C.E.

C.E.
....

martes, 30 de diciembre de 2014

NUEVOS DESAFÍOS PARA NUEVOS TIEMPOS DE CRISIS

Sería reconfortante que las situaciones de crisis y de dolor no nos impida seguir vislumbrando la meta de los grandes objetivos.

Diariamente la humanidad, a través de imágenes de brutal elocuencia que instantáneamente se dispersan hacia todo el planeta, ha sido testigo del sufrimiento y el dolor de muchos seres.

Cada individuo, cada familia, en los ámbitos más diversos y de la mano de la moderna tecnología de la comunicación que ha hecho de nuestro planeta un mundo más pequeño, ha experimentado una extraña sensación donde confluyen un sinnúmero de sensaciones, pensamientos y sentimientos que conjugan la angustia, el temor y la desesperanza por una paz que se niega a instalarse en los corazones humanos.

Más allá de las motivaciones inmediatas o mediatas sobre las cuales es muy difícil opinar y donde seguramente confluye gran cantidad de factores, se impone una humilde reflexión como seres humanos, que rescata el sentido de tanto dolor ante la destrucción de familias que perdieron a sus seres queridos en situaciones tan dramáticas. 

El pensamiento reflexivo, el sentimiento solidario, la oración en cualquiera de sus formas y por encima de cualquier religión o clase de pensamiento que preserve la dignidad del ser humano y su derecho a la vida, son nuestros recursos inmediatos para propiciar un clima de paz que serene los ánimos y reconstruya la fortaleza espiritual.

El terrible azote de la violencia, más allá de las guerras convencionales por cuestiones políticas o territoriales, que el hombre también utiliza como herramienta de imposición de sus ideas, en el campo de la cultura o en nombre de su religión, arrastrando compulsivamente a individuos a sus trágicos objetivos, sigue siendo un lastre de lo que el fanatismo, el dogmatismo o la incomprensión en cualquiera de sus formas, provocan en la convivencia de un mundo cada vez más pequeño.

A la luz de la historia de la humanidad, los acontecimientos dolorosos impulsados por la violencia deberían promover nuevas alternativas en la resolución de los conflictos que rescaten los objetivos trascendentes que determinan el progreso de las sociedades humanas, sobre la base de la paz, la justicia dentro de un contexto ético internacional, la tolerancia, la solidaridad y la revalorización de la persona en sus necesidades materiales y espirituales.

A la primera globalización de la ciencia, la tecnología y la economía, quizás se impone ahora una segunda globalización, aquella que involucre la dimensión espiritual del hombre, rescatando sus derechos y compromisos esenciales como habitante de la Tierra y su responsabilidad en el mantenimiento del orden natural y social. Aquella que contemple la educación de las futuras generaciones dentro de un sistema de pensamiento más universal aun dentro de la diversidad cultural, donde la ética tenga una dimensión lo suficientemente amplia como para abarcar a las diversas modalidades del pensamiento.

Ya no se trata de acudir a líderes en cualquiera de sus formas, sino de hombres y mujeres comunes con compromisos universales, aun en su pequeño entorno de vida, para que se comprenda la nueva realidad que nos toca vivir, una época donde la tolerancia y la comprensión por las diferentes maneras de pensar, de actuar y de manifestarse de los pueblos, serán el eje rector en el desarrollo y progresos de futuras sociedades orientadas por la no violencia y la civilización moral. El hombre es esencialmente social y su capacidad en el desarrollo de la inteligencia y los sentimientos sólo puede ser en contacto con sus semejantes dentro de un ámbito de convivencia armónica y tolerante.

Para lograr nuestra felicidad necesitamos del aporte de nuestro entorno afectivo, pero esto también requiere de nosotros un aporte hacia quienes lo necesitan. A través de este ciclo solidario, desde el ámbito familiar en su más simple expresión hasta aquellos esfuerzos que trascienden las fronteras en objetivos humanitarios, se contribuye a acercar al hombre a su semejante, promoviendo el progreso desde una perspectiva planetaria.

El contexto global en el que estamos inmersos y que por la diversidad humana y cultural nos parece inviable, forma una insignificante parte de un orden mucho más perfecto, dinámico y armonioso de dimensión universal que sigue su camino evolutivo.

Sería reconfortante que la inmediatez de las situaciones de crisis y de dolor no nos impida seguir vislumbrando la meta de los grandes objetivos que como seres humanos y espíritus en evolución debemos cumplir en la lucha por la transformación individual y social.

Contribuyamos en estos difíciles momentos a crear una atmósfera de serenidad. Evitemos los juicios apresurados, acompañemos con el sentimiento a aquellos que más cerca están del dolor y ejercitemos nuestro pensamiento reflexivo priorizando la valoración de todo lo que nos permite una vida en paz y armonía, sobre todo delante de aquellos que como los niños, aún no pueden comprender la naturaleza de algunas acciones humanas. Tampoco perdamos la fe en nuestras potencialidades y en nuestra gran capacidad para ejercer el cambio en el medio donde nos desenvolvemos.

Nuevos desafíos se presentan ante nuestra atónita mirada; nuestro es el deber moral de responder con la paz en los corazones, serenidad en los pensamientos, pidiendo lucidez por aquellos que toman decisiones trascendentes para todos y misericordia para quienes más sufren. 

Tal vez juntos podamos reflexionar sobre estas palabras de Ernesto Sábato en su libro La Resistencia: "SI CAMBIA LA MENTALIDAD DEL HOMBRE, EL PELIGRO QUE VIVIMOS ES PARADÓJICAMENTE UNA ESPERANZA. PODREMOS RECUPERAR ESTA CASA QUE NOS FUE MÍTICAMENTE ENTREGADA. LA HISTORIA SIEMPRE ES NOVEDOSA. POR ESO A PESAR DE LAS DESILUSIONES Y FRUSTRACIONES ACUMULADAS, NO HAY MOTIVO PARA DESCREER DEL VALOR DE LAS GESTAS COTIDIANAS. AUNQUE SIMPLES Y MODESTAS, SON LAS QUE ESTÁN GENERANDO UNA NUEVA NARRACIÓN DE LA HISTORIA, ABRIENDO ASÍ UN NUEVO CURSO AL TORRENTE DE LA VIDA."

viernes, 26 de diciembre de 2014

BALANCE ANUAL (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

CADA AÑO QUE TERMINA INVITA A LA REFLEXIÓN, AL ANÁLISIS DE LO QUE NO SE HIZO, DE LO REALIZADO, DE CÓMO SE REALIZÓ, QUÉ SENTIMIENTOS, MOTIVACIONES, INTERESES IMPULSARON NUESTROS ACTOS, Y QUÉ EXPECTATIVAS TENÍAMOS FRENTE A DETERMINADAS SITUACIONES.

Porque son tiempos de revisar el camino, ratificar o rectificar el rumbo para que se ajuste a los propósitos planteados, aquellos que seguramente contemplan lo personal, lo familiar y el deseo por un orden social que beneficie a todos.

Cada conciencia podrá evaluar con serenidad y sinceridad estos aspectos que moldearon la conducta y las decisiones de cada uno durante todo este tiempo.

PERO PARA QUE ELLO OCURRA, ES NECESARIO QUE EL INDIVIDUO SE PREDISPONGA CON UN SENTIMIENTO DE HUMILDAD A DESCUBRIR POSIBLES ERRORES, A ESCUCHAR LA OPINIÓN QUE TIENEN OTRAS PERSONAS SOBRE EL PROPIO PROCEDER, ES DECIR, SE HACE IMPRESCINDIBLE ABRIR PUERTAS QUE PERMITAN CONECTARNOS CON NOSOTROS MISMOS Y CON LOS DEMÁS.

Esta reciprocidad que es tan enriquecedora en la vida de los seres, debe ser cultivada, abonada permanentemente, porque las buenas relaciones se construyen a través del diálogo, de la capacidad para escuchar, de la empatía y la comprensión por los otros seres que están junto a nosotros.

Esta necesidad que tenemos las personas de estar cerca, de apoyarnos, de necesitarnos, es lo que nos identifica como tales, pero la calidad de ese vínculo es lo que nos distingue como espíritus. El grado de compromiso, el gesto solidario, la preocupación por los demás, son algunos de los valores que nos edifican y proyectan con más o menos luz, sobre otros seres.

En tiempos de balance, puede ser positivo replantearse estas cuestiones e identificar qué calidad de vínculo establecemos con los seres, aquellos que conforman nuestro entorno diario y sufren o se alegran con nosotros y por nosotros.

Una mirada más general sobre el año vivido, nos muestra infinidad de acontecimientos y situaciones difíciles que se han atravesado y cuyas secuelas todos conocemos, son los daños colaterales que en todas nuestras decisiones, a lo largo del año que termina, hemos tomado .

ANÁLISIS SOCIAL 
El balance incluye también este análisis sobre lo social para evaluar lo hecho, la preocupación y acción de cada uno.

Todos sabemos que la vida se compone de estas escenas cotidianas que nos sacuden a veces, nos conmocionan en lo más íntimo pero también nos muestran la otra cara: la del espíritu solidario, la del estímulo oportuno, la del acompañamiento silencioso. Son estos los valores trascendentes sobre los que se sustenta la vida y son ellos también, los que dignifican y dan sentido a cada día.

La solidaridad, el respeto por los seres, la dulzura en la expresión, la compañía que escucha y apoya, son sólo algunas manifestaciones de los seres que comprenden que lo trascendente anida muy fuertemente por dentro, se fortalece existencia tras existencia, y se convierte en una virtud que fortifica.

Valorar estos aspectos que hacen a la esencia de ser persona es importante para poder esbozar un proyecto de vida, a corto alcance, sencillo y posible, que permita incluirlos. En tiempos de balance, es positivo revisar, corregir, cotejar y reformularse algunos objetivos, que a veces son los "mismos objetivos o deseos de siempre", pero que necesitan vigorizarse y canalizarse de otra manera, con otros impulsos. 

Todos necesitamos de la fuerza arrolladora de la esperanza, del optimismo y la ilusión para seguir adelante, y también necesitamos agradecer, a la familia, a los amigos y a todos aquellos que están cerca de nosotros y a la vida misma, la posibilidad de experimentar, de conocer y, sobre todo, de amar y ser amados. 

PARA TODOS VOSOTROS DESDE AQUÍ ESTE VUESTRO BLOG OS DESEO DE CORAZÓN QUE EN ESTE AÑO QUE VA A COMENZAR DENTRO DE 5 DÍAS, SE OS CUMPLAN TODOS LOS LOGROS QUE OS HABÉIS PROPUESTO...................CIENCIA Y ESPIRITUALIDAD. 

Recordad: “EL PROBLEMA NO ES ESTAR SOLO, SINO CON LAS PERSONAS EQUIVOCADAS”.

Por eso un buen objetivo, para este nuevo año, es rodearnos solo de personas que nos aporten algo positivo y nos hagan sentir bien, eso si respetando el proceso de cada ser humano.

viernes, 19 de diciembre de 2014

VIVIR LA VIDA CON OPTIMISMO (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

¿CÓMO SENTIR OPTIMISMO CUANDO LAS LUCHAS, LAS DESAVENENCIAS, LOS PROBLEMAS PARECEN AHOGARNOS?

Esta pregunta tan común en nuestros días, podría llevarnos a la reflexión serena y analítica de las situaciones, seres o circunstancias que nos preocupan, de qué manera las afrontamos, con qué métodos o estrategias buscamos soluciones y cuáles son los sentimientos que vibran en nosotros en esa etapa de lucha y dificultades.

Al remover la superficialidad de las cosas para llegar a su interior, intentando descubrir el porqué, el para qué de los dolores, qué nos dejan, en qué nos ayudan y cómo superarlos, estaremos predisponiéndonos a analizar con un enfoque positivo, las distintas alternativas que la vida nos ofrece.

PODER ANALIZAR TODO ESTO CON SERENIDAD, LUCIDEZ Y UNA VISIÓN OPTIMISTA DE NUESTRA EXISTENCIA, ES TODO UN DESAFÍO QUE MERECE SER VIVIDO.

El optimismo se demuestra en la comprensión y la reflexión que realizamos con esperanza y confianza en las situaciones y los seres, pero desde una posición valorativa de un estado de cosas (circunstancias, etapas de vida, personas) que posicionan a nuestro espíritu en armonía con las leyes Universales.

Importante sería tal vez advertir cómo las situaciones que nos ofrecen dificultades y esfuerzo para superarlas, despiertan en nosotros mecanismos que dinamizan la inteligencia, sacuden las emociones, motorizan las acciones y nos dejan su huella de aprendizaje y conocimiento.

Así lo expresó Halina Boulez en el libro "Un brindis por la vida" de Lidia María Riba: "La auténtica riqueza de la experiencia humana perdería parte de su alegría si no existieran limitaciones que superar. La cima de la colina no sería ni la mitad de maravillosa si no hubiera oscuros valles que atravesar".

El ser optimista es aquel que mira la otra faceta de la vida y ve en ella, como todos, las angustias y los sinsabores, pero sabe emerger de la superficialidad para abordar con confianza en si mismo, las posibles soluciones.

Cuando los seres aprendemos a aceptar la vida como se presenta, cuando aspiramos a conquistar la humildad y la sencillez en nuestros actos y en nuestro sentir, cuando nos conmovemos por las cosas simples de la vida, cuando somos solidarios desde el corazón, amamos a nuestra familia, luchamos cada día por la superación personal, agradecemos lo vivido, estaremos entonces, vibrando en consonancia con esa energía creadora y sus leyes que procuran nuestro progreso espiritual.

Comprendamos que el espíritu en su condición misma, lleva implícito el amor como una fuerza potencial que debe desarrollar, advirtiendo que existen también alrededor muchas cosas que son bellas, armoniosas, que nos pueden brindar felicidad, plenitud y paz en los sentimientos.

INTENTEMOS LUCHAR CON ESPERANZA Y CONFIANZA ANTE LAS DIFICULTADES NATURALES DE ESTA EXISTENCIA, PORQUE ESTOS SENTIMIENTOS JUNTO CON EL AMOR Y LA COMPRENSIÓN, PUEDEN OFRECERNOS OTRA PERSPECTIVA DE LOS PROBLEMAS.

"Les pido que nos detengamos a pensar en la grandeza a la que todavía podemos aspirar si nos atrevemos a valorar la vida de otra manera". E. Sábato en "La resistencia".

La alegría de vivir, el optimismo, emanan de la responsabilidad del espíritu de amar la vida, de ver la vida, como una fuente indispensable de aprendizaje y conocimiento.

Esto no permite comprender también, que el camino del progreso requiere esfuerzo, trabajo, pero que en ese recorrido no estamos solos: las fuerzas y los afectos cercanos, de los seres queridos más cercanos, son manos que se estrechan solidarias para apoyarnos y acompañarnos cuando supimos con cariño, dar y brindarnos sin condiciones.

jueves, 18 de diciembre de 2014

LAS PÉRDIDAS EN EL CAMINO DE LA EVOLUCIÓN

EN EL LARGO CAMINO DE LA ESPIRITUALIDAD, EN NUMEROSAS OCASIONES MIRARAS A TU ALREDEDOR Y NO VERAS NADIE, ENTONCES RECUERDA…..QUE NADIE ESTÁ MÁS SOLO QUE AQUEL QUE VIVE ALEJADO DE SÍ MISMO”.

LA ESCALERA DE LA VIDA

Imagina que estas frente a una gran escalera y junto a ti están las personas que son importantes para ti, padres, pareja, hermanos, amigos……..

Mientras están en el mismo escalón..Todo está perfecto….la vida es hermosa y llena de armonía. Pero de pronto, tú subes un escalón, en ese afán de búsqueda del conocimiento, de encontrar respuestas, respondiendo a esa llamada que todos tenemos a lo largo de nuestra vida que nos impele a evolucionar, a subir ese escalón que representa el conocimiento espiritual y de las leyes universales, pero esas personas no…esas personas prefieren mantenerse en el nivel inicial, en el mismo escalón que estaban, bien, no hay problema, es fácil aun así seguir juntos, unidos, de la mano. 

Pero tu subes un escalón más…y esas personas por los motivos que sean deciden seguir en el mismo escalón, se niega a hacerlo..Ya las manos han empezado a estirarse y ya no es tan cómodo como al principio…subes un escalón más…y ya el tirón es fuerte..Ya no es disfrutable y empiezas a sentir que te frena en tu avance….pero tú quieres que esas personas suban contigo, que te acompañen en el camino, que viajen contigo, para no perderlas…

Al principio te cuesta entenderlo, pero lo cierto es que para esas personas no ha llegado el momento de subir los peldaños…así que se mantienen en su peldaño inicial…subes un escalón más…y ya ahí si es muy difícil mantenerte unido…te duele..Y mucho…luchas entre tu deseo de que esas personas suban…de no perderlas…pero tú ya no puedes ni quieres bajar de los peldaños que has subido….

En un nuevo movimiento hacia arriba….viene lo inevitable…y se sueltan de las manos…puedes quedarte ahí y llorar y patalear tratando de convencerle de que te sigan..Que te acompañen…puedes incluso ir contra todo tu ser y tú mismo y a bajar algún peldaño, con tal de no perderlas..Pero después de esa ruptura en el lazo..Ya nada es igual….así que por más doloroso y difícil que sea..Entiendes que no puedes hacer más..Más que seguir avanzando..Y esperar que algún día..Vuelvan a reunirse en el mismo peldaño todos los seres queridos, que se han quedado atrás.

Eso pasa cuando inicias tu camino de crecimiento interior…en ese proceso..En ese avance pierdes muchas cosas: pareja..Amigos..Trabajos..Pertenencias…todo lo que ya no coincide con tu nueva forma de actuar, ser y sentir, en quien te estás transformando.

Puedes pelearte con la vida entera..Pero el proceso así es. El crecimiento personal es eso..Personal..Individual..No en grupo…puede ser que después de un tiempo esas personas decidan emprender su propio camino y te alcance o suba incluso mucho más que tu…pero es importante que seas consciente de que no se puede forzar nada, ni a nadie en esta vida, ha hacer algo que no desean, solo cuando a cada ser humano le llega su momento, cuando escucha esa voz interior, es cuando cada uno empezara la búsqueda.

Llega un momento…en tu escalera, en ese subir peldaños para convertirte en un ser humano mejor… que puedes quedarte solo/a un tiempo…y duele..Claro que duele..Y mucho…pero luego, conforme vas avanzando..Te vas encontrando en esos niveles con personas mucho más afines a ti..Personas que gracias a su propio proceso…están en el mismo escalón evolutivo que tu y que si tú sigues avanzando..Ellos también..

En esos niveles de avance ya no hay dolor..Ni apego…ni sufrimiento…hay amor…comprensión..Respeto absoluto…

Así es nuestra vida amigos/as…una infinita escalera…donde estarás con las personas que estén en el mismo nivel evolutivo y de comprensión de la vida que tu…y si alguien cambia…la estructura se acomoda.

Cuesta mucho soltarse…aun después de una fuerte ruptura se sigue mirando hacia atrás….esperando un milagro…y el milagro sucede…pero no de la manera en que uno hubiera pensado…aparece bajo otros nombres..Otras apariencias físicas...otras actividades….otras experiencias…otros paisajes…otras emociones….

Cada perdida..Es porque así tiene que ser, forma parte del proceso evolutivo de cada ser humano…déjales ir..Y prepárate para todo lo bueno que viene a tu vida…tu sigue avanzando y confía en ti mismo, la creación es perfecta, hagamos nuestra parte del trabajo evolutivo, sabiendo que los demás harán la suya.…porque esta escalera, el camino de la evolución interior, solo nos conduce a cosas buenas y si no me crees…porque no lo compruebas por ti mismo/a y te detienes a meditar como es tu escalera y hacia donde te lleva?

Y ENTONCES PODREMOS ENTEDER PORQUE NOS ENCONTRAMOS CON DIFERENTES PERSONAS EN LA VIDA Y PORQUE OTRAS SE VAN QUEDANDO ATRAS…

“LA AUSENCIA DE LAS PERSONAS NO SE PUEDE SUSTITUIR: LAS PERSONAS QUE SE RELACIONAN CON UNO MARCAN UNA HUELLA DIFERENCIADORA DE SU PERSONALIDAD, QUE NO ES IGUAL A NINGUNA OTRA. LO LAMENTABLE SON AQUELLOS QUE NO DEJAN HUELLA DE SU PASO”

martes, 16 de diciembre de 2014

EL AJEDREZ Y LA VIDA

Como todos saben, el ajedrez es un juego de estrategias. Se utilizan varias piezas, cada una de ellas teniendo distintos tipos de movimientos, formas y valores. El objetivo es lograr dejar al rey contrario sin ninguna salida.

Cuando uno empieza a aprender a jugar, mueve las piezas pensando en una reacción inmediata, sin considerar lo que hará el adversario.

Rápidamente aprende que tiene que considerar todas las alternativas posibles que tiene nuestro contrincante antes de hacer nuestra movida. Se trata que finalmente elijamos la que nos deje con mayor ventaja o la que nos haga menos daño.

Al jugar de modo más profesional, cada jugador visualiza en su mente cinco, seis... diez jugadas adelante, con todas las alternativas que es capaz de percibir de lo que pueda hacer su oponente. Es frecuente que un jugador experto abandone la partida al darse cuenta que ha sido derrotado, aun cuando falten todavía diez movimientos para que eso suceda. En su mente ha visto todas las posibilidades y esto le permite sacar conclusiones.

Todas las acciones que emprendemos en nuestra vida son como un juego de ajedrez, ya que no importa lo que hagamos, los resultados siempre dependerán de nuestras acciones, y de las acciones que hagan los otros. Cuántas veces te has propuesto algo, sacas tus conclusiones, procedes y te encuentras con resultados completamente inesperados. Es que no tomaste en cuenta que tus actos afectan a los otros y que sus reacciones te afectan a ti, produciendo un resultado sorprendente.

Si quieres conseguir en tu vida tus objetivos y tienes que considerar varias decisiones tuyas y tratar de visualizas las reacciones que harán los demás frente a cada una de tus alternativas. Intenta visualizar dos o tres decisiones por adelantado. Entonces, puedes elegir aquella opción que te produce mejores resultados, o al menos, la que menos daño te hará.

Es necesario que tus proyectos te entusiasmen y sientas la emoción de luchar para conseguirlos. Pero al momento de decidir los caminos por los cuales llegarás a ellos, es necesario usar lo mejor posible la razón unida siempre a tu intuición.

Todo tu futuro depende de ciertas decisiones importantes en el ámbito de tu trabajo, estudios o familia. Procura que tus decisiones beneficien tanto a ti como a los demás, y encontrarás que sus jugadas en la vida serán probablemente cada vez más favorables a ti.

Naturalmente, el resto de la vida puedes actuar con más espontaneidad e inmediatez. Para vivir y disfrutar de lo cotidiano no hay que calcular tanto y hay que estar abierto a las sorpresas que la vida nos pueda dar.

viernes, 12 de diciembre de 2014

NO TEMAS (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

"Desde el ahora puedo observar la dificultad de comprender “al otro”, a ese otro que tanto nos aterra, y también la belleza de integrar ese dolor en el amor que todo lo mantiene unido.

En el ahora confluye tu presencia, tu lectura, mis manos escribiendo, el sol amaneciendo o la luna mostrando su cara.

En el ahora está el sueño, la realidad, la mentira y la verdad.    

En el ahora tienes la presencia ingrávida de lo que verdaderamente eres, y también el pesado velo que pretende ocultarlo.     

Si has tenido el buen detalle de leer, de vez en cuando, alguna de las notas que aquí se publican, y sientes una gran necesidad de soltar aquellos mandatos que corrompen la naturaleza del ser humano, has de saber que alguien, igual que tú, está sintiendo exactamente eso mismo, ahora.    

Si te sientes herido/a en lo más profundo de tu alma, deja que tus dolores descansen en el abrazo de la vida, y comprenderás que aquella herida no fue más que un pasajero dolor de alguien que solo quería existir.    

No temas dejar todas las pesadas cargas que llevas en tu interior, en la antesala de la verdad: allí no entrarás portando ninguna mochila.

No temas andar ligero, sin ataduras, como hace el viento.

No temas dejar de hacer el esfuerzo mental que cree que puede solucionarlo todo con un golpe de pensamiento. Solo comprender la trampa te hará libre.    

No temas al que pretende herirte; más bien contempla tu herida con ojos seguros.    

No temas a la muerte que llega siempre; más bien observa el temor que hemos impregnado alrededor de ella. Dentro de esa masa oscura se encuentra el brillo de la verdad.    

NO DEJES QUE LA PALABRERÍA DE OTROS TE CONFUNDA, Y MENOS AÚN LA MÍA. QUIEN VERDADERAMENTE TE GUÍA POR CAMINO CIERTO NO SUELE PRONUNCIAR PALABRA"

TÓMALO CON CALMA

NO TE APURES. Vas a vivir para siempre -en alguna parte. De hecho, ya estás en la eternidad, así que, ¿cuál es el apuro? 

NO TE PREOCUPES. ¿Acaso este asunto va a tener alguna importancia dentro de veinte años? Tú le perteneces a Dios, y Dios es Amor; así que, ¿para qué irritarse? 

NO CONDENES. En vista de que no puedes meterte bajo la piel de la otra persona, no hay forma humana de que puedas saber qué dificultades él o ella ha tenido que enfrentar -cuánta tentación, o malentendidos, o estupidez propia ha tenido que superar. Tú tampoco eres perfecto, y puede que hasta seas peor de calzarte sus zapatos. ¡No juzgues! 

NO RESIENTAS. Si algún mal se ha hecho, con toda seguridad la Gran Ley se encargará de ello. Elévate en conciencia, y así te liberas al tiempo que liberas al delincuente. El perdón es la medicina más fuerte de todas.  

NO TE QUEJES. Consume tu propio humo. Tu propio concepto es lo que ves; así que hazle un tratamiento y cámbialo. 

NO TE ENFADES. Sea como fuere, no puedes retener lo que no te pertenece por derecho de conciencia. Arrebatar lo ajeno pospone tu bien. 

jueves, 11 de diciembre de 2014

EL MÁS ALLÁ

UNA DE LAS PREGUNTAS QUE CON MÁS FRECUENCIA ME HACEN ES "¿QUÉ ENSEÑAS, ACERCA DE LOS PROCESOS DE LA MUERTE Y DEL MÁS ALLÁ DE LA MUERTE?" 

A PESAR DEL TIEMPO QUE UNO LLEVA DEDICADO A ENSEÑAR EL CONOCIMIENTO ESPIRITUAL, ME SIGUE PARECIENDO EXTRAÑA ESTA PREGUNTA, ES LO MISMO QUE SI ME PREGUNTARAN : "¿QUÉ ENSEÑAS ACERCA DE LA ACERA DE ENFRENTE DE LA CALLE?" 

PUES PARA SABER LO QUE HAY EN LA ACERA DE ENFRENTE DE LA CALLE LE BASTARÁ AL QUE ME PREGUNTA, VERLO CON SUS PROPIOS OJOS.

El matiz esta, que la multitud de pruebas de las meramente teóricas y dogmáticas enseñanzas de la mayoría de educadores y predicadores del mundo occidental, son "como ciego que guía a otro ciego", pues carecen de medios para comprobar sus afirmaciones y se conforman con transmitir lo que ciegamente recibieron de otros, quienes a su vez aprendieron del mismo modo su conocimiento.

Por el contrario, hay muchos seres humanos con facultades psíquicas y espirituales para quienes los fenómenos de la otra vida son tan familiares como los de la terrena, y el mundo de ultratumba es para ellos tan real y efectivo como el ordinario ambiente del mundo físico.

Para los que transitamos por el camino del conocimiento espiritual, no es el más allá un mar inexplorable sino tan perfectamente conocido en sus corrientes, profundidades, islas y generales características como para el experto marino pueda serlo la mar. 

ADEMÁS, SOMOS CONSCIENTES QUE LOS FENÓMENOS DEL OTRO MUNDO NO HAN DE SER MATERIA DE CREENCIA POR FE, SINO QUE PUEDEN CONOCERLOS EFECTIVAMENTE CUANTOS SERES HUMANOS, QUIERAN EMPLEAR TIEMPO Y ESTUDIO EN EDUCAR LAS FACULTADES LATENTES QUE TODO SER HUMANO POSEE EN SU INTERIOR.

Por lo cual muchas personas que no han tenido experiencia en ciertos fenómenos psíquicos y espirituales en que se fundan las enseñanzas sobre la vida después de la muerte, exige "pruebas concluyentes" de dichos fenómenos antes de pasar adelante.

Por otra parte, para conocer estos fenómenos es indispensable experimentarlos personalmente, y así no valen argumentos ni razones para convencer de una verdad que ha de servir de fundamento a las enseñanzas.

Al explicar los fenómenos del más allá, debe tener en cuenta quien se acerque a estudiar dichos fenómenos que no se le podrá proporcionar ninguna prueba material si no tiene muy actualizadas sus facultades psíquicas y espirituales, porque sin ellas la prueba demandada sería semejante a la que un ciego exigiera de la existencia de los colores o un sordo de la del sonido.

LA NATURALEZA INMATERIAL DE LAS COSAS IMPIDE DAR PRUEBA MATERIAL EN DICHO CASO. ¿QUÉ MÉTODO CABRÍA EMPLEAR PARA EXPLICAR LA SENSACIÓN GUSTATIVA DEL AZÚCAR A QUIEN JAMÁS HUBIESE PROBADO UN DULCE?

"Los que impartimos las enseñanzas sobre el más allá no exigimos a nadie que acepte ciegamente lo que se le enseña. Por el contrario, se advierte al estudiante que sólo acepte por verdad lo que haya comprobado personalmente, pues ninguna verdad es verdadera hasta que uno la ha corroborado por su propia experiencia.

"Pero también se le advierte que para comprobar una así, verdad ha de educar y vigorizar las facultades indispensables para la comprobación.

"Los que enseñamos el conocimiento espiritual y los procesos de la muerte, antes, durante y después que se produce, sólo queremos que las personas que se acercan a estudiar este conocimiento, confíen en nosotros, como en quien le señala el camino, y le dice: `Éste es el camino. Ve por él y encontrarás lo que te he enseñado. Tómalo, pésalo, mídelo, pruébalo y lo conocerás por ti mismo.

CUANDO LLEGUES A CUALQUIER PUNTO DEL CAMINO SABRÁS TANTO COMO YO Y QUIENQUIERA QUE HAYA PASADO POR AQUEL PUNTO; PERO HASTA QUE ALLÍ LLEGUES NO TENDRÁS MÁS REMEDIO QUE ACEPTAR CUANTO TE DIGAN QUIENES YA LO TRANSITARON O RECHAZAR TODO CUANTO A DICHO PUNTO SE REFIERA

NO ACEPTES NADA DEFINITIVAMENTE HASTA QUE POR TI MISMO LO HAYAS COMPROBADO; MAS SI ERES PRUDENTE APROVECHARÁS LOS CONSEJOS Y EXPERIENCIAS DE QUIENES EN EL CAMINO TE PRECEDIERON. CADA CUAL HA DE APRENDER POR PROPIA EXPERIENCIA, PERO LOS YA EXPERIMENTADOS PUEDEN SEÑALAR EL CAMINO A LOS INEXPERTOS.

En cada etapa observarás que quienes ya están más adelante dejaron señales, hitos y marcas para la comprensión de los que les seguían.

El ser humano prudente aprovecha estas señales. No te exijo fe ciega sino tan sólo confianza hasta que seas capaz de demostrar por ti mismo las verdades, que te expongo, como a mí me las expusieron los que me enseñaron. “Los escépticos podrán objetar que no damos "pruebas científicas" de nuestras afirmaciones acerca de los fenómenos del más allá.

Si por "pruebas científicas" se entienden las de la ciencia física; estamos de acuerdo en que no las aportamos; mas para los estudiantes avanzados el adjetivo "científico" tiene un significado mucho más amplio.

Quien espere pesar, medir y calcular las cosas espirituales con métrica, Material fracasará sin remedio, pues nunca obtendrá la deseada prueba.

Los aparatos físicos sólo sirven para objetos físicos, y el mundo espiritual tiene peculiares aparatos con que registrar sus fenómenos.

Tampoco argumentare en este blog, porque no hay base de argumentación entre los que ven el más allá y aquellos cuya visión se limita al plano físico.

Sin embargo, esto no significa que vayamos a exponer un cúmulo de absurdas afirmaciones con la pretensión de que el lector las reciba como artículo de fe. Lejos de mi semejante intento. 

Porque aunque la razón por sí sola no sea capaz de rasgar el velo que separa la vida de la muerte, puede, no obstante, si está libre de prejuicios dogmáticos, percibir cierta racionalidad en las afirmaciones verídicas de los fenómenos del mundo invisible, que por lo congruentes con otros fenómenos ya aceptados explican racionalmente lo que de otro modo fuera inexplicable.

En resumen, se verá que las enseñanzas que se dan a través del conocimiento de las Leyes Espirituales, concilian hechos en apariencia antitéticos y enlazan muchos puntos obscuros que, si bien aceptados por la razón, no se habían podido estructurar ordenadamente en un concepto mental.

Aun así, convendrá que vuelva a leer y considerar cuanto espongo en el blog en ocasiones sobre el mundo espiritual, o como se le conoce habitualmente….el más allá, y después se pregunte: "¿No parece todo esto lógico y probable?" Si sólo puede aceptarlo como hipótesis, que con ello se de por satisfecho, aunque le animo a que profundice un poco más hasta comprobar por si mismo lo que experimentalmente comprobaron seres humanos de todas las épocas. 

Pero si detenidamente se consideran las enseñanzas expuestas en este blog, resultarán cada vez más razonables según transcurran el tiempo, pues todas las experiencias del ser humano se acomodarán al carácter general de las enseñanzas, que irán substituyendo a los viejos conceptos. 

No es fácil apartarse o desechar la verdad una vez conocida, porque hurgará con irresistible prurito luego de alojada en el oído mental de quien la escuche, y tras el oído está aquella parte del ser humano que aunque revestida de varias envolturas conoce la verdad.

Por mucho que la niegue el ser humano no podrá substraerse a la verdad una vez que su semilla le haya caído en la conciencia, porque la nutrirá en su subconsciente y en tiempo oportuno brotará y florecerá.

De suerte que no importa si el lector es incapaz de asimilar las enseñanzas desde luego, porque largo es el tiempo y cada cual lo tendrá de sobra para madurar el conocimiento adquirido.

AI fin y al cabo, toda enseñanza no es más que un procedimiento de siembra.

Algunas semillas caerán en pedregales; otras en las márgenes del camino donde las devoren las aves; otras en suelo estéril; pero no dejarán de caer, aunque sean pocas, las que arraiguen en el buen terreno y con el tiempo broten, entallezcan, medren, florezcan y fructifiquen.

LA ILUSIÓN DE LA MUERTE

La humanidad está hipnotizada por la idea de la muerte. En labios de quienes debieran tener mayor conocimiento oímos expresiones como las de "la implacable gua-daña de la muerte", "tronchada en la flor de su edad", "desaparecido para siempre", "todo acabó para él", "pérdida irreparable", etc., al hablar de una persona que acaba de marcharse de este mundo, como si diesen a entender que ha dejado de existir y ya no es nada.

La generalidad de los seres humanos, independientemente de la fe que profesan, temen la muerte, les espanta su imagen y les conturba su recuerdo con invencible terror.

Sin embargo, quienes conocen la ilusión de la muerte no experimentan tan siniestras emociones; y aunque naturalmente sientan la temporánea separación del ser amado, saben que no lo han perdido para siempre, sino que tan sólo pasó a otra fase de vida y que nada de él se ha aniquilado.

RELATA UNA FÁBULA ÍNDICA QUE AL NOTAR UNA ORUGA LA LANGUIDEZ ANUNCIADORA DEL FIN DE SU ESTADO REPTANTE Y EL PRINCIPIO DE SU LARGO SUEÑO DE CRISÁLIDA, REUNIÓ A SUS COMPAÑERAS Y LES DIJO: "TRISTE ES PENSAR EN EL FORZOSO ABANDONO DE ESTA VIDA QUE TAN HALAGÜEÑAS VENTURAS ME PROMETÍA. SEGADA POR LA GUADAÑA DE LA MUERTE EN LA FLOR DE MI EXISTENCIA, SOY UN EJEMPLO DE LA CRUELDAD DE LA NATURALEZA. ¡AGUR! MIS BUENAS AMIGAS, ¡AGUR! PARA SIEMPRE. MAÑANA YA NO EXISTIRÉ." ACOMPAÑADA POR LAS LÁGRIMAS Y LAMENTACIONES DE LAS AMIGAS QUE RODEABAN SU LECHO DE MUERTE, LA ORUGA PASÓ A SU OTRO ESTADO. UNA VIEJA ORUGA EXCLAMÓ TRISTEMENTE: "NUESTRA HERMANA NOS HA DEJADO. SU DESTINO ES TAMBIÉN EL NUESTRO. UNA TRAS OTRA NOS ABATIRÁ LA GUADAÑA DESTRUCTORA COMO A LA HIERBA DE LOS PRADOS. LA FE NOS MUEVE A ESPERAR OTRA-VIDA, PERO ACASO SEA UNA VANA ESPERANZA. NINGUNA DE NOSOTRAS SABE NADA DE CIERTO SOBRE OTRA VIDA. LAMENTAMOS EL COMÚN DESTINO DE NUESTRA RAZA." DESPUÉS SE MARCHARON TODAS TRISTEMENTE.

La oruga ignore la gloriosa vida que le espera cuando despierte del sueño de la muerte y se metamorfosee en policromada mariposa. Pero no hemos de sonreírnos, porque todos tenemos la misma ilusión que la oruga.

Esta fábula simboliza en unas formas inferiores de vida, la ignorancia e ilusión de la humanidad.

Todos los conocedores de las Leyes Espirituales, reconocen en los tres estados de oruga, crisálida y mariposa una imagen de la transformación que aguarda a cada ser humano.

Porque la muerte para el hombre no es más que el estado de crisálida para la oruga. En ninguno de ambos casos cesa la vida por un solo instante, sino que persiste mientras la Naturaleza efectúa sus transformaciones.

No hay muerte. Sólo hay vida con muchas fases y modalidades, a una de las cuales llaman "muerte" los que desconocen las leyes Espirituales.

Nada muere realmente aunque todo experimenta un cambio de forma y actividad.

ASÍ DICE EL BHAGAVAD GITA:

"NUNCA NACIÓ EL ESPÍRITU NI NUNCA DEJARÁ DE SER. NUNCA HUBO TIEMPO EN QUE NO FUERA, PUES SUEÑOS SON EL PRIN-CIPIO Y EL FIN. SIN NACIMIENTOS NI MUERTES NI MUDANZAS PERMANECE EL ESPÍRITU POR SIEMPRE. LA MUERTE NO LO TOCA, AUNQUE PAREZCA MUERTA LA CASA EN QUE MORA."

Los materialistas arguyen frecuentemente contra la inmortalidad del alma diciendo que todo en la naturaleza se disuelve y destruye. Si así fuese resultaría lógico inferir de ello la muerte del alma; pero en verdad no hay nada semejante porque nada muere realmente.

Lo que llamamos muerte o destrucción, aun del más insignificante ser inanimado, no sé más que un cambio de forma o condición de su energía y actividades. Ni siquiera el cuerpo muere en el estricto sentido de la palabra.

El cuerpo no es una entidad sino un agregado de células que sirven de vehículo a ciertas modalidades de energía que las vitalizan. Cuando el alma deja el cuerpo, las células se disgregan en vez de agregarse como antes. La unificadora fuerza que las mantenía agregadas retiró su poder y se manifiesta la actividad inversa.

HA DICHO ACERTADAMENTE UN AUTOR: "NUNCA ESTÁ EL CUERPO MÁS VIVO QUE CUANDO MUERTO." Y HA DICHO OTRO AUTOR: "LA MUERTE NO ES MÁS QUE UN ASPECTO DE LA VIDA, Y LA DESTRUCCIÓN DE UNA FORMA MATERIAL ES EL PRELUDIO DE LA CONSTRUCCIÓN DE OTRA."

Así vemos que el silogismo de los materialistas carece de premisa mayor y por tanto ha de ser forzosamente falsa la conclusión de todo razonamiento en él fundado.

Nadie que transite el camino de la espiritualidad tomarían en serio el argumento de los materialistas, aunque fuera cien veces más lógico. Porque han educado y actualizado sus facultades psíquicas y espirituales que les dan a conocer que el alma no perece cuando se disgrega el cuerpo.

Cuando el ser humano es capaz de desprenderse temporáneamente de su cuerpo físico y actuar efectivamente en los planos ultraterrenos, le parece fútil y absurda toda discusión especulativa sobre la vida después de la muerte:

SI UN SER HUMANO QUE NO HA LLEGADO TODAVÍA A LA ETAPA DE DESENVOLVIMIENTO PSÍQUICO Y ESPIRITUAL EN QUE SE TIENE PRUEBA SENSORIA DE LA SUPERVIVENCIA DEL ALMA, DEMANDA UNA PRUEBA DE ELLA, DIGÁMOSLE QUE EN VEZ DE FIJAR SU MIRADA MENTAL EN EL EXTERIOR LA ENFOQUE, EN SU INTERIOR Y ALLÍ HALLARÁ LA PRUEBA DESEADA. 

PORQUE, COMO NOS ENSEÑA LA FILOSOFÍA, EL MUNDO INTERNO ES MUCHO MÁS REAL QUE EL MUNDO EXTERNO DE LOS FENÓMENOS.

En efecto, el hombre no tiene un positivo conocimiento del mundo exterior, pues todo cuanto posee es el informe que el interno le proporciona de las impresiones recibidas del exterior.

El hombre no ve el árbol que mira, sino tan sólo la imagen invertida del árbol retratada en su retina.

Además, su mente ni siquiera percibe esta imagen, sino sólo el vibratorio informe de los nervios cuyos filamentos terminales excitó la imagen.

Así no hemos de avergonzarnos de aprovechar las reservas acopiadas en las intimidades de la mente donde permanecen muchas verdades profundas.

En el subconsciente de la mente está el conocimiento de muchas verdades fundamentales del universo, entre ellas las dos siguientes:

1.- La certidumbre de la existencia de una suprema Potestad que compenetra y mantiene el universo;

2.- La certidumbre de la inmortalidad de nuestro verdadero ser, del íntimo Yo que ni el fuego abrasa ni el agua ahoga ni el aire aventa.

La vista mental enfocada en nuestro interior hallará siempre el Yo con la certeza de su indestructibilidad.

La verdad buscada pertenece a la interna vida espiritual y no a la externa física, y así por dentro y no por fuera se ha de buscar al alma.

La mente concreta sólo puede relacionarse con objetos físicamente materiales; la mente superior, subjetiva o intuitiva, se relaciona con objetos psíquicos y espirituales.

La mente concreta se relaciona con el cuerpo y la intuitiva con el alma de las cosas. Por lo mismo, hemos de buscar el conocimiento respectivo en la región apropiada de nuestro ser.

DEJAD QUE EL ALMA HABLE POR SÍ MISMA Y ESCUCHARÉIS SU SONORO, ARMÓNICO, VIGOROSO Y ESPLENDIDO CANTO, QUE DICE: "NO HAY MUERTE, NO HAY MUERTE, NO HAY MUERTE. NO HAY MÁS QUE VIDA, Y ESTA VIDA ES ETERNA."

TAL ES EL CANTO DEL ALMA. ESCUCHADLO EN EL SILENCIO, PORQUE ÚNICAMENTE ASÍ PODRÁN LLEGAR A VUESTRO OÍDO SUS VIBRACIONES.

ES EL CANTO DE VIDA NEGADOR DE LA MUERTE. NO HAY MUERTE. SÓLO HAY ETERNA, SEMPITERNA VIDA.

martes, 9 de diciembre de 2014

DESPLEGAR LAS ALAS....Y....VOLAR....VOLAR EN LA VIDA

 " LA BRUJA DEL BOSQUE SOLIA DECIRME: CUANTO MÁS CONTROL BUSQUES EN TÚ VIDA, MENOS ESPACIO PARA LA MAGIA ESTARAS DEJANDO......LA VIDA ES LA MAGIA Y EL MISTERIO DEL MOMENTO"

Aparqué el coche a un lado de la calle y mientras esperaba, me dedique como es mi costumbre o deformación profesional a observar a las personas . Vi gente que paseaba con prisa por la calle. Unos empujaban sus carros de la compra. Otros de paseo con la correa del perro en una mano y el niño en la otra. La calle estaba bulliciosa a esas horas del mediodía de un sábado.

Giré la vista a un lado de la calle y observé el nuevo comercio que habían abierto. Toda esa calle estaba repleta de nuevos comercios, que intentaban salir adelante. Lo comienzos pueden ser un poco duros a veces, pensé.

Lo que más me llamó la atención, es que en la fachada de ese comercio, habían colgado una jaula con un pájaro dentro de ella… algo que ya no se suele ver en el paisaje moderno de hoy en día y mucho menos en la fachada de un comercio.

Allí quedó mi vista fijada durante largo rato mientras esperaba. Dentro de la jaula había un pajarito que se balanceaba dentro del pequeño espacio que le envolvía. Su alas amagaban el vuelo, agitándose nerviosamente  a cada momento, y ante la incapacidad de volar, el pájaro volvía una y otra vez a intentarlo, saltando de un lado a otro de los soportes colgantes que adornaban la jaula. La gente paseaba y no hacían caso de su presencia. Y el pájaro, seguía amagando. Cabezón. Como si en uno de esos saltos, pudiera salir de la jaula y  volar agitando sus alas que ahora quedaban ridículamente encogidas por falta de espacio.

Pensé que si el pájaro pudiera hablarme, me diría que añoraba su LIBERTAD. Sin embargo, y además de esto, a mí me pareció cruel que un ser que ha sido creado para una misión tan clara, le fuera arrebatado su don de forma insensible e injusta.

EL PÁJARO TIENE UNA MISIÓN CLARA Y SENCILLA…¡VOLAR! Claramente, ese Don, le fue arrebatado impunemente. Y los saltos nerviosos que daba dentro de la jaula, indicaban su ansia por demostrar quién Es él. Esa jaula no era suya. Simplemente, de un modo u otro, alguien encajó esa realidad en su vida y allí se quedó, sin saber qué ocurría ni qué le impedía volar. Y lo más grave sin pedirle opinión de si esa era la vida que él quería.

-¡Yo Soy un pájaro! – Nos diría orgulloso.  – Mi alegría en la vida es volar. Abrir mis alas, batirlas sin esfuerzo y alzarme hasta que mis plumas quedan bañadas por el sol o la luna. Acariciar el viento y crear remolinos a mi antojo. Mirar desde arriba lo pequeño que es el mundo. Mi visión es amplia desde allí. Y mi misión queda reducida a algo tan valioso que no tiene precio. Volar. Vivir haciendo lo que soy. Nací para eso. Nací libre para expresar lo que Soy. ¡Soy un pájaro! Y volar en libertad.

Todo esto me hizo pensar y llevar la historia a mi realidad y a los que la comparten cada día conmigo. Y es que veo cada día a seres humanos que no son felices porque se han creado una jaula invisible que no les deja ser quienes realmente Son. Viven alejados de sus valores personales. Esos valores que son los pilares que sujetan la casa de su vida. Y su visión del mundo es limitada porque tienen la creencia errónea de que esa visión es real.

LA VIDA VA PONIENDO EN NUESTRO CAMINO SITUACIONES DONDE DEBEMOS ELEGIR: TOMAR UNA DECISIÓN U OTRA, DICE LO QUE SOMOS. CADA ELECCIÓN, DICE DE NOSOTROS LO QUE ELEGIMOS SER. ¿ELEGIMOS PASAR A LA ACCIÓN O QUEDARNOS CÓMODOS Y CONFORMARNOS CON LO QUE NOS OFRECEN OTROS? EN LA ELECCIÓN ESTÁ EL RESULTADO DE LO QUE QUIERES CREAR EN TU VIDA. Y DE ESA ELECCIÓN, SALDRÁ EL EJEMPLO QUE ESTÉS OFRECIENDO AL MUNDO: A TUS HIJOS, A TUS AMIGOS, A TUS COMPAÑEROS DE TRABAJO, A TU FAMILIA… Y LO QUE ES MÁS IMPORTANTE AÚN, ¡A TI MISMO.

A veces, por querer conformarnos, creamos una mentira. Son miedos para no dar el paso que deberíamos dar. Y resulta que esos miedos son insignificantes porque lo peor que nos podría pasar, ya nos está pasando: seguir metidos en la jaula del conformismo. De seguir ahí, nuestra imaginación, nuestra pasión, nuestra actitud positiva, nuestro talento y genialidad, aquello para lo que nacimos un día, se va diluyendo en nuestro día a día.

No es extraño escuchar hoy día: “mi trabajo no me gusta, pero las cosas están muy difíciles…”, “mi marido no me trata como merezco en realidad, pero más vale lo malo conocido…”, “me hubiera gustado dedicarme a otra cosa, pero no tengo tiempo ahora de ello”, “me pagan poco y me conformo con ello porque cualquiera busca otra cosa…”, “no tengo tiempo para mí porque tengo cosas que hacer…”

¿TE DAS CUENTA DE LA GRAN JAULA QUE CONSTRUYES CADA DÍA?

¿QUÉ TIPO DE JAULA TE IMPIDE SER LO QUE QUIERES SER?

¿QUÉ PASITO PUEDES DAR PARA QUE TU JAULA NO TE ATRAPE?

¿QUÉ VALORES NO ENCAJAN EN TU VIDA O SIENTES QUE TE HAN ARREBATADO?

¿QUIÉN CREES QUE PODRÍAS SER SI NO TUVIERAS ESA JAULA?

Deja de dar saltos esperando a que algo cambie con el tiempo o a que otros abran tu jaula. Abre tus alas. Atrévete a salir de la jaula que te has fabricado. Atrévete a mirarte, a valorarte. Atrévete a ser consciente de quién realmente eres, elige serlo, nunca es tarde para comenzar a ser tú mismo, además no tienes nada que perder si acaso la jaula donde decidiste un día vivir o que otros decidieron por ti.

AHORA MÁS QUE NUNCA, ESTOY SEGURO QUE LAS JAULAS DE NUESTRA VIDA, SÓLO NOS LAS CREAMOS NOSOTROS MISMOS. VIVIR EN LIBERTAD Y EN ARMONÍA ES UNA DE LAS CLAVES DE LA FELICIDAD

sábado, 6 de diciembre de 2014

DESVINCÚLATE DE LAS HERIDAS DE TU PASADO (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

La inclinación a vincularnos con nuestras heridas, en lugar de dejarlas atrás, hace que experimentemos constantemente la sensación de no ser dignos.

Una persona que haya experimentado acontecimientos traumáticos en la vida, como una violación sexual, la muerte de seres queridos, enfermedades traumáticas, accidentes, rupturas familiares, drogadicciones y otras cosas similares, puede llegar a vincularse con los dolorosos acontecimientos del pasado y rememorarlos para llamar la atención o despertar lástima en los demás. Esas heridas de nuestras vidas parecen darnos una gran cantidad de poder sobre los demás.Cuanto más les hablamos a otros sobre nuestras heridas y sufrimientos, tanto más creamos un entorno de compasión por nosotros mismos.

NUESTRO ESPÍRITU CREATIVO PERMANECE TAN CONECTADO CON LOS RECUERDOS DE NUESTRAS HERIDAS QUE NO PUEDE DEDICARSE A TRANSFORMAR Y MANIFESTAR.  EL RESULTADO DE ELLO ES LA SENSACIÓN DE DESMERECIMIENTO, DE NO SER DIGNO DE RECIBIR TODO AQUELLO QUE SE DESEA. 

La tendencia a vincularnos con las heridas de nuestras vidas nos recuerda lo poco merecedores que somos de recibir nada de lo que realmente nos gustaría tener, debido a que permanecemos sumidos en un estado de sufrimiento. Cuanto más se recuerdan y se repiten estas historias dolorosas, tanto más tiene garantizado esa persona que no atraerá la materialización de sus deseos.  

Quizá la frase más poderosa que puedas llegar a memorizar en este sentido sea: «Tu biografía se convierte en tu biología». A la que yo añadiría: «Tu biología se convierte en tu ausencia de realización espiritual». Al aferrarte a los traumas anteriores de tu vida, impactas literalmente sobre las células de tu cuerpo. Al examinar la biología de un individuo, es fácil descubrir en ella su biografía. Los pensamientos angustiosos, de autocompasión, temor, odio y otros similares, cobran un peaje sobre el cuerpo y el espíritu. Al cabo de un tiempo, el cuerpo es incapaz de curarse, debido en buena medida a la presencia de esos pensamientos.

El apego al dolor sufrido en los primeros años de la vida procede de una percepción mitológica según la cual «tengo derecho a una infancia perfecta, libre de dolor. Utilizaré durante el resto de mi vida cualquier cosa que interfiera con esta percepción. 

Contar mi historia será mi poder». Lo que hace esta percepción es darle permiso al niño herido que llevas dentro para controlarte durante el resto de tu vida. Además, te proporciona una fuerte sensación de poder ilusorio.

Tenemos que ser muy cuidadosos para evitar explicar nuestra vida actual en términos de una historia traumática anterior. Los acontecimientos dolorosos de nuestras vidas son como una balsa que se utiliza para cruzar el río. Debes recordar bajarte una vez que hayas llegado a la otra orilla.  

Observa tu cuerpo cuando has sufrido una herida. Una herida abierta se cierra en realidad con bastante rapidez. Imagina cómo serían las cosas si esa herida permaneciera abierta durante mucho tiempo. Se infectaría y, en último término, acabaría por matar a todo el organismo. 

El cerrar una herida y permitir que cure puede actuar del mismo modo en los pensamientos de tu mundo interior.Así pues, no lleves contigo tus heridas. Afróntalas y pide a la familia y a los amigos que sean compasivos mientras te recuperas. Luego, pídeles que te lo recuerden amablemente cuando se convierta en una respuesta predecible. Quizá en cuatro o cinco ocasiones tus amigos y personas queridas te dirán: «Sufriste una experiencia trágica y comprendo perfectamente tu necesidad de hablar de ello. Me importa, te escucho y te ofrezco mi ayuda si eso es lo que deseas». 

DESPUÉS DE VARIAS SITUACIONES DE ESTE TIPO, PÍDELES QUE TE RECUERDEN AMABLEMENTE QUE NO DEBES REPETIR LA HISTORIA CON EL PROPÓSITO DE OBTENER PODER A TRAVÉS DE LA COMPASIÓN DE LOS DEMÁS.

Al retroceder en tu camino y reavivar continuamente tu dolor, incluyendo la descripción de ese dolor y la calificación de ti mismo (superviviente de un incesto, alcohólico, huérfano, abandonado), no lo haces para sentirte más fuerte. Lo haces debido a la amargura que estás experimentando. Esa amargura se pone de manifiesto en forma de odio y cólera al hablar de esos acontecimientos, con lo que no haces sino alimentar literalmente el tejido celular de tu vida a partir de tu cosecha de acontecimientos del pasado.Eso hace que se extienda la infección e impide la curación. Y lo mismo sucede con el espíritu. Esta cosecha de amargura te impide sentirte merecedor. Empiezas a cultivar entonces una imagen sucia, de criatura desafortunada, desmerecedora y difamada, y eso es lo que envías al universo, lo que inhibirá cualquier posibilidad de atraer el amor y la bendición a tu vida.  

Aquello que te permitirá desvincularte de tus heridas es el perdón. El perdón es lo más poderoso que puedes hacer por tu fisiología y por tu espiritualidad, a pesar de lo cual sigue siendo una de las cosas menos atractivas para nosotros, debido en buena medida a que nuestros egos nos gobiernan de un modo inequívoco. Perdonar se asocia de algún modo con decir que está bien, que aceptamos el hecho perverso. Pero eso no es perdón. Perdón significa llenarse de amor e irradiar ese amor hacia el exterior, negándose a transmitir el veneno o el odio engendrado por los comportamientos que causaron las heridas. El perdón es un acto espiritual de amor por uno mismo, y envía a todo el mundo, incluido tú mismo, el mensaje de que eres un objeto de amor y que eso es lo que vas a impartir. En eso consiste el verdadero proceso de desvinculación de las heridas, de no seguir aferrándose a ellas como preciadas posesiones. 

Significa renunciar al lenguaje de la culpa y la autocompasión, y a no seguir adelante con las heridas del pasado. Significa perdonar íntimamente, sin esperar que nadie lo comprenda. Significa dejar atrás la actitud del ojo por ojo, que sólo causa más dolor y la necesidad de más venganza, sustituyéndola por una actitud de amor y perdón. Esta forma de actuar es alabada en la literatura espiritual de todas las religiones.  

SENTIRSE DIGNO ES ESENCIAL PARA PODER ATRAER AQUELLO QUE SE DESEA. ES, SIMPLEMENTE, UNA CUESTIÓN DE SENTIDO COMÚN. SI NO TIENES LA SENSACIÓN DE MERECER ALGO, ¿POR QUÉ TE LO VA A ENVIAR LA ENERGÍA DIVINA QUE ESTÁ EN TODAS LAS COSAS? ASÍ PUES, TIENES QUE CAMBIAR Y SABER QUE TÚ Y LA ENERGÍA DIVINA SOIS UNA SOLA COSA, Y QUE ES TU EGO EL QUE SE CONFABULA PARA IMPEDIRTE UTILIZAR ESTE PODER EN TU PROPIA VIDA.

AUTOR: WAINE DYER  

viernes, 5 de diciembre de 2014

ATRAE CON EL PODER DEL ALMA

"SINO SABES A DONDE VAS, REGRESA PARA SABER DE DONDE VIENES" (Proverbio zen) 

Cuando leí por primera vez que con sólo pensar, sentir y enfocar mi atención en lo que deseaba, ese deseo se cumpliría, me volví loca, me entusiasmé muchísimo, esa información resonó en mi interior, literalmente, mi alma supo que era verdad.

Enseguida me vinieron a la memoria sucesos del pasado en los que había conseguido lo que quería aplicando esa fórmula, aunque en aquellos lejanos días desconocía que se tratara de una ley. Lo hice de manera natural. Todos venimos a este mundo sabiendo esa ley y su aplicación, pero con el devenir de los años y lo que nos van inculcando se nos olvida.

En fin, el caso es que la primera vez que intenté conscientemente atraer algo a mi vida, salió muy bien, tan bien, que el éxito se me subió a la cabeza, o mejor dicho, empecé a ser menos natural, a dejar de escuchar a mi alma y a darle prioridad a lo que mi mente tenía que contarme. Todo el mundo sabe los problemas de comunicación que tienen la mente y el alma. El alma no sabe hablar en el lenguaje de la mente, y la mente no sabe interpretar las sutilezas e intuiciones del alma. A nadie debiera extrañar, que en cuanto haces caso a la mente, a sus pensamientos repetitivos, a su monólogo continuo, pierdes el norte y entras en una vibración alejada completamente de la realización de tu sueño o deseo. Y me refiero a esos “Si puedo lograr esto, mi situación mejorará mucho”, “Tengo que conseguir esto, así demostraré a los demás que yo tenía razón”, “Si no consigo manifestar esto, seré una fracasada”, “Si no logro alcanzar mi sueño, mi vida no tendrá sentido”, y así hasta el infinito, porque otra cosa no, pero facilidad la mente para aguarnos la fiesta, tiene a raudales. Y así permanecí durante años, sí, años, testaruda que es una, hasta que de puro agotamiento dejé de insistir, y entonces me vino a la cabeza esa famosa frase de Einstein que dice: “Si haces siempre lo mismo no esperes resultados distintos”.

El hecho de no hacer nada por conseguir lo que deseaba produjo en mi una sensación placentera, y confort interior, y recordé algo que leí una vez, que el alma te habla a través del confort o la incomodidad interior. Es decir, que cuando te sientes bien es que estás siguiendo el camino de tu alma, y cuando te sientes mal no lo haces. Y entonces me vino una pregunta a la cabeza ¿es qué mi alma no quiere eso que yo tanto deseo?. 

Si lo piensas fue una reflexión lógica, dado que desde el momento en el que había dejado de hacer algo por conseguir ese deseo había empezado a sentirme mejor, lo normal es que pensara que quizá el error estaba en el deseo mismo. Pero no. Más adelante entendí, que el deseo no era el problema. Lo que estaba mal era la importancia que le estaba dando a ese deseo. Y entonces llegué a esta valiosísima información, que espero que a ti te ayude tanto como me ha ayudado a mi:

El Universo es amor, eso lo sabemos todos. Es un amor perfecto, incondicional, que no pide nada, que nada juzga, que no obliga, y al decir para mi misma estas palabras, caí en la cuenta de que yo no estaba amando a mi deseo, y no lo estaba amando porque de tantas ganas que tenía de que se cumpliera, de que se hiciera realidad, lo estaba forzando como si fuera un amante al que quisiera retener.

A los deseos se les debe tratar como tratamos a las personas a las que amamos. Cuando amas de verdad, lo haces de forma incondicional, respetas a esa persona, no la intentas retener, no sientes celos, no te muestras como una persona posesiva, porque eso no sería amor, sería inseguridad, serían dudas, sería baja autoestima.

Cuando pensaba que ese deseo tenía que cumplirse sí o sí, y que de no cumplirse sería una fracasada o mi vida no tendría sentido, la energía que estaba creando alrededor de ese deseo, nada tenía que ver con la energía del Universo, que es amor. Al hacer el símil con una pareja, me di cuenta. De repente entendí que si yo a un hombre al que quisiera tener como pareja le transmitiera sentimientos de que tiene que estar conmigo sí o sí, porque yo lo digo, sentimientos hacía mi misma de que sin ese hombre a mi lado sería una fracasada, que sin él mi vida no tendría sentido; se me encendió una luz, me dije “pero como has podido estar tan ciega, si tú jamás te comportarías así con un hombre, ni con nadie, ¿por qué lo haces con eso que quieres manifestar en tu vida?”.

Literalmente, se me encendió una luz. Respiré agradecida. Pensé en mi deseo como algo a lo que amar, no como algo a poseer. Y lo amé, como amo a mi perrita Berta, con agradecimiento y con respeto. Me relajé tanto que me quedé dormida. A la mañana siguiente mi deseo estaba ahí, delante de mi.

Conclusión, cuando quieras ver manifestado algo en tu vida, controla tu mente, que no se revolucione, que no le de demasiada importancia al deseo, ni demasiada poca, simplemente ama tu deseo, déjalo crecer, porque cuando llegue el momento perfecto aparecerá. Intenta estar equilibrado, no pienses mucho en tu deseo, pero tampoco lo olvides. Compórtate como lo harías con un amigo al que tienes muchas ganas de ver, pero que no vive en la misma ciudad que tú. Si tu deseo fuera que tu amigo te visitara, pensarías en él de vez en cuando, quizá algunos días revisarías fotos antiguas para recordar viejos tiempos, puede que por curiosidad buscaras por internet el precio del billete, por si acaso pudieras conseguir unos días libres, recrearías lo que haríais si estuvierais juntos. Mientras tanto, seguirías haciendo tu vida normal. Irías al trabajo, al supermercado, verías tu programa de televisión favorito, comprarías ese libro que tanto te apetece leer. Se trata de mantener la intención del deseo cumplido con amor y seguridad pero sin avasallarlo.

Es una colaboración de: M.C.R.D.