C.E.

C.E.
....

lunes, 30 de septiembre de 2013

EL RECONOCIMIENTO DE NUESTRA PERSONALIDAD


EL RECONOCIMIENTO DE NUESTRA PERSONALIDAD ES LA CLAVE, QUE NOS POSIBILITA LA REALIZACIÓN DE LOS CAMBIOS NECESARIOS QUE DEBEMOS HACER EN NUESTRA VIDA, PARA UNA EVOLUCIÓN CONSCIENTE COMO SERES HUMANOS Y PARA PODER SER NOSOTROS MISMOS EN EL CAMINO QUE DEBEMOS RECORRER.

LA EVALUACIÓN DIARIA DE NUESTRO SENTIR Y ACTUAR, MEDIANTE EL USO DE NUESTRA FACULTAD RACIONAL, ES UN ASPECTO FUNDAMENTAL EN LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD, DEL EQUILIBRIO Y DEL DESARROLLO DE UNA CONCIENCIA SUPERIOR.

Esta evaluación, lejos de ser improvisada o simplemente impulsada por circunstancias aleatorias de la vida, puede organizarse correctamente a través de un método muy sencillo y que, acompañado por un deseo de superación sincero de nuestra parte, traerá consecuencias inimaginables. 

El análisis de nuestra personalidad o estado de reconocimiento activo, implica un compromiso personal, una clara toma de conciencia de la responsabilidad que como seres racionales tenemos, para con nuestros semejantes y para con nosotros mismos.

La finalidad no es otra que la de ser capaces de cambiar o mejorar actitudes marcadas claramente por el personalismo, es decir, por un modo de actuar que implica solamente intereses egoístas motivados por sentimientos equivocados de orgullo o amor propio, que muchas veces disfrazan nuestros anhelos egocéntricos en supuestas virtudes.

En primer lugar, podemos realizar un diagnóstico identificando el problema a trabajar. Podemos analizar nuestras reacciones impulsivas, modos de expresión usados cotidianamente sin control, y encontrarnos con conductas tales como el ensimismamiento (nuestras emociones no se manifiestan y la comunicación con los demás está cortada o limitada a pocas palabras). 

Muchas veces esta conducta está motivada por enojos o caprichos hacia circunstancias adversas que no nos satisfacen ("quisiera que las cosas fueran distintas"), derivando también en desvalorización hacia nuestros afectos cercanos o a las pruebas que la vida nos depara para el impulso de nuestro progreso espiritual.

El ensimismamiento puede mostrarnos como una persona "ida", dispersa, muchas veces deprimida y con falta de alegría; otras, como seres violentos, irascibles ante la menor contradicción; y también como individuos caracterizados por la ausencia de ganas de hacer o cambiar, abandonando cualquier intento antes de llevarlo a la práctica.

Como parte de este diagnóstico inicial, reconociendo alguno de estos estados negativos, podemos intentar la etapa de la aceptación íntima de sus consecuencias en las conductas cotidianas, es decir, analizar de qué manera nos afectan estas emociones íntimas que comenzamos a analizar.

Allí podemos encontrar un estado bastante común como es el de la frialdad emocional, consecuencia directa de lo enunciado anteriormente, caracterizada por falta de iniciativa, ausencia de comunicación, desinterés por los otros, desgano. El excesivo personalismo, enfría nuestros sentimientos, provocando distanciamientos con nuestros seres queridos, conflictos internos e interpersonales, posteriormente, remordimientos y complejos de culpa.

TODO ESTE CUADRO, QUE PARTE DE UN SENCILLO ESTADO DE CONDUCTA MUY DIFUNDIDO (ENOJOS, CAPRICHOS, AMOR PROPIO HERIDO, ENSIMISMAMIENTO), TERMINA REDONDEANDO UN ESQUEMA QUE SE AUTOALIMENTA, DONDE NOS VEMOS ATRAPADOS, SIN TENER LOS ELEMENTOS PARA COMPRENDERLO Y MODIFICARLO.

Cosas que no nos gustan, propias o de los demás, desvalorización de distintas circunstancias, generando falta de agradecimiento, baja autoestima, frialdad, depresión, son estas conductas que podemos cambiar en la medida que reconozcamos su origen: nuestro propio orgullo y nuestro personalismo, fuente muchas veces de excesivas demandas y que terminan presionando en nuestro interior y en los demás, creando "visiones pesimistas de la realidad" y la falsa ilusión de que "es tarde para cambiar" o que no vale la pena intentarlo.

Es importante por todo ello, reconocer la importancia que tiene el análisis de la propia personalidad con todo lo que ello implica: debilidades para superar y virtudes donde apoyarse para el cambio. 


DE NOSOTROS DEPENDE LOGRAR ESTA INTROSPECCIÓN QUE REQUIERE DE MÉTODO, TIEMPO, SINCERIDAD CON UNO MISMO Y HUMILDAD.

Todos podemos iniciarnos en este reconocimiento activo de nuestra manera de pensar, sentir y actuar, porque todos podemos construir nuestro propio destino y ser hacedores entonces, de nuestra vida y de cómo decidimos vivirla.


LAS VIVENCIAS EN EL CAMPO DE LAS RELACIONES HUMANAS NOS ENSEÑAN CONSTANTEMENTE NUEVAS LECCIONES Y TAL VEZ SEA EL ÁREA DE EXPERIENCIAS MÁS SIGNIFICATIVA PARA LA EVOLUCIÓN MORAL DEL INDIVIDUO.

Internarnos en un reconocimiento activo de nuestra manera de pensar, sentir y actuar no debería significar un objetivo intrascendente, abstracto o sin resultados prácticos en nuestro desenvolvimiento cotidiano.

Por el contrario, la reflexión y el cambio pueden aportar significativamente una mejor calidad de vida desde el punto de vista de nuestro bienestar interior, en el ámbito de nuestras relaciones afectivas o cotidianas.

Mucho depende de nosotros y de la manera en que enfrentemos el problema. El cambio es posible. Primero mediante un correcto diagnóstico, analizando con sinceridad nuestro modo de ver y sentir las cosas, para luego establecer el plan de acción. 

Es importante como parte de ese sinceramiento íntimo la aceptación de las circunstancias, es decir, ser capaces de superar mentalmente el rechazo al cambio. Cuando algo nos afecta surgen las preguntas clásicas: ¿por qué a mí?, ¿justo ahora? Siempre vamos a encontrar resistencias internas y es este el momento de poner a prueba nuestra decisión y nuestra voluntad, de reconocernos tal cual somos, sin buscar culpables ni atenuantes. 

ENCONTRAREMOS LAS ENERGÍAS NECESARIAS, A TRAVÉS DE LA REFLEXIÓN DIARIA, TOMANDO ESOS PEQUEÑOS HECHOS COTIDIANOS COMO FUENTE DE SABIDURÍA INTERIOR. ESOS PEQUEÑOS HECHOS EN LOS CUALES PONEMOS AL DESCUBIERTO NUESTRO VERDADERO CARÁCTER Y QUE POSIBLEMENTE YA COMIENZA A SER UNA CARGA PARA NOSOTROS POR LOS CONFLICTOS QUE PROVOCA CON QUIENES NOS RELACIONAMOS.

En el momento del análisis, la inspiración en las leyes universales constituye una postura de humildad, quitándonos el personalismo excesivo y llevándonos al campo emocional, verdadero motor de las transformaciones íntimas.
Otro paso importante en nuestra determinación de cambio es la comunicación con las personas más cercanas afectivamente o con quienes podemos manifestarnos más cómodamente reconociendo con sinceridad nuestras limitaciones y errores. La reflexión íntima puede ser llevada a la práctica, posteriormente con quienes están afectados directamente por nuestra forma de ser, buscando comprensión y apoyo hacia este intento de cambio.

Seguramente, si nuestra postura es la correcta, encontraremos mucha receptividad en nuestros nuevos planteamientos y comenzaremos una nueva etapa de diálogo, marcada por las circunstancias previas, ya analizadas y reconocidas.

Es quizás, la parte más dura, enfrentarnos a los demás sin el caparazón de nuestro carácter, poniendo al descubierto nuestras limitaciones. Pero sin lugar a dudas, será el nacimiento de una nueva relación, descargando tensiones personales e interpersonales que alimentaban posturas antagónicas. Decir las cosas correctamente, partiendo de uno mismo, sin reproches, con sinceridad, deja la sensación en el otro de una puerta abierta, de una invitación a realizar las cosas de otro modo.

TANTO EN NUESTRO ANÁLISIS COMO EN LA COMUNICACIÓN ES NECESARIO EVITAR EMITIR JUICIOS SOBRE NADA NI NADIE.

Todos estamos sujetos a luchas, anhelos y presiones que condicionan el desarrollo de nuestra vida en determinados momentos. Por lo tanto, es importante comprender a nuestros semejantes dentro de su contexto, tan sólo buscando el acercamiento afectivo, sin exigencias, evitando la contundencia de juicios o conceptos definitivos o apresurados sobre situaciones o personas.

Si somos muy proclives a enojarnos y perder el control es importante estar preparados mentalmente para reprimir reacciones espontáneas de "amor propio herido". Si aún así necesitamos expresar nuestro enojo interno por algo que consideramos justo, debemos elaborarlo y sacarlo afuera apropiadamente, moderando la expresión y evitando quedar esclavos de nuestras palabras ofensivas.

EN LA MEDIDA EN QUE SEAMOS CAPACES DE LIMITAR NUESTRAS REACCIONES NATURALES O ACOSTUMBRADAS, CONOCIENDO MÁS A FONDO NUESTRO MAPA ESPIRITUAL, SIN SER PARTÍCIPES DE JUICIOS MAL INTENCIONADOS, EMPEZAREMOS A TRANSITAR UN NUEVO CAMINO, DE MAYOR BIENESTAR INTERIOR Y CON UNA VIDA LLENA DE RELACIONES MÁS INTENSAS, SINCERAS Y DE MAYORES ESTÍMULOS. Y ESTAREMOS CONTRIBUYENDO, NO LO DUDEN A CONSTRUIR ESE MUNDO POR TODOS DESEADO, MÁS JUSTO Y MÁS FELIZ. 

DISFRUTEN DEL VIDEO Y COMO SIEMPRE SAQUEN SUS PROPIAS CONCLUSIONES.

 

sábado, 28 de septiembre de 2013

EL DESCANSO FACILITA LA TRANSFORMACIÓN

LA PAUSA MENTAL Y EL REPOSO FÍSICO QUE PROPICIA EL DESCANSO ES NECESARIO PARA QUE EL CUERPO Y LA MENTE RECOBREN SUS ENERGÍAS DESPUÉS DE UN LARGO PERIODO DE TRABAJO, EN LAS DISTINTAS ACTIVIDADES DE NUESTRA VIDA EN EL DÍA A DÍA.

El descanso posibilita el reordenamiento de las ideas, evaluar las acciones o actividades realizadas durante el año y repensar si el tiempo y el esfuerzo que se le ha destinado a cada una nos reconforta emocional o espiritualmente.

Este balance imprescindible sobre lo que se ha hecho a nivel laboral, familiar, social incluida la implicación de nuestros sentimientos y pensamientos en todo ello, merece nuestro análisis sereno y el tomarnos el tiempo suficiente para que podamos valorar objetivamente, lo que hicimos con lo que nos propusimos, lo que sentimos al hacerlo con lo que creíamos que podíamos o debíamos sentir.

LEJOS DE ELABORAR SITUACIONES DE CULPA, ESTE TIEMPO DE DESCANSO INVITA AL REPLANTEO OBJETIVO, SINCERO CON UNO MISMO, Y DEBE PROPICIAR DESEOS DE CAMBIOS, DE RENOVACIÓN EN AQUELLOS ASPECTOS QUE NUESTRA CONCIENCIA NOS RECLAMA CON INSISTENCIA.

Escuchar estas voces profundas que emanan de nuestros propios compromisos espirituales, establecidos en concordancia con leyes de progreso universal, implica una actitud madura, propia del espíritu que entiende que renovarse es vivir. El continúo renovarse, desechando día a día los juicios, la incomprensión por los errores y actitudes ajenas, la intolerancia y el egoísmo, da por resultado la confianza en uno mismo, la generosidad de sentimiento, la dulzura de la comprensión.

LA VIDA, SUS LUCHAS, SUS NECESIDADES, NOS INVITAN CONSTANTEMENTE A TRANSFORMARNOS. Dicha transformación, tiene por objeto abrir nuevos horizontes a las necesidades del alma, y la esencia del alma es el amor. Origen y finalidad de la existencia, éste se consigue en el continuo renovarse del espíritu que anhela transitar por caminos de mayor bondad y tolerancia, acorde al bien que ya comprende como una verdad divina.

En este paréntesis de las actividades materiales, si sabemos y queremos propiciarlo, el espíritu recobra sus alas, el tiempo y la distancia pierden rigidez e inmediatez y el individuo puede planificar tareas que contemplen otras facetas de su ser como persona que desea espiritualmente enriquecerse y proyectarse a la humanidad. Parte de esa humanidad que siempre nos aguarda, es la familia: son ellos los primeros que deben ocupar nuestros desvelos, nuestro tiempo y preocupación, pero no son los únicos.

Para el amor y la solidaridad no hay límites, distancias, prejuicios, excusas, porque la vida nos invita a proyectarnos generosos en cada ser que está cerca y necesita de nuestra ayuda material, consejo espiritual, apoyo emocional. Renovarse en la solidaridad es una manera trascendente de ejercer lo que tantas veces se ha pregonado en forma oral, escrita desde tantos rincones y sitios.

PORQUE DARSE UN TIEMPO PARA LOS DEMÁS, ES DARSE UN TIEMPO PARA UNO MISMO Y SENTIRSE LUEGO, VITALIZADOS CON LA ENERGÍA FÍSICA Y ESPIRITUAL DEL AMOR QUE NOS RECONFORTA EN LA ALEGRÍA Y LA PAZ DE CONCIENCIA.

Por ello sería importante aprovechar, cada uno según sus posibilidades, el tiempo del descanso físico, para planificar otras tareas, en forma individual, familiar o a nivel institucional, pero todas ellas teñidas de generosidad y comprensión por los demás. Prioricemos nuestras actividades, reubiquemos nuestros valores y en concordancia con lo que se entiende y se siente por deber, responsabilidad, compromiso de vida, planifiquemos la nuestra.

PORQUE ES IMPORTANTE QUE TODOS PODAMOS SER ARQUITECTOS DE NUESTRA EXISTENCIA Y PODAMOS CONSTRUIRLA SOBRE LOS FUERTES PILARES DEL AMOR, EL RESPETO, LA COMPRENSIÓN Y LA SOLIDARIDAD, CIMIENTOS VALIOSOS QUE NOS RESGUARDARÁN DE FUERTES VIENTOS, CUANDO LAS LUCHAS Y TORMENTAS DE LA EXISTENCIA AMENACEN CON SACUDIRNOS.

TIEMPO DE DESCANSO, TIEMPO DE RENOVACIÓN, TIEMPO DE ASUMIR COMPROMISOS ESPIRITUALES Y DE PROYECCIÓN FAMILIAR Y AFECTIVA, AQUELLA QUE NOS SOSTIENE Y CONSTRUYE CADA DÍA, CADA HORA, EN CADA TRISTEZA Y EN CADA ALEGRÍA. 

Comparto con vosotros otro video magnifico para disfrutar el fin de semana.

 

jueves, 26 de septiembre de 2013

CUIDEMOS NUESTRA SALUD FÍSICA Y PSÍQUICA

LAS ALTERNATIVAS QUE LA EXISTENCIA NOS IMPONE, CARACTERIZADA POR LA COMPLEJIDAD Y LA VELOCIDAD DE LOS ACONTECIMIENTOS, REPRESENTAN UN AMBIENTE NO DEL TODO CONFORTABLE PARA EL SER HUMANO, MÁS AÚN CUANDO LAS MISMAS ADQUIEREN DIMENSIONES CONFLICTIVAS COMO LAS QUE ESTAMOS VIVIENDO DESDE EL PUNTO DE VISTA SOCIAL.

El malestar individual que puede tener diferentes manifestaciones, también nos afecta en nuestro entorno más íntimo, generalmente relacionado con nuestras emociones y afectos, lo cual da más complejidad a la situación al aislarnos de aquellos que más necesitamos en estos momentos.

Encontrar las condiciones que nos permitan restablecer el equilibrio interno puede ayudarnos a sortear las adversidades. No se trata de evadir la realidad ni de tomar una actitud contemplativa sobre los acontecimientos que nos tocan directa o indirectamente. Se trata de afrontarlos en la medida de nuestras posibilidades tratando de preservar no sólo nuestro entorno familiar, sino también nuestra salud física y psíquica.

DENTRO DEL PENSAMIENTO INTEGRAL QUE POCO A POCO SE IMPONE EN TODAS LAS DISCIPLINAS CIENTÍFICAS, LA SALUD ES EN REALIDAD UN FENÓMENO MULTIDIMENSIONAL QUE ABARCA UNA SERIE DE ASPECTOS FÍSICOS, PSICOLÓGICOS Y SOCIALES RECÍPROCAMENTE DEPENDIENTES.

El estrés es un ejemplo de ello, tratándose de un desequilibrio del organismo que responde a las condiciones ambientales. Si bien el estrés pasajero constituye un aspecto esencial de la vida como fase transitoria de desequilibrio por cambios bruscos entre un organismo y su ambiente, el estrés prolongado o crónico puede constituirse en la causa de muchas enfermedades.

Atender los requerimientos del cuerpo a través de la alimentación equilibrada y moderada, la actividad física y una conducta responsable respecto de todo lo que pueda ejercer una dependencia psicofísica constituyen medidas fundamentales que apuntan a preservar nuestro organismo.

Pero esto es sólo una parte de la realidad, coincidente con el pensamiento newtoniano del cuerpo humano como una máquina

 La realidad física y espiritual del ser humano requiere de la armonización de estos dos factores para preservar la salud integral del ser.

Varias líneas de investigación dentro de la medicina en varios países así lo entienden, intentando descifrar el componente multidimensional del ser humano y su repercusión en el área de la salud. 

La medicina energética o vibracional a través de varias disciplinas, es una de ellas, donde a partir del concepto einsteniano, interpreta al ser humano desde el punto de vista de la materia como energía.

Efectivamente, existen planos sutiles de la materia directamente vinculados al cuerpo humano con denominaciones diversas que comandan funciones fisiológicas y hormonales, donde tiene su origen la salud y la enfermedad, siendo afectados en gran medida por nuestro equilibrio psicoemocional en concordancia con factores nutricionales, genéticos y ambientales.

Esta nueva manera de interpretar y cuantificar el factor emocional y su impacto en nuestro cuerpo físico abre una brecha revolucionaria sobre la manera de encarar la salud, bajo una óptica más integral del ser humano, ponderando los factores espirituales no ya como valores abstractos sino con una dimensión real y efectiva sobre nuestra vida.

El asiento de estos factores emocionales es el espíritu, que transmitidos por los citados planos de energía, actúan sobre los precursores orgánicos. Poder ejercer un autocontrol de nuestras actitudes, conocernos en nuestras reacciones, pensamientos y sentimientos constituyen herramientas fundamentales en una nueva concepción de la salud en concordancia con los objetivos de evolución del espíritu.

LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL ES LA BASE ENERGÉTICA DE LA VIDA PORQUE ES LA ENERGÍA DEL ESPÍRITU LO QUE ANIMA AL SOPORTE FÍSICO. LA CONEXIÓN INVISIBLE ENTRE EL CUERPO FÍSICO Y LAS FUERZAS SUTILES DEL ESPÍRITU ENCIERRA LA CLAVE PARA LA COMPRENSIÓN DE LA ÍNTIMA RELACIÓN ENTRE MATERIA Y ENERGÍA.

La existencia y sus alternativas implican una experiencia inédita para el espíritu encarnado y depende de cada uno de nosotros asumirla como tal y capitalizarla apoyándonos en la valoración de nuestra propia capacidad de autorrealización, en el amor que recibimos y que brindamos como energía que revitaliza y en el ejercicio de brindarnos a quienes nos necesitan.

ESTA ACTITUD REFLEXIVA POR ENCIMA DE LA INMEDIATEZ DE LOS ACONTECIMIENTOS Y LAS REBELDÍAS NATURALES DEL ENTORNO, NOS ABREN NUEVOS CAMINOS DE COMPRENSIÓN SOBRE LO IMPORTANTE Y LO SECUNDARIO, SOBRE LO SUPERFLUO Y LO TRASCENDENTE ENTRANDO EN ARMONÍA CON LEYES UNIVERSALES QUE NOS SOSTENDRÁN EN NUESTROS OBJETIVOS DE VIDA.

PODER INTERPRETAR Y ASIMILAR ESTAS PRIORIDADES ES UN PRINCIPIO DE CAMBIO EN NUESTRA VIDA QUE NOS PERMITIRÁ DISFRUTARLA EN PLENITUD. 

Comparto con vostros este magnifico video, disfrutenlo.



 

miércoles, 25 de septiembre de 2013

LA DEMOSTRACIÓN DE NUESTROS AFECTOS

¿POR QUÉ NOS CUESTA TANTO DECIR TE AMO, A QUIEN AMAMOS? ¿POR QUÉ NOS CUESTA TANTO DECIR “TE QUIERO”? EN DEFINITIVA…. ¿POR QUÉ NOS CUESTA TANTO DEMOSTRAR LOS AFECTOS A QUIENES QUEREMOS?

Quizá la primera reflexión esta en nosotros mismos, en la actualidad contamos con numerosos estudios, realizados por psicólogos y sociólogos, donde demuestran que: “NADIE PUEDE DAR LO QUE NO TIENE”.

QUIZÁ POR ESO DEBEMOS TENERLO EN CUENTA MEDITAR SOBRE ELLO Y PENSAR, ¿NO SERÁ QUE IGUAL NO NOS QUEREMOS A NOSOTROS MISMOS LO SUFICIENTE Y POR ESO NOS CUESTA TANTO DEMOSTRAR LOS AFECTOS A LO DEMÁS?

Muchas gracias, buen día, cómo está, qué tal, felicidades, son palabras que normalmente usamos para comenzar una conversación o simplemente para ser amables a nuestro paso.

Pero cuánto más rico sería nuestro andar, si a esas palabras agregáramos un gesto de afecto y verdadero interés por los demás, regalarles unos minutos de atención y delicada comprensión. Tratar por un instante de compartir con ese ser su experiencia en la vida, enriqueciéndonos mutuamente del contacto, experimentando el dar y recibir más a menudo.

TODOS NECESITAMOS DE LA DEMOSTRACIÓN AFECTIVA, SOMOS SERES PERMEABLES, DEPENDEMOS CONSTANTEMENTE DE LOS DEMÁS. COMO SERES GREGARIOS, NECESITAMOS LA APROBACIÓN DE NUESTROS ACTOS, SENTIRNOS QUERIDOS Y PARTE DEL MUNDO.

La idea no es pasarnos el día en esta actividad, a nadie le sobra el tiempo, pero sí aprovechar los momentos en que salimos a realizar un trámite, una tarea en la calle o en ámbitos donde trabajan otras personas y dedicar ese ratito a mirar viendo y no a caminar abstraídos del mundo, ajenos a todo, demostrando una actitud desinteresada, poco comprometida con las personas que nos rodean.

Empezando con cosas así de sencillas, nos daremos cuenta del grado de enajenación en el que normalmente estamos inmersos.

 No esperamos llegar a los extremos, a que un sacudón nos devuelva el verdadero sentido de la vida, reflexionemos, paremos un poco y empecemos a vivir cada momento, cada experiencia que nos ofrece la existencia, para aprovechar el día sin sentir esa intranquilidad constante, fruto de no darle a cada cosa su lugar, como si la ansiedad fuera una sobredosis insoslayable, un vértigo deseado para escapar consciente o inconscientemente de nuestras metas espirituales.

Afrontemos las cosas con serenidad y hallaremos las respuestas de nuestros problemas en el sencillo intercambio con las personas, busquemos la pausa en la observación de un pájaro y su vuelo, en el disfrute de un cielo de atardecer, en la armonía de un árbol añoso, que nos enseña que la sabiduría de la templanza es lo que perdura, y que lo que cuenta no es la velocidad o la cantidad, sino la calidad de las experiencias. Esto es lo que hace crecer al espíritu en su camino evolutivo.

Es natural que creamos que a las personas que no corresponden nuestro afecto, no les interesa relacionarse con nosotros pero no siempre es así. Existen múltiples razones por las que las personas no se exteriorizan. Pero esto no dura mucho, si sabemos tocar la tecla adecuada.

Todos respondemos al afecto en sus variadas manifestaciones y al amor que es la llave de acceso a los sentimientos, a lo más oculto de nosotros. Sólo es cuestión de paciencia y comprensión. Las personas somos distintas y con experiencias de vida diferentes.

La propuesta es darnos el tiempo para vivir, amar y dar a los que nos rodean para ser más felices porque comenzaremos a vibrar, como seres espirituales de la Creación, en sintonía con las leyes que regulan el progreso universal.

Dentro de este contexto será más probable encontrar la serenidad y la intuición para resolver las verdaderas cuestiones que nos propone la existencia.

LA VIDA DE RELACIÓN NOS IMPONE DERECHOS Y OBLIGACIONES CREANDO UN MARCO SOCIAL DE CONVIVENCIA CIVILIZADA. PERO ESTA RELACIÓN TAMBIÉN IMPLICA INTERCAMBIOS CONSTANTES DE ENERGÍAS POSITIVAS, DE SENTIMIENTOS Y SENSACIONES INTERPERSONALES QUE NO ESTÉN REGLAMENTADAS PERO QUE CONTRIBUYEN A CREAR EL CLIMA DE CONVIVENCIA.

SER CONSCIENTE DE ESTA REALIDAD CREA UNA RED DE SOLIDARIDAD SOCIAL QUE AYUDA A LOS QUE LO NECESITAN Y NOS AYUDA A NOSOTROS MISMOS.

martes, 24 de septiembre de 2013

LA FE Y LA RAZÓN

LA FE ENCIERRA UN SIGNIFICADO MUY IMPORTANTE PARA LA VIDA DE MUCHAS PERSONAS. INVOLUCRA LA FORTALEZA QUE POSEE EL SER HUMANO PARA LLEVAR A CABO LO QUE SE PROPONGA. PORQUE FE ES CONFIANZA, CONFIANZA EN SÍ MISMO, EN SU CAPACIDAD DE TRABAJO PARA CONSEGUIR UN OBJETIVO O DE LUCHA PARA ENFRENTAR SUS PROBLEMAS CON LUCIDEZ, SENTIDO COMÚN Y AMOR POR LA VIDA. 

Este amor por la vida que aporta el entusiasmo para perseverar con dinamismo aún en los momentos más difíciles, rescatando el factor positivo de las experiencias vividas.

La fe es el sentimiento íntimo que relaciona al hombre con su Creador y lo impulsa a mantener una vida interior donde conviven la valoración de los momentos felices y la aceptación de las adversidades como un estímulo a su capacidad de trabajo, a su inteligencia y a su creatividad. Nos permite comprender que el dolor no constituye un castigo Divino sino una herramienta evolutiva para llegar a mayores niveles de sensibilidad y solidaridad con nuestros semejantes. Esta concepción de la fe nos permite acercar la vida en sus diferentes matices, rescatando en cada circunstancia de la misma, feliz o dolorosa, el mensaje que pretende dejarnos.

La fe en nosotros mismos no debe confundirse con la autosuficiencia que se acerca más a la soberbia que a la propia confianza. Por el contrario, debe tener el sello de la humanidad, que le da al hombre la convicción de que, más allá de lo que puede o no comprender, están las leyes universales rigiendo la evolución de los seres. 

La humildad predispone a la intuición y a la lucidez que son necesarias para resolver cada problema en su momento oportuno. Cuando el ser agota los medios para superar las dificultades es cuando debe elevar su pensamiento a Dios y sin claudicar en la lucha y en el esfuerzo, entregar su sentimiento de aceptación y fe.

Una fe vigorosa en la lógica de los procesos otorga perseverancia, energía y los recursos que permiten salvar los obstáculos, tanto en las cosas pequeñas como en las grandes empresas.

La hipertrofia de la fe asentada sobre un fanatismo religioso ha llevado a la humanidad a un sinnúmero de conflictos desdibujando su significado altruista y universal.

ESTE ABUSO A LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO HIZO PREVALECER LA RAZÓN SUPONIENDO QUE AMBOS CONCEPTOS, FE Y RAZÓN, SERÍAN IRRECONCILIABLES. SIN EMBARGO, ES POSIBLE ARMONIZARLOS PARA EL PROGRESO DE LA HUMANIDAD, A PARTIR DE UNA FE LÚCIDA, ORIENTADA POR LA RAZÓN Y NO CIEGA Y SIN QUE EL SER HUMANO DEBA ABDICAR DE UNA DE SUS MÁS VALIOSAS FACULTADES: EL RAZONAMIENTO, LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO Y SU LIBRE ALBEDRIO.  

SÓLO ES INQUEBRANTABLE AQUELLA FE QUE SE BASA EN LA COMPRENSIÓN, EL DISCERNIMIENTO Y LA INTERPRETACIÓN DE LOS HECHOS, AQUELLA QUE PUEDE MIRAR FRENTE A FRENTE A LA RAZÓN EN TODAS LAS EDADES DE LA HUMANIDAD.

Y ESTO ES POSIBLE, ADOPTANDO UNA ACTITUD ABIERTA DE ESTUDIO Y ANÁLISIS EN LA BÚSQUEDA DE NUEVOS CONOCIMIENTOS, AMPLIANDO NUESTRO CRITERIO PARA UNA MEJOR EVALUACIÓN DE LOS MISMOS. ESTA HA SIDO LA ACTITUD DE MUCHOS SERES HUMANOS ESTUDIOSOS DE LA FILOSOFÍA Y DE LA CIENCIA QUE CONTRIBUYERON AL PROGRESO DE LA HUMANIDAD.

LA RAZÓN NO ESTÁ REÑIDA CON LA FE. PORQUE MIENTRAS LA PRIMERA ESTIMULA NUESTRO INTELECTO, LA SEGUNDA ANIDA EN EL CORAZÓN DEL SER HUMANO Y LO IMPULSA AL CALOR DE LA ESPIRITUALIDAD, POSIBILITANDO UN ÍNTIMO ACERCAMIENTO CON TODO LO CREEADO. AMBAS SON NECESARIAS Y SE COMPLEMENTAN EN EL TRAYECTO EVOLUTIVO DEL ESPÍRITU.

lunes, 23 de septiembre de 2013

SOBRE LA SEXUALIDAD DE JESUCRISTO

Hoy comparto con vosotros un artículo que me ha enviado mi amigo lice moreno que siguiendo en su línea de investigación y estudio ha elaborado sobre un tema siempre interesante, como siempre les digo, una vez que lo lean….saquen sus propias conclusiones.

Es una colaboración de: LICE MORENO www.heliocentro.org

CADA VEZ QUE LLEGA UNA PREGUNTA A NUESTRA PÁGINA, ADEMÁS DE RESPONDERLA CON CARIÑO, NOS GUSTA PARTICIPARLA A OTROS TANTOS INTERESADOS EN NUESTRA LÍNEA ESOTÉRICA DE TRABAJO. POR SUPUESTO CON ABSOLUTO RESPETO A LAS VALORACIONES Y CREENCIAS DE CADA UNO DE LOS LECTORES DE LA MISMA. LA PREGUNTA EN CUESTIÓN ES LA SIGUIENTE:

P.- ¿Creen Vds. Que Jesucristo tuvo amores con María Magdalena?.....Y la remite Arcadio Remón Ventura de México DF.

Como han sido otros tantos que sobre este tema nos han preguntado a su vez y por ser un tema que desde hace 2000 años ha inquietado a propios y extraños. Vamos a responder de una manera amplia y ordenada para aportar nuestra humilde opinión:

Deberíamos comenzar diciendo que el Sexo es una función biológica consustancial al ser humano y por tanto no es ni buena ni mala. Es simplemente una cuestión fisiológica. Por lo que no deber ser moralizada ni instrumentalizada por nadie. En todo caso, como todo en la vida quizás deba aplicarse a dicha función la normal de exceso o defecto, pero nunca la de bueno, malo, pecado o virtud.

Por otra parte el celibato no solo no produce una mayor predisposición a la espiritualidad o santidad, sino que en la mayoría de los casos, representa un retroceso en la auto-realización humana y en las leyes naturales que rigen la procreación. Es decir; un ser que se abstenga del sexo no está más evolucionado ni tiene ventaja sobre otro que lo practica de cara a la espiritualidad.

Habría que situar la figura de Cristo en otro contexto histórico del que presenta la doctrina católica, para ver la génesis de su figura y sus valores humanos; que no divinos.

Cualquier persona que no está mediatizada por el dogma, difícilmente puede entender que la Virgen María habría concebido por obra del Espíritu Santo. Este “misterio” para muchos representa un encubrimiento intencionado de ocultar la verdadera paternidad del Maestro.

El Talmud Judío recoge un texto donde se afirma que la Virgen María habría concebido a Jesús de un soldado romano al que apodaban “Pantera” y tratándose de un invasor del pueblo Judío, que por aquel entonces estaba bajo la dominación romana, se consideraba una falta gravísima cohabitar con el invasor y el enemigo. Es por esto que a los primeros cristianos no les interesaba que se supiera esto y se inventaron la historia del “Espíritu Santo” En todo caso, ¿Esta historia es verdad o mentira? A nosotros nos da absolutamente igual, pues desde hace muchos años comprendimos que había que seguir el mensaje y no al mensajero. Pues ningún ser nacido de madre puede ser adorado como Dios.

Pero Jesucristo no era bien visto por los judíos, no tanto por lo que dijera o predicara, sino por su origen ilegítimo a la luz de un pueblo celoso de su identidad. Y de ninguna manera podían aceptar que un hijo del enemigo les diera clases de ética o de moral.

Cuenta la tradición religiosa que la Virgen fue visitada por los “Reyes Magos” que vinieron de Oriente. Y efectivamente vinieron de oriente; más concretamente de la India (Leed “El misterio que vino del Frio” de sección libros www.heliocentro.org) Y no eran precisamente reyes, sino lamas Tibetanos que habían visualizado previamente el nacimiento del Cristo. Y concretaron un plan por el cual a los 13 años del niño, retornarían para llevárselo a la India e instruirlo en los valores budistas. Y hacia esa edad, Jesús fue llevado con las caravanas de la Ruta de la Seda a los diversos monasterios donde aprendió hasta los 29 años en que retornó a Palestina, pero con más sabiduría y con más madurez. ( En la Red: San Issa y Nicolás Notovich)

Al llegar de nuevo a su tierra. Se reanudó el clima de rechazo de los Escribas y Fariseos, que renovaron la historia de su ilegitimidad. Jesús necesitaba el aval de alguien sin tacha y con el suficiente prestigio para que su predicación pudiera tener éxito y escogió a “Los Mandeos” que eran un grupo capitaneados por Juan el Bautista que seguían una tradición gnóstica traída de Egipto.

Juan el Bautista era el ser más prestigioso desde el punto espiritual de aquel tiempo y Jesús solicitó ser admitido en la secta, no solo por el hecho de ser avalado por el Bautista, sino porque debía de cumplirse el Karma de antaño. Es decir; Tal y como afirma Yogananda Jesús en su vida anterior habría sido Eliseo; el discípulo de Elías. Y en este tiempo Juan el Bautista, tal y como afirman los textos sagrados era la reencarnación de Elías. Es por esto que Jesús debía ser avalado por su maestro el Bautista y así realizar su misión en el mundo.

Los Mandeos también conocidos como Sabeos y Nazareos tienen entre sus principios la obligación de casarse y procrear, tienen por tanto el celibato como una falta grave en su doctrina. Es por esto que Jesús se vio en la necesidad de casarse si quería entrar en la Secta.

Estas afirmaciones están bien recogidas por su libro principal El Ginza, donde no solo viene la doctrina de este grupo, sino la amonestación a Jesucristo, porque después de morir el Bautista, abandonó la Secta y formó su propio grupo. Los Mandeos consideran a Jesucristo un falso profeta que practicaba la magia y había sido concebido por una mujer indigna.

Estos testimonios tienen un marcado peso histórico, puesto que los Mandeos son anteriores al cristianismo y sus escritos son contemporáneos a su tiempo, mientras que el primer Evangelio data de 70-90 años después de la muerte de Cristo y por tanto los textos cristianos tienen menos fuerza documental.

El libro y la película “El código da Vincí” ha causado un enorme revuelo entre los creyentes. Pero este libro es una novela, mientras que los Escritos Mandeos son testimonios vivos y tradicionales de aquel tiempo. 

Existen fuentes teológicas que afirman que la famosa “Boda de Canaan” donde Jesús convirtió el agua en vino, no era sino su propia boda con María Magdalena.

Por otra parte en el Pueblo Judío de aquel tiempo era casi obligado en una edad adulta casarse. Y es poco probable que Jesús se abstuviera de esta tradición y por otra parte los evangelios expresan una gran afinidad entre el Bautista y Jesús y por tanto, su casi segura afiliación Mandea, que como antes citamos, obliga a sus miembros al matrimonio si quieren ser consagrados sacerdotes.

Al margen de estas citas y testimonios históricos, hay que tener una malvada imaginación para atribuir a una función puramente fisiológica la connotación de “pecado” Sin duda la Iglesia Católica ha amargado la vida psicológica de todos sus adeptos, que cada vez que ejercitaban esta función, caía sobre ellos las penas del infierno, puesto que solo se podía hacer el amor para procrear y dentro del matrimonio. Esta macabra norma religiosa no encubría sino una dominación sobre los pobres infelices que siguiendo el “ejemplo de Cristo” no podían de ninguna manera practicar el sexo.

Las religiones no son sino los primeros peldaños hacia una integración en la verdadera espiritualidad, por lo que antes o después del ser humano prescindirá de dogmas, liturgias y misterios, para adentrarse en una conciencia más humanística, donde no existan intermediarios entre Dios y los hombres y templos de piedra. Donde el pecado, el cielo y el infierno se vean con el tiempo, como un cuento para niños o bien para adultos poco cultivados.

Si Jesucristo no practicó el sexo, pues sinceramente se habría perdido una de las formas de expresión más ricas de la naturaleza humana para canalizar el amor, la ternura y la dependencia hacia su ser querido.

Hemos recuperado de uno de nuestros libros “El diario de un vidente” un tema que hace alusión a la sexualidad y que puede dar el broche final a esta respuesta.

FIGURAS RELIGIOSAS

Al tiempo de escribir esta experiencia, se activan en mí, resortes inconscientes de pecado. Digo esto por haber vivido en mi infancia el tiempo más recalcitrante de Franco y por tanto una educación fuertemente dogmatizada por los conceptos religiosos El decir una palabra malsonante, no asistir a la misa dominical, decir alguna mentira piadosa y por supuesto tocar el tema del sexo, era necesariamente pecado. Y cuando hablo de pecado, estoy refiriéndome a un sentido neurótico de culpa, que acabaría con mis huesos en el fuego eterno, con dolores insufribles y privado de todo lo maravilloso que te ofertaba la vida. Bastaba con salir de casa y fijar tu pensamiento en la vecinita de enfrente para que se disparara el mecanismo de pecado en tu interior. De una u otra manera, vivíamos en un mar de culpa constante. Temerosos de infringir las Leyes Divinas; por no decir nada de las humanas, que en igual medida estábamos padeciendo. Siendo niños, pensábamos que los comunistas eran unos señores condenados al infierno y que tenían rabo. ¡Qué tiempos!

Por eso al contaros esta experiencia afloran los viejos recuerdos. Por otra parte debo comentar que estas experiencias además de ser subjetivas; es decir, que pueden ser ilusorias, parten de un profundo respecto a las creencias religiosas y morales de cualquier creyente.

Estaba mirando al techo cuando fui arrebatado en la noche. Se presentó una figura entrañable, que irradiaba armonía y bondad. Me dio la mano, como si de un niño se tratara y me dijo: - Mira a mi Madre- En el mismo instante vi a la Virgen María. Tenía cerca de treinta años. Mujer bella y decidida, con un cierto encanto silencioso en su porte aristocrático. Vi que estaba haciendo el amor con un hombre, Pero siguieron otras imágenes idénticas en las que María hacía el amor con otros hombres. Lo curioso es que yo en la vivencia astral, me parecían imágenes normales, incluso de cierta ternura. Luego vi al propio Jesús el Cristo haciendo el amor con María Magdalena. Percibía incluso el cálido amor de ambos personajes. En aquellas experiencias no veía en ellos ni pecado, ni culpa, ni dolor, ni nada por el estilo. Como bien he dicho, todo lo contrario, incluso cariño y atracción espiritual. Mientras que en este nivel consciente, como he dicho, se activaban sentimientos de vergüenza o de desaprobación.

Pasaron estas imágenes y otro ser con túnica blanca reemplazó al primero. Ahora me mostró a varios de los apóstoles de Jesús. Algunos tenían mujer e hijos. Casi todos eran personas muy humildes y en cierta medida representaban niveles culturales muy bajos. Tenía la sensación de estar ante personas un poco fanáticas y simples, pero humildes y leales. Y en la medida que veía a estos pobres seres, se producían en mi interior fuertes contradicciones internas puesto que aquellos seres tan ponderados por los educadores de mi tiempo, no eran sino seres normales. Yo me sentía como si estuviera violando algún secreto, como si estuviera traicionando algo sagrado. En definitiva, la experiencia me estaba resultando desagradable y sorprendente. En mi mundo astral todo era bueno, y en mi mundo físico de prejuicios todo era decepción.

Me mostraron a varias mujeres que seguían a Jesús en aquel tiempo, Marta, María y otras tantas. Las veía normales, algunas bien parecidas, pero otras absolutamente normales, incluso, y según el prototipo de belleza que tenemos en la actualidad, feas. Pero por el contrario irradiaban belleza interior, algo bueno y positivo.

De una u otra manera estaba viviendo una dicotomía compleja de explicar. Puesto que las formas, los ademanes, las actitudes humanas de todo el grupo eran más bien normales, por no decir toscas y poco refinadas, mientras que la vibración de sus espíritus era bella, elevada y beatífica.

Mi acompañante estaba observándome. Sentía con atención mi turbación y sonreía, como un padre compasivo y experimentado ante su propio hijo, inexperto y timorato. Luego dijo: Todos los seres humanos que encarnan en la tierra expresan virtudes y defectos. La materia vive en una constante bipolaridad de la que nada ni nadie se puede sustraer. Estos personajes que has visto y otros tantos semejantes de las otras religiones eran seres humanos. El misterio no está en ellos, sino en la lógica invisible de las Leyes superiores. Ellos fueron la expresión micro-cósmica, de movimientos trascendentes en la dimensión astral. Lo que es arriba, es abajo.

Yo sabía perfectamente lo que me decía puesto que como he citado muchas veces, la muerte de Jesús el Cristo provocó un cambio del Sol, tal y como Plinio el Viejo lo recoge en sus crónicas. Sabía que cada apóstol de Jesús representaba, cada uno de los doce planetas del Sistema Solar. Y sabía que sus muertes en la tierra representaban cambios evolutivos en el Sistema Solar y por tanto en cada ser humano que mora en el mismo. Las leyes fundamentales del esoterismo dicen claramente que “como es arriba es abajo”. Es decir que existe un principio de correspondencia entre la materia y el espíritu, entre nuestra dimensión y la superior. Pero lo que me había dejado perplejo era las acciones sexuales de los personajes. El hombre de túnica atajó mis pensamientos enviándome una imagen junto a una reflexión hablada:

¿Quieres decir que todas las madres del mundo son indignas por haber hecho el amor para concebir a sus hijos? ¿Quieres decir que cuando tus padres se han acariciado para expresar su mutuo amor; están en pecado? El problema del hombre es atribuir a unos seres de materia corruptible todas las virtudes y poderes que os gustaría tener o que no alcanzáis. Habéis magnificado unas figuras humanas, atribuyéndoles el “mito del Superhombre” y habéis hecho que se siga al mensajero y no al mensaje. Lo que importa es el mensaje y las acciones anteriores de naturaleza superior que se mueven en el lado invisible.

Al ver todas aquellas imágenes, que siendo divinas, actuaban como humanos se me ocurrió pregúntale:

¿Quieres decirme que Jesús o la Virgen han tenido también defectos? 

Todo ser encarnado en vuestro planeta tiene defectos. Puesto que el hombre, aun sin desearlo expresa proporcionalmente el alma colectiva de toda la Humanidad. Si hay un solo hombre enfermo una seis millonésima parte de tu célula se enferma. Si se comete una injusticia, no es sino la expresión de una Humanidad equivocada y tú eres parte de esa Humanidad en lo bueno y para lo malo. Os es imposible entender este concepto puesto que vuestro Ego ha derivado en egoísmo.

¡Bueno!, Pero Jesucristo es un modelo para los hombres y lógicamente la Virgen es un modelo para las mujeres.

Si naces negro, ¿aceptarías un Dios blanco? Si naces blanco ¿entenderías que Dios fuera gro y por tanto discriminara tu color de piel? No. Ese es vuestro error y vuestra frustración constante. Son las virtudes que expresa el ser humano las que deben ser vívidas como modelos, nunca el ser en sí. Jesucristo tenía una tarea específica y la hizo. Tú tienes tu propia autorrealización, pero nunca podrías ser El, ni sería deseable que lo fueras. El, cómo hombre, tenía que auto realizar y pulir su espíritu igual que lo tienes que hacer tu, cada uno en forma distinta pero os es imposible entender que El y tu sois parte de la misma realidad. Sois Dios. Sólo quien ha separado su Ego del Todo puede disociar, puede comparar y puede adorar a otro Ego. El que ha entendido que todo forma parte de una realidad jamás podría deificar a otro ser humano y mucho menos adorarle. Sólo desde esta perspectiva entenderíais que cuando muere Cristo, cambia la longitud de onda y la frecuencia del Sol. Que cuando la Virgen da a luz, se modifica el magnetismo terrestre. Que cuando mueren los apóstoles, se modifican las condiciones psíquicas de cada planeta del Sistema. No podéis entender que Dios vive en Fleming, salvando millones de vidas humanas, o en Einstein, entregándoos la omnipotencia.

¡Pero Einstein y Fleming no son seres espirituales, sino científicos! 

Vosotros habláis de espiritualidad. Nosotros preferimos hablar de evolución. Nosotros vemos a Dios encarnado y viviendo en un simple mosquito al igual que lo vemos en uno de vuestros santos, cada ente universal expresa a Dios en mayor o menor medida. Un labrador que hace pan y alimenta a cientos de personas, no es peor que un Santón metido en una cueva recitando mantras o rezando. Son vuestras valoraciones equivocadas las que han fabricado dioses carnales y los que han construido templos de piedra, cuando Dios vive en vuestro propio templo de carne y solo desea ser auto-realizado.

Habéis otorgado al sexo connotaciones de pecado. Cuando el sexo es consustancial al hombre. Es una falta el utilizar mal el sexo, produciendo actos contra natura, pero el sexo es una acción fisiológica del ser humano sin más trascendencia ni más importancia. Si el hombre vive consciente, preocupado por dignificar sus actos y guiado por la fuerza del espíritu, sabrá dar al sexo el uso adecuado utilizando con aristocracia y con higiene esta función.

HASTA AQUÍ LO QUE VIVÍ Y EXPERIMENTÉ. ¿PUEDE SER TODO IMAGINACIÓN?. ¡POR SUPUESTO!. PERO HE PROMETIDO CONTAR EL DÍA A DÍA DE UN CLARIVIDENTE Y LÓGICAMENTE LO ESTOY HACIENDO FIELMENTE, AUNQUE ESTO ROMPA LOS ESQUEMAS DOCTRINALES A ALGUIEN.

QUIZÁS LA MEDITACIÓN DE ESTA NOCHE SEA EL SENTIRSE UNO CON DIOS Y EN DIOS. QUIZÁS DESDE ESTE ESTADO, NUESTROS CONCEPTOS Y PERCEPCIONES CAMBIEN. Y SI ESTO NOS AYUDA A SER MEJORES PERSONAS, PUES ESTUPENDO.

¡BUENAS NOCHES!

NOTA

JESÚS EN EL TALMUD

 Publicado por Carlos Campuzano . May, 09 2011 | Last updated Jul, 03 2013

En nuestra sociedad occidental, hemos asimilado la imagen de Jesús de Nazaret, siempre desde la perspectiva que nos ha enseñado la iglesia a través de los evangelios y recientemente a través de la literatura apócrifa que ha ido apareciendo a lo largo del siglo pasado en diversos puntos de la cuenca mediterránea. Pero es muy poco lo que nos llega de la cuna ideológica del personaje en cuestión.

EL TALMUD

Entre los antiguos judíos se transmitía la ley por tradición oral, pero a raíz de la destrucción del templo de Jerusalén a manos de los romanos en el año 70 de nuestra era, la continuidad de esta tradición corría peligro. Es por esto que cerca del año 200 se empezó a redactar la Mishna, luego los eruditos se reunían a debatir estos documentos. Estas discusiones quedarían registradas en lo que se denomina: Guemará, de la que existen dos versiones que corresponden a los lugares en los que ocurrían los debates, una es la de Jerusalén y la otra la de Babilonia. Los dos escritos, la Mishna y la Guemará, componen elTalmud. Son pocas las referencias que se hacen a Jesús, y casi todas radicalizadas contra la creciente escisión del judaísmo que luego se convertiría en lo que conocemos como el cristianismo.

Los antiguos rabinos desvirtúan las enseñanzas del nazareno y se burlan de su pretendido origen virginal. En el Talmud, el nazareno recibe distintos nombres: Yeshúa ben Panthera, Yeshúa ben Sthada o Yeshúa Natzrat. También se refieren a él en varios pasajes como “fulano de tal”.

YESHÚA BEN PANTHERA

Literalmente, Jesús el hijo de la pantera. En el Talmud se asegura que María fue infiel a su marido con un soldado romano llamado Pantera, que sería el padre verdadero del nazareno, es por la misma razón por la que le denominan ben Sthada, que viene a significar el hijo de la desviada. María fue entonces repudiada y Jesús es considerado un hijo bastardo. Se habla de María como una adúltera, por ejemplo en b Sanhedrin 106 a, se dice de ella “R Papa dijo: Ésta es de la que se dijo: Era descendiente de príncipes y gobernantes (reyes), pero hizo de prostituta entre carpinteros.”. Es imposible no señalar que el acontecimiento sobrenatural del nacimiento de Jesús se menciona únicamente en los evangelios de Mateo y Lucas; y que por esta razón, varios autores creen que la historia de la inmaculada concepción puede simplemente ser una estratagema para cubrir un origen poco digno.

Al buscar un poco de veracidad histórica sobre Jesús de Nazaret en el Talmud, hay que considerar que es un libro que narra de segunda mano y con una cierta tendencia política y demagoga los hechos. Pero es una gran fuente para el que quiera entender al personaje en cuestión, ya que para el ciudadano de a pie occidental es un punto de vista casi desconocido.

MAGIA Y HECHICERÍA

Los rabinos también acusaban a Jesús de magia y echicería, decían que había vivido en Egipto y que de allí había vuelto con el cuerpo lleno de conjuros tatuados en la piel. Hay que tener en cuenta que la acusación de hechicería era algo muy grave de acuerdo con las leyes del Imperio y esto podía meter en serios problemas al que fuese señalado como tal.

Aunque era aún más grave el hecho de que los sacerdotes acusasen a Jesús de corromper y pervertir a Israel con doctrinas paganas y desviadas. Tal como se deduce del paraje b. Sanhedrin 103a: “R. Hisda dijo que R. Jeremías bar Abba dijo: “A ti no ha de alcanzarte la desgracia, ni plaga alguna ha de acercarse a tu tienda. Otra explicación: “No ha de alcanzarte la desgracia” significa que los sueños perversos y malos pensamientos no te tentarán, y “que ninguna desgracia caerá sobre tu casa” significa que no tendrá un hijo o discípulo que queme su comida en público como Jesús el Nazareno””, entendiendo por “comida” el alimento espiritual que se echa a perder al quemarlo.

Aparecen en el Talmud también algunas referencias a un rabino de nombre Jesús que pueden llegar a confundir, ya que se refieren a alguien que vivió cerca de cien años antes que el nazareno, aunque algunos autores obvian el anacronismo y lo identifican con el mismo Jesús de Nazaret, es poco probable.

Para finalizar se habla de que a causa de la corrupción que llevó a Israel, Jesús fue apedreado y colgado el día antes de la pascua judía, ya que había sido al principio profeta y al final un mentiroso, según los mismos rabinos.

En conclusión, el Talmud al referirse a la figura de Jesús de Nazaret está lleno de datos de segunda mano tardíos y tendenciosos. Pero sin embargo nos transmite una confirmación directa de la existencia de este personaje y que a su vez condicionó en alguna medida el judaísmo. Aunque nos deja muchas dudas acerca de la personalidad y carácter del mismo, sensación que persiste al estudiar los llamados evangelios apócrifos. Todo lo que rodea a Jesús de Nazaret es enigmático y plantea problemas históricos. ¿Quién fue realmente este hombre? Nunca lo hemos sabido plenamente.

NOTA

Habla Yogananda:

" ...Basándome en un estudio reverente de la Biblia, tanto desde el punto de vista oriental, como en mi percepción intuitiva, estoy convencido de que Juan el Bautista fue en vidas pasadas el gurú de Jesucristo. Existen numerosos pasajes en la Biblia que infieren que Juan y Jesús, en su última reencarnación eran, respectivamente Elijah y su discípulo Elisha. (Tal es su pronunciación en el Antiguo Testamento. Los traductores griegos los deletrearon como Elijah y Eliseo y así aparece en el Nuevo Testamento).

El final mismo del Antiguo Testamento es una predicción de la reencarnación de Elijah y Eliseo. "He aquí que yo os envió a Elijah el profeta, antes que venga el día de Yahvé, grave y terrible. Así Juan (Elijah), antes de la venida del Señor, había nacido con alguna anticipación para servir de heraldo a Cristo.

Un Ángel se le acercó a Zacarías, el padre, para dar testimonio de que su hijo venidero, Juan, no sería otro que Elijah (Elijah). Mas el Ángel le dijo a Zacarías. "No temas, porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabeth te parirá un hijo, y le llamarás de nombre Juan...Y muchos de los hijos de Israel se volverán hacia el Señor su Dios; porque irá delante de él en el espíritu y virtud de Elijah, para orientar los corazones de los padres a los hijos y los rebeldes a la prudencia de los justos, para aparejar al Señor un pueblo perfecto"

Jesús inequívocamente, identificó dos veces a Elías como Juan: "Mas os digo que ya vino Elías y no lo conocieron...Los discípulos entendieron entonces que hablaba de Juan el Bautista". Otra vez Jesús dijo: “Porque todos los profetas, y la Ley, hasta Juan profetizaron. Y si queréis recibirlo, él es Elías que había de venir".

Cuando Juan negó que él fuera Elijah, quiso decir que en el modesto papel de Juan, ya no venía con la alta investidura exterior de Elijah (Elijah), el gran gurú. En su encarnación anterior ya él le había dado el "manto" de su gloria y su riqueza espiritual a su discípulo Eliseo (Elisha). "Y Eliseo dijo: "Cosa difícil has pedido, sin embargo, si me vieres cuando fuere arrebatado de ti, hecho así te serán..." (Refiriéndose a las dos terceras partes del espíritu de Elijah que pasaron a Eliseo). Y tomó el manto de Elijah, que este había dejado caer.

Los papeles se habían cambiado, porque Elijah-Juan ya no necesitaba ostensiblemente ser el gurú de Elijah-Jesús, entonces perfecto en realización divina.

Cuando Cristo fue transfigurado en la montaña fue a su gurú Elías y a Moisés a quienes vio...Una vez más en su hora postrera, en la cruz, Jesús pronunció el nombre divino: "Eli Eli, ¿lama sabachthani?”; es decir: "Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado? Algunos de los que estaban allí, oyéndole, dijeron: "Este hombre invoca a Elijah...veamos si vendrá Elías a liberarle".

NOTA

SOBRE JESÚS Y LOS MANDEOS, EN: 

sábado, 21 de septiembre de 2013

EL RESPETO Y LA RESPONSABILIDAD

EN SUS MÁS VARIADAS FACETAS EL RESPETO CONSTITUYE LA ESENCIA DEL SER HUMANO Y LA CUALIDAD PRINCIPAL EN SU RELACIÓN COMO SER SOCIAL.

RESPETO GENERA E IMPLICA EL RECONOCIMIENTO DE QUE CADA SER HUMANO ES COMO ES DE ACUERDO A SU NIVEL EVOLUTIVO, A SU ACEPTACIÓN COMO ES, A COMPRENDER QUE DE LAS DIFERENCIAS SE ESTABLECEN EN LA INDIVIDUALIDAD PERO QUE UNEN EN LA IGUALDAD. 

El respeto nace en la dignidad de la vida y se potencia en la facultad humana de enriquecerla, mejorarla cada día, no de destruirla. Enriquecer la propia vida en el estudio, en la afirmación de los conceptos morales, en la revitalización constante del sentimiento de amor, porque respeto también significa amor, en el sentido universal.

NOS AMAMOS A NOSOTROS MISMOS CUANDO VIVIMOS UNA EXISTENCIA SANA, ÚTIL, GENEROSA, ACTIVA, PRODUCTIVA.

Amamos a los demás, cuando aceptamos la forma de vida que el otro ser eligió, y si entendemos que ese estilo de vida le hará daño, lo destruirá, respeto es ayudar apoyar y procurar por los medios pacíficos y persuasivos, su educación, su información, la asistencia a sus necesidades.  
Lo importante es saber establecer los límites y el respeto de cada vida, pero involucrándose, interesándose, colaborando si es necesario, no permanecer indiferentes bajo el lema "que cada cual haga su vida", sobre todo cuando los lazos familiares reclaman a la conciencia, posturas de acción solidaria.

RESPETO ES ENSEÑAR, PERO NO IMPONER, EDUCAR PERO DEJAR HACER, CONDUCIR PERO NO OBLIGAR.

Así, el ejercicio del respeto hace que todas las cosas de la vida, desde el momento primero de la mañana hasta el tiempo del descanso al final del día, hace al ser humano vivir la vida en plenitud consigo mismo y con los demás.

Como valor trascendental de la vida, se erige como uno de los primeros en una jerarquía de valores que iluminan el camino del ser humano. Todo lo que atente contra la vida (destrucción en la droga, el alcohol, degradación de la conducta humana, etc.) implica violación al sentido de respeto individual y colectivo.

Una sociedad que intenta transitar por los caminos de la civilización y la igualdad, debe educar en este valor como pilar para que la convivencia entre los seres humanos se manifieste con un tono más armónico, de tolerancia y comprensión.

EL HECHO DE EXIGIR RESPETO IMPLICA TAMBIÉN, UN COMPROMISO, UNA RESPONSABILIDAD Y UN DEBER DEL SER QUE LO EXIGE. UNA RESPONSABILIDAD, PORQUE SE DEBEN MANIFESTAR ACTITUDES ACORDES AL BIEN QUE SE RECLAMA QUE LOS OTROS PRACTIQUEN. DE ESTA MANERA, EL RESPETO SE ENLAZA CON LA RESPONSABILIDAD Y EL DEBER, VALORES FUNDAMENTALES EN LA CONSTRUCCIÓN DE ACTITUDES POSITIVAS QUE FAVORECEN EL CRECIMIENTO PERSONAL Y SOCIAL.

Somos responsables cuando no solamente cumplimos nuestros habituales compromisos y trabajos, sino también lo somos cuando asumimos las consecuencias de nuestros actos, de nuestra manera de pensar y expresarnos.

Cuando no se manifiesta la coherencia entre lo que decimos y hacemos, entonces no estamos siendo responsables. La incoherencia entre el decir y el hacer, es una lamentable forma de comportamiento en nuestros días. No debemos resignarnos, todo lo contario en un mejor conocimiento de nosotros mismos día a día, seremos capaces de expresar con mayor fidelidad en el exterior las emociones y sentimientos que se generan en nuestros interior.

El ejemplo o el intento constante por alcanzar una conducta que se encuadre en los parámetros morales de lo que creemos trascendente, debe constituirse en nuestro esfuerzo cotidiano. Sin esfuerzos no hay logros, ni hay transformaciones y entonces, la incoherencia seguirá siendo nuestra guía.

La responsabilidad la ejerce el ser humano de bien que tiene visión de futuro, que anhela nuevos niveles de compromisos y aspira a una posición más sólida en sus convicciones espirituales.

Entendido así, este valor se conecta con un profundo sentimiento del deber.

Este sentido de obligación y cumplimiento, distingue al ser humano en su propia condición sin olvidar en ningún momento que actuar con deber implica también asunción de posturas comprometidas. "Debo hacer esto aunque no tenga ganas"; la conciencia del deber lentamente se va imponiendo y va despertando al espíritu deseoso de progreso.

DEBER, COMIENZA SIENDO UNA IMPOSICIÓN A SÍ MISMO. DEBER, TERMINA SIENDO UNA SATISFACCIÓN.

Cuando el sentido del deber se combina con lo placentero, la ecuación es perfecta y asegura su éxito. Un éxito que anida en el sentimiento de alegría íntima, de aceptación por lo que la vida nos ofrece, de razonado optimismo a pesar de las circunstancias difíciles que no siempre podemos manejar.

HAY UN DEBER MÁS PROFUNDO QUE HACE AL ALMA SENTIRSE PLENA: ES EL DE ESTAR CUMPLIENDO SU PROYECTO DE VIDA. CADA SER HUMANO ENCARNA CON UNA MISIÓN, MÁS SIMPLE O MÁS COMPLICADA, MÁS PERSONAL O UNIVERSAL, PERO SIEMPRE CON UN PROYECTO CLARO Y CONCRETO. PARA ESTA EXISTENCIA.

INTUIR ESE OBJETIVO DE VIDA, ES POSIBLE CUANDO EL SER SE CONECTA CON LO SUPERIOR A TRAVÉS DE SU PENSAMIENTO REFLEXIVO Y VALORATIVO DE LAS CIRCUNSTANCIAS QUE LO RODEAN. CADA ESPÍRITU ES LA SEMILLA DE UNA ESPIRITUALIDAD QUE PUEDE SER REVITALIZADA Y VIGORIZADA CON LA FUERZA DEL PENSAMIENTO CREADOR, DE LA ACCIÓN SOLIDARIA, DE LA PREOCUPACIÓN SOSTENIDA POR EL PROPIO MEJORAMIENTO Y EL DE LOS DEMÁS.

RESPONDER A ESE PROYECTO DE VIDA SIN PREJUICIOS Y SIN REBELDÍAS, PRODUCE EN EL ALMA LA ALEGRÍA PROFUNDA DEL DEBER CUMPLIDO, LA REALIZACIÓN PLENA DEL ESPÍRITU QUE HA LOGRADO REALIZARSE EN SU PROYECTO TRASCENDENTE: EL DE UNA EXISTENCIA ORIENTADA A RESCATAR LOS VALORES ESENCIALES Y PLASMARLOS EN COTIDIANAS VIVENCIAS PERSONALES.

viernes, 20 de septiembre de 2013

EL MILAGRO DE LA VIDA (Vean el Video es Magnifico)

LOS ASPECTOS POSITIVOS QUE SE MANIFIESTAN EN LA ALEGRÍA DE VIVIR, ES LO QUE NOS PERMITEN SER CONSCIENTES DEL OBJETIVO TRASCENDENTE DEL SER HUMANO Y EL PORQUÉ DE LA EXPERIENCIA DEL ESPÍRITU EN EL MUNDO DE LA MATERIA.

El esfuerzo por la superación personal, la confianza en sí mismo, en las leyes universales en las fuerzas del espíritu para el trabajo y el esfuerzo en su evolución constante, tanto individual como en relación con los seres que nos acompañan en ese milagro que es la vida.

El proceso de evolución humano implica un constante análisis, reflexión de actitudes y posturas tomadas a fin de estudiar nuestra conducta y su proyección, individual, familiar, profesional y social. Si nos volvemos demasiado conformistas, frente a distintas situaciones, porque es esa una característica de nuestra personalidad, intentemos buscar luego, en los momentos de serenidad, la reflexión sincera, para paulatinamente debilitar con la fuerza creadora del pensamiento, las tendencias erróneas.  
Canalicemos la fuerza del pensamiento en el análisis de las propias actitudes, sin entrar en juicios y críticas por las acciones de los demás. Revaloricemos, lo que los demás aportan a nuestras vidas, cada uno desde su lugar: afecto, compañerismo, alegría, oportunidades para desarrollar nuestra comprensión, nuestra tolerancia.

Este balance interior de vida generará, sin duda, el desarrollo de fuerzas movilizadoras del pensamiento y la acción, susceptibles de generar cambios positivos que nos impulsen a una nueva concepción de la vida, con un enfoque más positivo, más feliz y un nivel cada vez mayor de comprensión, del objeto de nuestra vida.

Como seres humanos comprendemos que la vida está compuesta por momentos de plena felicidad, gratitud y otros en los que nos acompañan las luchas y los sinsabores. Aprender a apoyarse en los buenos momentos para enfrentar aquellos que no lo son tanto, debe ser nuestra actitud para sortear con fuerza estos últimos. PARA LOGRARLO ES NECESARIO TRATAR DE VER Y DE PENSAR CON CIERTA LUCIDEZ Y SERENIDAD, NO JUZGAR NUESTRAS ACTITUDES ERRÓNEAS, SINO RECAPACITAR SOBRE ELLAS PARA TRANSFORMARLAS EN EXPERIENCIAS DE PROGRESO Y EVOLUCIÓN.

Entendamos que el trabajo y el esfuerzo constante en la superación personal, en el estudio y la valoración de nuestras fuerzas son y serán el sostén para nuestra vida.

Todo esto requiere, sin dudas, de un sentimiento de entrega que nos predisponga a reconocer nuestras carencias y a desear superarlas para abordar la vida desde la perspectiva de la sencillez y la humildad.

Para favorecer la intuición como elemento que nos ayude a la comprensión de lo que debemos hacer, tenemos que anhelar y tratar de lograr un estado de humildad, comprendiendo que no sabemos tanto como creemos, respetando y reconociendo los conocimientos de los demás entendiendo esa frase de sabiduría que dice: “TODOS SOMOS MAESTROS Y ALUMNOS A LA VEZ” . TODOS TENEMOS ALGO QUE ENSEÑAR Y MUCHO QUE APRENDER.

CADA UNO DE NOSOTROS PUEDE SER MAESTRO DEL OTRO EN ALGUNA CIRCUNSTANCIA PORQUE SIEMPRE PODEMOS DAR ALGO Y TAMBIÉN, RECIBIR DE LOS DEMÁS.

TODOS APRENDEMOS DE TODOS SI TENEMOS LA ACTITUD CORRECTA PARA ELLO.

La humildad es una de las virtudes más difíciles de conquistar en este plano evolutivo, ya que encierra en sí misma, la esencia del amor hacia nosotros mismos, los demás y a la vida facilitando la comprensión del milagro de la vida.

CUANDO PODEMOS ADMITIR CON CONFORMIDAD Y ALEGRÍA LAS VICISITUDES DE LA VIDA CON UN SENTIMIENTO DE TOLERANCIA Y COMPRENSIÓN, PODEMOS DECIR QUE ESTAMOS COMENZANDO A SENTIR CON HUMILDAD Y ESO NOS HACE ESTAR CADA VEZ MÁS CERCA DE PODER COMPRENDER QUE LA CREACIÓN ES PERFECTA.

LA HUMILDAD DEL ESPÍRITU EN SU CONCIENCIA UNIVERSAL DE EVOLUCIÓN, EL RECONOCIMIENTO DE SU IMPERFECCIÓN Y EL SABER QUE ESTÁN LATENTES EN ÉL TODAS LAS FACULTADES PARA VISLUMBRAR LA EXISTENCIA DE OTRA MANERA, CON UN ENFOQUE MÁS POSITIVO Y TRASCENDENTE. NOS CONDUCE A SENTIR CON TODA INTENSIDAD EL MILAGRO DE LA VIDA.

Les recomiendo que visualicen el vídeo, es magnifico, eso si háganlo cuando estén tranquilos y relajados, la música además induce a la meditación………….DISFRÚTENLO Y SAQUEN SUS PROPIAS CONCLUSIONES.