2017

LA CALIDAD Y CALIDEZ DE LAS RELACIONES


UNA DE LAS COSAS MÁS COMUNES QUE TIENEN TODOS LOS SERES HUMANOS DE HOY EN DÍA ES LA FALTA DE TIEMPO COMO RESULTADO DEL TREPIDANTE RITMO DE VIDA QUE LLEVAMOS. NECESITAMOS TENER UN TIEMPO DE CALIDAD PARA LO IMPORTANTE EN NUESTRA VIDA Y UN TIEMPO DE CALIDEZ EN NUESTRAS RELACIONES.

Tanto es así que todo lo vivimos como una carrera interminable en la que unas etapas se suceden a otras, sin descanso. El amanecer se da la mano con el ocaso y lo que hay en el medio apenas es un día en el que repetimos caminos, itinerarios, rutinas y acciones que pintan de monotonía el sucederse de nuestras horas.

Lo más curioso es que en ese transcurrir reiterado de lo que hacemos todos los días no nos ocupamos de extraer, para nosotros o nuestros seres más cercanos y queridos, UN TIEMPO DE CALIDAD.

No es tanto la dedicación a lo largo del cómputo del reloj como la intensidad de los momentos que podamos dedicarnos. A VECES, LA MAYORÍA, CONFUNDIMOS LA CANTIDAD CON LA CALIDAD Y NOS CONFORMAMOS CON MENOS DE LA SEGUNDA SI LA PRIMERA ES ABUNDANTE. Sin embargo, el resultado es lo que importa y no podemos pretender alcanzar logros importantes repitiendo siempre más de lo mismo.

Como todas las mañanas estaba tomando café cuando escuche a una persona de cierta edad hacer un comentario sobre la escasa dedicación de padres y madres a sus hijos hoy en día, y me hizo recordar una vieja idea que siempre mantuve conmigo mismo acerca de LA CALIDAD Y CALIDEZ DE LAS RELACIONES.

No podemos ni debemos cuantificar el tiempo de presencia en ellas como un factor que garantiza el éxito comunicativo entre los que nos rodean, ni el mayor o menor afecto que en ellas se de. No por estar más tiempo junto a una persona se da lo mejor de uno mismo.

Hemos de cuidar cada instante regalado al otro, cada porción de vida entregada en un instante, cada suspiro al aire por el que nos acompaña o cada caricia, escondida detrás de la prisa, no concedida. Hemos de vigilar la entrega de nuestra compañía y estar seguros de que cuando estamos junto a los que queremos, sean éstos hijos, pareja, amantes o amigos…lo hagamos intensamente, sin mirar ni importar el reloj, entendiendo siempre que hay instantes eternos que justifican toda una vida.

No por gastar horas ya muertas al lado de una obligación se convierte ésta en devoción. La pasión por compartir el tiempo sin acotaciones debe invadirnos cada vez que tengamos la oportunidad de vivir con intensidad cada segundo. No importa que sean pocos y si no, pensemos en cuánto daríamos por poder estar solo un momento con los que se han ido con parte de nuestra vida en sus manos.

NO ES CUESTIÓN DE TIEMPO EL ERROR QUE COMETEMOS AL ESTAR DISPERSOS EN TANTAS ACTIVIDADES. LA VERDADERA EQUIVOCACIÓN ESTÁ EN NO APROVECHAR AL MÁXIMO, CON TODO LA FUERZA DE NUESTRA INTENCIÓN Y TODO EL AMOR DE NUESTRO CORAZÓN, EL INSTANTE QUE SEA PARA PODER ESTAR AL LADO DE QUIENES MUEVEN LAS EMOCIONES MÁS ÍNTIMAS DE NUESTRO SER. 

NO NOS FALTA TIEMPO, SINO GANAS DE AMAR.



martes, 19 de septiembre de 2017

LA ENERGÍA DEL ENTUSIASMO

A MENUDO LAS PERSONAS QUE ME CONOCEN ME PREGUNTAN QUE CÓMO PUEDO HACER DE TODO UN MOTIVO DE ILUSIÓN, DE GANAS, DE ENTUSIASMO. LO PEQUEÑO O LO GRANDE, LO SENCILLO O LO COMPLICADO. PARA MÍ TODO ES UN RETO SIEMPRE DISPUESTO A MEDIRME CONMIGO MISMO.

Todo, en su debida dimensión, constituye un proyecto abierto en el cual, la carga de ilusión la pongo yo, a mi gusto. Para estar bien, tener una vida plena, confianza en uno mismo. Es preciso llenarnos cada día de entusiasmo.

Dar las gracias por todas las posibilidades que trae consigo cada mañana, deshojar uno a uno los retos que vendrán o enfrentar con valentía los posibles contratiempos que también sin duda alguna aparecerán.

Se trata de encontrarnos con ese yo escondido deseoso de demostrarnos que podemos, que lo va a intentar, que nada escapa a su voluntad y que no escatimará esfuerzos por conseguir lo que le proponemos.

TODOS TENEMOS DENTRO UNA PERSONA ASÍ, CARGADA DE ENTUSIASMO TAN SOLO ES CUESTIÓN DE DEJARLA QUE SE MANIFIESTE.

Una persona implicada, responsable de nuestra felicidad, empeñada en mantenernos con ilusión, dispuesta a paliar los sinsabores, los malestares, los malos entendidos y las críticas que pretendan empañar nuestra buena intención. Un yo mismo capaz de demostrarnos, una y otra vez, que lo que admiramos en otros…allí fuera…está en nosotros también.

QUE LA FUERZA DEL ENTUSIASMO NECESARIO ESTÁ EN NUESTRO INTERIOR Y QUE TIENE UN SENTIDO TAN FINO DE LA AUDICIÓN QUE CON SÓLO DESEAR SU PRESENCIA ESTARÁ DISPONIBLE AL INSTANTE.

Te invito a probar no tienes nada que perder. Comienza por algo simple. Algo pequeño e insignificante que te guste. Date el placer de sentirlo, de tenerlo, de fundirte con la sensación de gratitud por poder experimentar ese estado de felicidad momentánea que tanto bien nos hará. Y continúa…expandiendo el entusiasmo por donde pases. Sé un mago. Haz que todo lo que toques se llene de magia incontenible. Se transforme. Cambie y mejore. 

EXPANDE TU LUZ Y A TU PASO, SE ILUMINARÁN MUCHAS OTRAS MIRADAS QUE NO SABÍAN QUE PODÍA BRILLAR TAMBIÉN. ENCIENDE LA MECHA. LA CHISPA CORRERÁ SOLA. GOZA DE TU PODER, ESE QUE ESTÁ EN TU MIRADA Y EN TUS MANOS. ACARICIA, TOCA, ACÉRCATE…Y MIRA CON TANTO AMOR QUE TODO LO QUE SEA OBSERVADO POR TI, SE TRANSFORME SIN REMEDIO.

PUEDES HACERLO. COMIENZA...Y SERÁN TALES LAS SENSACIONES QUE OBTENGAS QUE NO PODRÁS PARAR. INUNDEMOS DE ENTUSIASMO LA VIDA NUESTRA Y COMO NO TAMBIÉN LA DE LOS DEMÁS.


lunes, 18 de septiembre de 2017

... ¿ACASO BUSCA USTED EL CIELO?

“LA VIRTUD NO CONSISTE EN HACER GRANDES COSAS, SINO EN HACER BIEN LAS PEQUEÑAS”.

LA VIDA DE UN SER HUMANO TIENE CURIOSAS ETAPAS. LOS MUY JÓVENES DESEAN AFLORAR AL HÉROE QUE LLEVAN DENTRO. PARA ELLO, ROMPEN MOLDES PREESTABLECIDOS Y TRATAN DE ENCARNAR EL MITO ARQUETÍPICO QUE SU CORAZÓN BOMBEA.

Sin embargo, en otra etapa posterior, llega el desencanto racional y con él, la caída de ideales y la consiguiente madurez interna. Se trata de un nivel que conlleva aceptación de las reglas de juego y un sutil deseo de, refinar las pequeñas cosas de la acción cotidiana.

Cuenta la leyenda que una joven heroína, en su camino hacia el País de los Despiertos, atraviesa el bosque sorteando peligros y hechizando a los dioses y a las bestias. Una vez llegada al lugar, de pronto se da cuenta de que los lúcidos que allí moran, expresan más prudencia que coraje, más perseverancia que arrebato y sus miradas profundas abren caminos sin necesidad de espada. Allí encuentra personas iniciadas en la conciencia del Ser que se nombran como hermanos, que enseñan a contemplar todo lo que nos sucede desde la esencia.

Cuando se expande la consciencia, la presión del logro externo deja paso a la prioridad de la observación interna. Ahora, el antiguo brío se convierte en refinado equilibrio de las propias fuerzas. POCO A POCO, NACE EL DISCÍPULO DEL ESPÍRITU QUE, TRAS SUCESIVAS INICIACIONES, DESPLIEGA Y EXPANDE LA CAPACIDAD DEL DARSE CUENTA.

Desde este estado de progresiva maestría, observa que todo encaja solo y qué gran alcance tienen los propios pensamientos y palabras en el mundo de la materia. Y si antes lo importante era qué hacer en la vida, ahora lo que demanda atención es el cómo hacer las cosas de cada día. Si antes aquel guerrero soñaba con grandes victorias, ahora se inicia en el sutil y anónimo mundo de la apertura de conciencias y la sanación de heridas abiertas. Si anteriormente enfrentaba obstáculos oponiendo su gran fuerza, ahora fluye como agua serena que acaricia todo por donde pasa.

La llamada -madurez- es una forma de sabiduria que alcanza su cima con el conocimiento llevado a la practica a lo largo de los años. Un camino que vacía la conciencia de intención mental y dualidades varias. Un punto de encuentro en el que se dan cita el poder de lo pequeño, la inocencia consciente y la espontaneidad perfecta. Cuando uno llega a ese estado de madurez, se funde certero no sólo en la esencia del conocimiento, sino también en el núcleo de la vida misma.

El ser humano que aprendió a vivir el presente en plenitud, está listo para servir de ayuda a quien se lo pida, sin ruidos, sin titubeos, con la disciplina de la espontaneidad suprema. Cada pequeño movimiento, aunque entrenado y repetido, es nuevo, sin memoria, sin afán, tan sólo con la consciencia despierta.

HAY UN MOMENTO EN LA VIDA EN EL QUE YA NO SE BUSCA EN LOS CIELOS NI TAMPOCO EN LAS GRANDES GESTAS. SIMPLEMENTE, UNO OCUPA SU LUGAR EN EL MUNDO Y CONVIERTE LO PROFANO EN SAGRADO, MIENTRAS PONE EN CADA MOVIMIENTO ATENCIÓN Y CONSCIENCIA.

ES LLEGADO EL TIEMPO PARA HACER AFLORAR LA ESENCIA EN LAS PEQUEÑAS COSAS BIEN HECHAS. YA SE SABE... EL CANTO DEL PÁJARO, LA BRISA DEL ATARDECER, LA DISTANCIA QUE SEPARA EL TRABAJO DE CASA... ¿ACASO BUSCA USTED EL CIELO? ... ALGUIEN DIJO QUE PARA CONSEGUIR TAL LOGRO, TAL VEZ CONVIENE COMENZAR A PERFECCIONARSE EN LA TIERRA.


sábado, 16 de septiembre de 2017

REFLEXIONES EN TIEMPOS REVUELTOS (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

REFLEXIONAR ES UNA COSTUMBRE QUE EL SER HUMANO ESTÁ PERDIENDO, CUANDO ES ALGO FUNDAMENTAL EN NUESTRA VIDA, SOBRE TODO EN LA TOMA DE DECISIONES, QUE SON LAS QUE DETERMINAN NUESTRO FUTURO.

Hoy voy a compartir con ustedes unas cuantas reflexiones que uno va anotando a lo largo de la vida, con el deseo que les sean útiles y les ayuden a sentirse mejor, no solo las lean, siéntalas en su total profundidad.

La sociedad actual nos sitúa bajo el yugo de ser los mejores, de tener lo máximo posible, de dar lo mínimo, de dejar para mañana los sentimientos, de ocultar las emociones, de pasar poco tiempo con los que amamos, de dejar la vida escapar sin darnos cuenta de las ganas que tenemos de vivirla en plenitud.

TODO LO POSPONEMOS Y EN REALIDAD, SOLO TENEMOS EL MOMENTO PRESENTE.


PENSAMIENTOS PARA PENSAR

*La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos pero temperamentos más cortos, autopistas más anchas pero puntos de vista más estrechos. 

*Gastamos más pero tenemos menos, compramos más pero disfrutamos menos.

*Tenemos casas más grandes pero familias más pequeñas, más compromisos pero menos tiempo.

*Tenemos más títulos pero menos sentido común, más conocimiento pero menos criterio, más expertos pero más problemas, más medicinas y menos salud.

*Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero hemos reducido nuestros valores.

*Hablamos mucho, amamos poco, odiamos demasiado.

*Aprendimos a armar una vida pero no a vivirla plenamente.

*Hemos conquistado el espacio exterior pero no el interior; limpiamos el aire pero intoxicamos nuestras almas.

*Tenemos mayores ingresos, pero menos moral.

*Estos son tiempos de personas más altas con caracteres más débiles, con más libertad pero menos alegría, con más comida pero menos nutrición.

*Son días en los que llegan dos sueldos a casa pero aumentan los divorcios; son tiempos de casas más bonitas pero hogares rotos, un tiempo con demasiado en la fachada y poco de puertas adentro.

*Cada día que vives es una ocasión especial, por eso... "No guardes nada para una ocasión especial".

*Pasa más tiempo con tu familia y amigos y menos tiempo trabajando.

*Las frases "algún día", "uno de estos días"... quítalas de tu vocabulario.

*Si vale la pena hacerlo, oírlo, verlo, quiero poder disfrutarlo ahora.

*Si supiéramos el tiempo de vida que nos queda, seguramente desearíamos estar con nuestros seres queridos, iríamos a comer nuestra comida preferida, visitaríamos los sitios que amamos... 

*Son muy pocas las cosas que nos harían enfadar si supiéramos que nuestras horas están limitadas...

*Enfadados porque dejamos de ver a nuestros mejores amigos, enfadados porque no escribimos aquellas cartas que pensábamos escribir "uno de estos días", enfadados y tristes porque no dijimos a nuestros padres, hermanos, sobrinos, amigos, cuánto los queremos.

POR ESO... NO INTENTES RETARDAR, DETENER O GUARDAR NADA QUE LLENE DE RISA Y ALEGRÍA TU VIDA, CADA DÍA, HORA, MINUTO, SEMANA, ES ESPECIAL. AHORA ES UN MOMENTO ESPECIAL.

EMPIEZA DESDE DONDE ESTÉS A DAR ESE TOQUE DE CALIDAD A TU VIDA, QUE TE AYUDARA SER FELIZ Y EXPANDIR ESA FELICIDAD A TODOS LOS QUE TE RODEAN.


viernes, 15 de septiembre de 2017

EL UMBRAL DE NUESTRO BIENESTAR


TODOS SOMOS CONSCIENTE DE QUE NO CORREN BUENOS TIEMPOS, PARA CASI NADIE, SON MOMENTOS DONDE REINA LA CONFUSIÓN, EL MIEDO A UN FUTURO QUE PINTA INCIERTO, LAS CONSECUENCIAS DE UNA CRISIS ECONÓMICA DE LA QUE AÚN NO HEMOS SALIDO, LA INESTABILIDAD LABORAL ……………

EN ESTA SITUACIÓN ES MUY NORMAL QUE A VECES NOS PAREZCA QUE NOS FALTA LA VIDA. QUE TODO ES DEMASIADO PESADO Y QUE UNO VA DEMASIADO LENTO.

A veces uno siente que el ruido de afuera nada tiene que ver con lo que pasa en nuestro interior y hasta las risas de otros, nos molestan. Nos molestan los gritos, lo rápido, lo novedoso, lo diferente y hasta que nos cambien las cosas de lugar dentro de nuestras pequeñas rutinas. 

Cuando se pierde ese ánimo que alegra nuestra existencia, todo parece caer en un vertiginoso descenso imparable hasta el fondo del alma.

A veces no sabemos por qué perdemos fuerza en nuestro ánimo, otras sabemos muy bien las razones. En cualquier caso abrimos la puerta a la debilidad corporal y a la flaqueza menta por lo que estamos expuestos a cualquier quiebro de la salud tanto la física como la emocional.

Es como si dijésemos al cuerpo: …” Aquí estoy, derrotado y vencido. Tengo la seguridad que todo sale mal a mi alrededor, que soy la causa de un cúmulo de problemas que no terminan de resolverse y que en esta situación solamente puedo empeorar.”

DE ESTE MODO, PUEDE RESUMIRSE NUESTRO ESTADO DE ÁNIMO CUANDO ESTAMOS POR DEBAJO DEL UMBRAL DE NUESTRO BIENESTAR.

Sin embargo, estaría bien hacer un listado de las cosas que nos gustaban, de aquello que nos ilusionaba, de nuestro secreto deleite o de lo que antes nos motivaba y de lo que aportaba felicidad a nuestra vida. Hay que hacer un esfuerzo por salir de ese estado de hundimiento, del malestar crónico.

Una buena forma de empezar es hacer pequeños cambios, en el día a día, cambia de corte de pelo, viste distinto, prueba otra colonia, respira aire en otro lugar, llama a esa persona de la que siempre te acuerdas y a la que nunca acudes, tómate un buen café con quien desees, habla, escucha, siente y deja que todo suceda, que todo fluya lentamente.

En ocasiones, simplemente con creer en que estas dando un paso adelante en la mejoría, es suficiente. Mañana serán dos. Muy pronto te encontrarás siendo él o la de siempre, incluso mejor.

RECUERDA QUE NADIE PUEDE HACERLO POR TI. POR MUCHO QUE TE QUIERAN. POR MUCHO QUE INTENTEN AYUDARTE. TÚ ERES EL ÚNICO DUEÑO DE TI MISMO Y DE TU SENTIR. HASTA QUE TÚ NO DES EL PRIMER PASO, NADIE PUEDE AYUDARTE, CUANDO HAGAS EL PRIMER CAMBIO POR MÍNIMO QUE SEA, YA HAS EMPEZADO A GANAR.

DATE EL TIEMPO QUE NECESITES PARA QUE TODO SE RECOMPONGA. ESPERA. OBSERVA. SIENTE CÓMO TODO SUCEDE. Y LUEGO DA LAS GRACIAS, PORQUE SIEMPRE HAY QUE SER AGRADECIDO. ¿A QUIÉN? QUÉ MÁS DA………….A QUIEN CORRESPONDA, PERO DA LAS GRACIAS.


miércoles, 13 de septiembre de 2017

LO QUE NADIE VE DE NOSOTROS

GRAN PARTE DE NUESTRA VIDA ES INVISIBLE, TANTO PARA NOSOTROS MISMOS COMO PARA LOS DEMÁS. UN GRAN NÚMERO DE SUCESOS ACONTECEN DELANTE DE NOSOTROS SIN SER VISTOS Y POR SUPUESTO SUCEDEN DELANTE DE LOS DEMÁS SIN QUE ELLOS TAMPOCO LOS VEAN. 

Muchas de las emociones y sensaciones que tenemos nunca llegan a salir de nosotros, nos sucede lo mismo con pensamientos que quedan silenciados por no herir a otro o por que las circunstancias no son las adecuadas y en la mayoría de los casos callamos simplemente por quedar bien con los demás y cumplir con lo que de nosotros se espera. 

MUCHOS DE NUESTROS SENTIMIENTOS SE VA SIN SER ESCUCHADOS, SIN SALIR DE NUESTRA BOCA, SIN TOMAR FORMA FUERA DE NUESTRO CORAZÓN.

Es evidente y conveniente que el resto no lo sepa todo. Pero en esos silencios, a veces, se deja en reposo demasiada información importante, demasiadas lágrimas contendías, demasiado dolor disimulado que cuando miramos a los ojos a la otra persona pareciese que hubiésemos puesto las primeras piedras de un muro con las que empezamos a aislarnos del resto.

Sin embargo, también a veces en lo invisible, está precisamente la salud de nuestras relaciones con todo y con todos. Aquello que no se dice, lo que incluso a pesar de hacernos tanto daño tampoco haría ningún bien fuera de nosotros, es lo que mantiene la posibilidad de continuar más allá de lo que incomoda, enfada o entristece.

ESTAMOS LLENOS DE LO QUE LOS DEMÁS NO VEN. LLENOS DE SILENCIOS SONOROS, DE GRITOS AHOGADOS, DE LAMENTOS OCULTOS EN LO MÁS PROFUNDO DE NUESTRO SER.

No se puede vivir a golpe de corazón. Los humanos terminamos olvidando lo más importante, lo que nos hace sentir bien. Se esconde lo que parece que no es conveniente, aunque nos cause dolor por dentro aquello que nos gustaría decir.

OTRAS VECES UNO PIENSA, QUE POR MUCHO QUE SE DIGA HAY OÍDOS QUE NO ESCUCHAN, MENTES QUE NO SE ABREN Y MIRADAS QUE NO MIRAN. PORQUE ES MÁS SENCILLO IGNORAR QUE ENTENDER.

En definitiva, lo que nos enseña la vida con las lecciones que nos va poniendo en el camino es que, efectivamente, nuestro cerebro nos protege de los ataques del exterior y aprende muy pronto a salir airoso en las batallas sorteando obstáculos, guardando silencio o incluso, en ocasiones haciendo parecer que somos tontos.

LO IMPORTANTE ES QUE NOSOTROS SEPAMOS QUE NO LO SOMOS. EL RESTO ES PURA CORTESÍA PARA PODER SEGUIR VIVIENDO EN SOCIEDAD CON UNA CIERTA TRANQUILIDAD Y SIN DEMASIADOS PROBLEMAS.


martes, 12 de septiembre de 2017

NO OLVIDES ESTO: SIEMPRE SE PUEDE COMENZAR DE NUEVO

A VECES LA VIDA SE DETIENE PARA NOSOTROS Y SIGUE SU CAMINO MIENTRAS NOS QUEDAMOS ESPERANDO AL BORDE DEL CAMINO, NO SABIENDO MUY BIEN QUÉ. ESTA SENSACIÓN, ESTE SENTIMIENTO CREO QUE TODOS LE TENEMOS ALGUNA VEZ A LO LARGO DE NUESTRA VIDA 

¿Cómo se puede luchar tanto por alcanzar una meta y cuando estás a punto de conseguirla, más cerca que nunca de tocarla con los dedos…todo se derrumba en tu interior?

¿De qué forma las fuerzas te abandonan antes de darles permiso para que se marchen y te dejan rendido a los pies de la cumbre de tus sueños sin poder alcanzar la victoria?

POSIBLEMENTE EL FANTASMA DE LA DERROTA MERODEÓ SIEMPRE DURANTE LA BATALLA. Tal vez uno no se cree merecedor de la conquista. Quizá el empeño puesto para que los laureles coronen nuestra cabeza se había caído antes de alcanzar el trofeo.

Y sin embargo LA FELICIDAD espera, siempre espera por nosotros. No es sencillo desprenderse de los estados de ansiedad, abatimiento, miedo e incluso de las arenas movedizas de una depresión.

No es fácil desenmarañar la red que aprisiona el alma y la deja en coma profundo. Es terrible ver pasar tu vida como si fueses un espectador ajeno a ti, siendo capaz de analizarla en toda su dimensión pero encontrándote atado de pies y manos para resolverla.

POSIBLEMENTE NADIE NOS PUEDA AYUDAR EN ESAS CIRCUNSTANCIAS Y DEBAMOS SER NOSOTROS MISMOS LOS QUE PARADÓJICAMENTE TIREMOS DE NUESTRO CARRO SIN ENCONTRAR LAS FUERZAS QUE NOS ACOMPAÑEN.

Pero tal vez nos ayude saber que no es necesario volver atrás, ni repasar lo que nos hizo llegar a tal estado, ni tratar de solucionar los viejos problemas que parecen responsables de nuestra decadencia. No hay que resolver nada de lo que ya pasó, es inútil perder el tiempo y gastar energía en algo que ya no podemos cambiar.

¿Qué hacer entonces? sencillo comenzar en el punto en el que nos encontramos. Posicionarnos en el aquí y en el ahora para empezar de nuevo; tal vez con un sentido diferente de la vida, más plano, más sencillo, menos lleno de cosas.

Comenzar con las rutinas diarias más humildes, las que hagan sentir bien a nuestra persona. Iniciar el cuidado de nuestro cuerpo para comenzar a gustarnos más, abrir nuestra mente a todas las posibilidades, llenar nuestro espíritu de paz, preparar los hábitos del orden externo que nos rodean, acomodar las pequeñas metas que nos impulsen al exterior y conseguir desde fuera ordenar lo de dentro.

SI NOS VEMOS MEJOR, SI DONDE VIVIMOS HEMOS PUESTO ARMONÍA, SI LA CALLE NOS PIDE NUESTRA PRESENCIA, PORQUE QUIERE RECOMPENSARNOS CON LA CONQUISTA DE ALGÚN FIN…ENTONCES Y SÓLO ENTONCES…LOS DUENDES DE NUESTRA ALMA INICIARÁN SU POSICIONAMIENTO HACIA EL LOGRO QUE LE CORRESPONDE.

¡COMENCEMOS SIEMPRE DESDE DONDE ESTAMOS!, ES EL ÚNICO PUNTO QUE NOS ASEGURA UN AVANCE SIN RETROCESO Y LO MÁS IMPORTANTE SIN SENTIMIENTO DE CULPA.