C.E.

C.E.
....

jueves, 30 de enero de 2014

EL ABECEDARIO DEL AMOR

A, de aprecio. Apreciar al ser que se ama es darle su valor, es considerarlo digno de afecto y de reconocimiento.

B, de búsqueda. El amor es una continua búsqueda del bien para el ser amado. Para ello es preciso conocerlo, descubrir su riqueza interior, encontrar los medios para su crecimiento y desarrollo hacia la plenitud de su ser.

C, de coherencia. Decir lo que se piensa y vivir lo que se dice, eso es la coherencia. Vivir y tratar de vivir siempre lo que se promete es ser coherente.

D, de diálogo. El amor es comunicación. Es el encuentro íntimo de dos personas, el diálogo constante de dos mentes, dos voluntades, dos corazones... dos cuerpos. 

E, de esperanza y entrega. Así como el amor produce esperanza, confianza en el otro y en el futuro de los dos, la falta de éste causa apatía, desinterés, desconfianza y desaliento. El amor es entrega porque es ponerse en manos del otro, regalándose y dedicándose a él.

F, de fiel y fecundo. Ser fiel es ser leal con el otro. Además el amor es fecundo porque produce y se reproduce, mientras que el egoísmo destruye y acaba con la dignidad del otro.

G, de generoso. La generosidad implica nobleza y sinceridad, implica darse sin medida, sin conveniencias.

H, de humilde y honesto. El amor no es egoísta ni soberbio sino humilde servicio a la persona amada, reconociendo en ella un don digno de ser cuidado con lo mejor de uno mismo.

I, de invitación. El amor es una invitación a crecer en todos los aspectos, es invitar al otro a ser mejor, es ofrecer un camino de realización personal.

J, de joven. No consiste tanto en la edad corporal, cuanto en un estado de vitalidad y renovación interior, aunque esta palabra se use más por determinar una época de la vida que para otra cosa. Por eso el amor es joven por ser y tener que ser siempre nuevo.

L, de luz. Luz en el amor significa saber iluminar y guiar la vida de la persona amada.

Ll, de llamado. En el amor existe un llamado constante a la persona amada para que sea luz, y a la vez es una llamada personal a ser luz para nuestra pareja.

M, de movimiento y meta. El amor es dinámico, es actividad continua en bien del otro, es esfuerzo efectivo para edificar su personalidad, implica variedad en sus manifestaciones y evita la rutina en el transcurso del tiempo. Meta, además, porque el amor en sí es un gran objetivo por alcanzar.

N, de núcleo. El amor es el núcleo de la vida misma. Hay un dicho que dice así: 'el que no ama, no vive', porque el ser humano está llamado a amar y amando es como construye la vida, crece en su personalidad y a la vez ayuda a crecer al otro.

O, de optimista. El amor no puede dejar de ser optimista, aunque no deje de ser realista. El optimismo implica la esperanza y la ilusión de un futuro mejor para sí y para la persona amada.

P, de perseverancia. Es tener firmeza y constancia en mantener lo prometido. De nada sirve emprender un camino si no se llega al término del mismo.

Q, de Querer. Amar es querer con la fuerza de voluntad más que con los sentimientos. Es la expresión más auténtica de la decisión libre y personal de buscar el bien del otro.

S, de sacrificio y de silencio. El amor exige el sacrificio entendido como ofrenda, como don, y esto implica callar el propio egoísmo, sin dejar de exigir lo que en justicia corresponde.

T, de trabajo. El amor no puede dejar de ser trabajo, acción continua, esfuerzo constante por lograr su culminación en cada instante, no sólo al final de la vida.

U, de único y universal. El amor es único porque no es repetible, y al mismo tiempo es universal porque es común a todos y dirigido hacia todos.

V, de valiente. Para amar se necesita mucho valor, se necesita 'garra' y valentía frente a una mentalidad adversa, que ha desvirtuado el sentido del amor y lo ha convertido en una expresión más del egoísmo.

Z, de zumo. El amor es el jugo de la vida, es lo que da sabor a la lucha y al esfuerzo diario, es el alimento de la propia historia. 

Autor: anónimo

martes, 28 de enero de 2014

AMOR, SIMPLEMENTE ESO


 Amor, un viaje misterioso, extraño, sin lógica. El latido del mundo y el corazón de todo aquel que se atreva a tomarlo, a sentirlo, a desearlo. La llama de la vela que se enciende en todo aquel capaz de sentirla, pero no quemarse. La lluvia que resbala sobre una montaña, el agua que corre por entre las piedras, el vuelo de un ave, el suspiro del viento. Viento que susurra en tu oído, que atreverse no cuesta nada, y que intentar no es en vano. 

Que buscar no es tan malo, pero que esperar no es tan bueno. Que la vida no es vida, si no se tiene a alguien con quien compartirla. Que soñar no tiene precio, pero que lo pagas si vives tu vida, viviendo de ello. 

Amor, una senda eterna si es verdadera, o tan sólo un pasaje, depende de como sea. Las miradas que chocan curiosas, en un repentino encuentro, o el roce de los labios que se enamoraron despacio. Aquel que es puro y que sólo siente. Aquel que no pide nada a cambio, pero que lo da todo sin pensarlo. Aquel que con simplemente tocarte, puede cambiarte. Aquel que siendo verdadero, es más fuerte que el miedo. 

Miedo que día a día, nos aleja de la vida, miedo creado por anteriores fracasos, miedo que es vencido sólo, cuando la fe de algo más fuerte crece dentro, y cuando la esperanza de lo verdadero, no se pierde entre la niebla. 

Amor, un camino que no termina, un camino que se recuerda. Un camino que nos guía, y que ilumina cada paso, cada meta, y cada pequeño o grande peldaño de la escalera. Escalera que nos lleva a un final que no termina, escalera que termina, cuando una nueva comienza. 

Amor, aquel que muchos deseamos, pero que merecemos más darlo que recibirlo. Aquel que siendo egoístas, no nos lo es devuelto, pero que siendo generosos, puede ser más del que esperamos. La gota de sol que cae cuidadosa sobre la hoja verde, que se filtra entre los árboles, que se esparce por el cielo. Las ganas de tenerlo, la fe de encontrarlo, el miedo a perderlo. El miedo a que nunca aparezca, el miedo a no merecerlo, el miedo a darlo en vano, el miedo a que ni siquiera exista. 

El miedo... un sentimiento que es capaz de hundirnos tanto como lo puede hacer el odio, y capaz de alejarnos del mundo real tanto como lo hace vivir más allá de los sueños. 

Amor, el rescate que muchas veces todos necesitamos, el que es capaz de librar un corazón encerrado, encontrar un alma perdida, redimir un camino desviado, el que lo puede todo, si nos entregamos. El que siendo verdadero, dura para siempre, y que es capaz de curar cualquier herida, y de sanar el corazón, sin importar cuan grande sea la llaga. El que nos hace feliz, el que nos da un verdadero propósito de vivir, el que nos llena cada pequeño rincón de nuestra existencia, el que nos ayuda a cumplir sueños, el que nos hace creer que se puede. El que nos hace amarnos a nosotros mismos y el que nos hace sentir que el corazón se nos salta del pecho. 

Amor, todo lo que la vida puede llegar a ser. Lo máximo que la vida nos puede llegar a ofrecer, y lo único que realmente nos puede hacer pisar firme la tierra, pero que al mismo tiempo, puede hacernos volar por el universo, como nunca antes, siempre de la mano de alguien, pero siempre amando.

viernes, 24 de enero de 2014

EL CAMINO DE LA ARMONIA (NO SUFRAS POR PEQUEÑECES)

LA ARMONIA ES LA: *PROPORCIÓN Y CORRESPONDENCIA ADECUADAS ENTRE LAS PARTES DE UN TODO*

Uno se da cuenta , que en nuestro día a día , todo aquello que pensamos tenemos sabido a la hora de llevarlo a la practica, nos cuesta y en ocasiones, nos es del todo imposible, lo cual nos invita a reflexionar si de verdad el conocimiento de esas pequeñas cosas lo tenemos integrado o simplemente lo sabemos como teoría.

Y nos damos cuenta que a pesar de saber mucha teoría, dicha teoría no nos sirve de gran ayuda, ni con nosotros mismos, ni con los demás sino la llevamos a la práctica.

Y como uno al fin y al cabo el conocimiento que comparte es de aquello de lo que menos sabe, quiero compartir con todos ustedes mis reflexiones sobre esas pequeñas cosas que nos quitan la armonía y ver las pautas que debemos seguir para que nuestra vida y la de quienes están mas cerca de nosotros se llene de armonía y paz.

El primer gran descubrimiento que debemos hacer es que: “El ser humano puede cambiar su vida, si cambia su actitud”

El segundo gran descubrimiento es: Que debemos aprender a “dejar pasar” los problemas en lugar de resistirnos a ellos con todas nuestras fuerzas.

Consiguiendo así que nuestra vida empieza a fluir. Y gracias a ese fluir tendremos el conocimiento suficiente para:
1.- Cambiar las cosas que podemos cambiar. 
2.- Aceptar las cosas que no podemos cambiar 
3.- La sabiduría necesaria para ver la diferencia.

NO SUFRAS POR PEQUEÑECES
A menudo nos dejamos alterar por cosas que al examinarlas con mayor atención no son tan tremendas. Sacando los problemas de su justa proporción

HAZ LAS PACES CON LA IMPERFECCIÓN
La necesidad de perfección y el deseo de paz interior están en conflicto. Eso no quiere decir que dejes de hacer las cosas lo mejor que sepas. Cuando comiences a eliminar tu necesidad de perfección en todas las áreas de la vida, empezaras a descubrir la perfección en la vida misma.

ABANDONA LA IDEA DE QUE LAS PERSONAS DULCES Y RELAJADAS NO PUEDEN SER GRANDES TRIUNFADORAS
El miedo y el estrés requieren una gran cantidad de energía y agotan la creatividad y motivación de nuestras vidas. Cuando se tiene paz interior se esta menos distraído por las necesidades, deseos y preocupaciones. Resultándonos más fácil centrarnos en nuestros objetivos, conseguir lo que queremos y tener algo que ofrecer a los demás.

TOMA CONCIENCIA DEL EFECTO DE BOLA DE NIEVE DE TUS PENSAMIENTOS
Toma conciencia de lo rápido que escapan a tu control los pensamientos negativos y de inseguridad. ¿Te has fijado alguna vez lo tenso que estas cuando estas atrapado en tus pensamientos?

DESARROLLA EL SENTIDO DE LA COMPASIÓN
La compasión es un sentimiento de amor, implica sentir los problemas y el sufrimiento de los demás, dejándonos de centrarnos solo en nosotros mismos. Nos ayuda a desarrollar el sentido de la gratitud y nos hace apartar la atención de las cosas pequeñas que nosotros hemos convertido en grandes. “No podemos hacer grandes cosas en esta tierra. Solo podemos hacer cosas pequeñas con gran AMOR”. (Teresa de Calcuta)

RECUERDA QUE CUANDO MUERAS TU “CARPETA DE ASUNTOS PENDIENTES” NO ESTARA VACIA
Muchos viven su existencia con el único propósito de acabarlo todo. Dejando a un lado incluso a sus seres mas queridos. Piensan que cuando acaben todo lo que tienen que hacer estarán mas serenos pero simplemente no es así, a medida que hacen cosas añaden otras nuevas a la lista El propósito de la vida no es conseguir hacerlo todo, sino disfrutar cada paso del camino.

DEJA QUE OTROS SE LLEVEN LA GLORIA 
Hay algo mágico que le sucede al espíritu de cada ser humano, una sensación de serenidad y paz interior se apodera de el, cuando deja de necesitar que toda la atención se centre en su persona y en cambio permite que otros se lleven la gloria. No cedamos al impulso de arrebatársela a los demás.

APRENDE A VIVIR EL MOMENTO PRESENTE
“La vida es lo que nos sucede mientras estamos ocupados en hacer otros planes” (John Lennon) “He pasado por algunas cosas terribles en mi vida, alguna de las cuales sucedieron en realidad” (Mark Twain) “Sufrir antes de tiempo, es sufrir dos veces” (Seneca) La mayoría de las veces sufrimos por cosas que la mayoría de las veces no nos ocurrirán.

IMAGINA QUE TODO EL MUNDO SABE MAS QUE TU
Todas las personas con las que te encuentres tendrán algo que enseñarte Descubrirás que si haces esto te sentirás menos molesto por los errores de los demás. Tan solo debes cambiar tu percepción de “¿Por qué están haciendo esto?” A “¿Qué están intentando enseñarme?”

PERMITE QUE LOS DEMAS TENGAN “RAZON” EN LA MAYORÍA DE OCASIONES
¿Quiero tener razón o quiero ser feliz? Muchas veces las dos cosas se excluyen mutuamente. A nadie le gusta que le corrijan. Eso no quiere decir que renunciemos a nuestras verdades filosóficas ni a nuestras opiniones sinceras.

SE MAS PACIENTE
Es decir aceptar las cosas como son y no como tú quieres que sean. Ser paciente implica abrir el corazón al momento presente, aunque no te guste. Ser paciente también implica ver la inocencia en los demás.

SE EL PRIMERO EN ACTUAR CON AMOR Y EN TENDER LA MANO
Cuando nos enfadamos convertimos las cosas pequeñas en cosas grandes Y pensamos que nuestra postura ante las cosas es más importante que nuestra felicidad. Tener razón casi nuca es más importante que ser feliz. Dejar que otros tengan razón no significa que tú estés equivocado.

PREGUNTATE ¿TENDRA ESTO IMPORTANCIA DENTRO DE UN AÑO?
Este “plegamiento temporal” es la respuesta ante la equivocada creencia de que aquello que nos altera es lo importante.

INTEGRA EL HECHO DE QUE LA VIDA NO ES JUSTA
¿Quién ha dicho que la vida tiene que ser justa? Pensamos que la vida debería ser justa o que algún día llegara a serlo, nos quejamos de las injusticias de la vida, sin darnos cuenta que la vida tal vez nunca ha estado destinada a serlo. Por si misma, la vida no tiene porque ser perfecta, que lo sea o no únicamente dependerá de nosotros. Entendiendo que el hecho de que la vida no sea justa no significa que nosotros no debamos hacer todo lo que esta en nuestro poder para mejorar el mundo en que vivimos. 

PERMITETE ESTAR ABURRIDO
Las personas ya no somos seres humanos, deberíamos llamarnos “Haceres Humanos” Si te permites aburrirte durante una hora y no luchas contra ello, la sensación de aburrimiento acaba por ser reemplazada por la sensación de paz. Debemos aprender el arte de relajarnos, el arte de “SER” en lugar de “HACER”

DEDICA UN RATO CADA DIA AL SILENCIO
El estar a solas y en silencio con uno mismo, un rato cada día constituye una parte fundamental de nuestra existencia. El equilibrio la armonía y la paz interior vienen de la mano del silencio. 

PROCURA COMPRENDER PRIMERO
Implica que te intereses más por comprender a los otros y menos en hacer que los otros te comprendan a ti. Cuando haces lo primero lo segundo se da con toda naturalidad y las personas que se acerquen a ti se sentirán escuchadas y comprendidas. 

APRENDE A ESCUCHAR
Escuchar de manera afectiva, evita el acto de interrumpir a los demás y de acabar sus frases. En la actualidad pocas personas escuchan a su interlocutor parece mas bien que se turnan para desoírse mutuamente. Recuerda que se necesita una gran cantidad de energía para intentar adivinar lo que te van a decir.

ESCOGE TUS BATALLAS CON SABIDURIA
La verdad es que la vida rara vez resulta ser exactamente como a nosotros nos gustaría y las demás personas no actúan como nosotros querríamos. Siempre habrá personas que estén en desacuerdo con nosotros, personas que hagan las cosas de forma diferente y cosas que no salgan bien. Si luchas contra este principio de la vida, pasaras casi toda tu vida librando batallas por pequeñeces. Cuando escojas tus batallas con sabiduría, llegara el día que rara vez sentirás la necesidad de librar batalla alguna.

LA VIDA ES UNA PRUEBA. SOLO ES UNA PRUEBA
Cuando consideras la vida y sus muchos retos como una prueba, ves en cada problema una oportunidad de crecer, una ocasión para aprender. Si por el contrario te tomas cada problema como una cuestión de vida o muerte, será un camino muy accidentado. Únicamente podrás sentirte feliz si todo sale bien. Y todos sabemos con que poca frecuencia ocurre eso. Pregúntate ¿Por qué esta este problema en mi vida? ¿Qué puedo aprender de él?

PRACTICA ACTOS DE AMABILIDAD ESPONTANEA
La práctica de la amabilidad es una manera eficaz de experimentar la alegría y felicidad de dar sin esperar nada a cambio. Recuerda que un acto de amabilidad pone en marcha una serie de actos del mismo tipo. La amabilidad es una forma bella de ser útil a los demás. Si todos fuésemos más amables en poco tiempo estaríamos viviendo en un mundo mejor y más agradable.

MIRA MAS ALLA DE LO QUE SE VE A SIMPLE VISTA
No significa que aceptemos todo, ni que pretendamos que todo sea maravilloso. Significa mas bien, simplemente, que es bueno tener el sentido de la perspectiva suficiente como para conceder a los demás el beneficio de la duda.

APRENDE A VER LA INOCENCIA EN LA ACTITUD DE LOS DEMAS
Para muchas personas, uno de los aspectos mas frustrantes de la vida es no ser capaces de entender el comportamiento de los demás, las ven siempre como culpables en lugar de inocentes. Es verdad que las personas hacen cosas raras (¿Y quién no?) pero somos nosotros quienes nos desarmonizamos. Tenemos que aprender a desarmonizarnos menos cada vez a causa del comportamiento de los demás. De esa forma nos resultara más fácil ver la belleza de la vida.

PRACTICA LA HUMILDAD
La humildad y la paz interior van de la mano. Cuanta menos necesidad tengas de demostrar a los demás todo lo que vales, mas fácil te resultara estar en armonía. Curiosamente, cuanto menos buscas la aprobación de los demás, más la tienes, las personas se sienten atraídas por las personas que demuestran seguridad, que no necesitan fabricarse una buena imagen, tener razón siempre, ni acaparar la gloria. La mayor parte de las personas sienten afecto por esas personas que hablan desde el corazón y no desde el ego. 

CUANDO HAYA DUDAS DE QUIEN DEBE HACER LAS COSAS, HAZLAS TÚ, SIN MAS COMENTARIOS.
Es curioso la facilidad que tenemos para recordar todas las tareas que realizamos y las responsabilidades que tenemos. Y al mismo tiempo la facilidad que tenemos para olvidar todo lo que hacen quienes están junto a nosotros. Es muy difícil estar en armonía si llevamos en cuenta lo que hacemos nosotros y lo que hacen los demás, hacer las cosas sin mas nos dejara mas tiempo y energía para las cosas importantes de verdad.

NO QUIERAS HACER QUE TODO SEA PERFECTO
Nuestra tendencia a que todo sea perfecto es una de las más neuróticas e ingratas del ser humano. Esta tendencia hace que en todo y en todos busques lo que esta mal, con lo cual te alejas de todo y de todos. El hecho de intentar que otro ser humano sea “perfecto” es algo que no dice nada acerca de ese ser humano…. Pero si delata tu tendencia a criticar. Cuanto menor sea la frecuencia con que busques imperfecciones en tu pareja, amigos, compañeros de trabajo, etc, etc, mas fácil te resultara ver lo fantástica que es tu vida en realidad.

APRENDE A ACEPTAR QUE EXISTEN REALIDADES DISTINTAS
Este principio nos enseña la necesidad de aprender que quienes nos rodean tienen una visión de las cosas es decir una realidad diferente a la nuestra pero igualmente valida. No es cuestión de tolerar las diferencias sino de comprenderlas y aceptarlas.

JUSTIFICAR NUESTRAS LIMITACIONES, ES NO SUPERARLAS JAMAS 
Muchas personas gastan una gran cantidad de energía, argumentando a favor de sus limitaciones. Si quieres realizar cualquier cosa, el primer paso es silenciar a tu crítico mas duro: tú mismo.

PREGUNTATE SIEMPRE QUE ES REALMENTE IMPORTANTE
Si de manera regular te haces la pregunta, puede que descubras que algunas elecciones que estas haciendo se hallan en contradicción con las metas y logros que te has propuesto alcanzar. Preguntarte todos los días ¿Qué es lo realmente importante para mí? Te ayuda a confeccionar tu escala de valores, a alinear tus actos con tus objetivos y a tomar decisiones más conscientes. 

RECUERDEN NO SUFRAN POR PEQUEÑECES 

Esteban Pérez López.

jueves, 23 de enero de 2014

REFLEXIONES SOBRE LA VIDA

Cada vez que veo algo que me molesta en otra persona, sería bueno recordar que eso que veo, por lo menos también es mío.

Cada vez que recibes algo, puede estar en tu ánimo o en el del otro, transformar este dar en una deuda. Si fuera así, sería mejor no recibir nada. Pero si eres capaz de dar sin esperar pagos y de recibir sin sentir obligaciones, entonces puedes dar o no, recibir o no, pero nunca más quedarás endeudado. Y lo más importante, nunca más nadie dejará de pagarte lo que te debe, porque nunca más nadie te deberá nada.

Cuando no tienes registro de tu dependencia frente a la mirada de los otros, vives temblando frente al posible abandono de los demás que, como todos, aprendiste a temer. Y el precio para no temer es acatar, es ser lo que los demás nos presionan a ser, nos presionan a hacer y nos presionan a pensar. Si el mundo, en algún momento, te da la espalda no tendrás más remedio que darte cuenta de lo estéril de tu lucha, pero si no sucede así, si tienes la «desdicha» de ser aceptado y halagado, entonces estás abandonado a tu propia conciencia de libertad, estás forzado a decidir: acatamiento o soledad; estás atrapado entre ser lo que debes ser o no ser nada para nadie. Y de allí en más podrás ser, pero sólo, solo y sólo para ti. 

EL ÚNICO ERROR, CASI SIEMPRE, ES CREER QUE EL MIRADOR EN QUE ESTOY, ES EL ÚNICO DESDE EL CUAL SE DIVISA LA VERDAD.

Nadie tiene poder sobre ti. Nadie. Por lo menos, nadie tiene más poder que el que tú le des. Puedes elegir lo que quieras, pero no puedes ser independiente para lo que es más fácil y agradable y no serlo en lo que es más costoso. Tu criterio, tu libertad, tu independencia y el aumento de tu responsabilidad vienen juntos con tu proceso de crecimiento.

Hemos sido educados en la ideología de que siempre nos falta algo para estar completos, y sólo completos se puede gozar de lo que se tiene por lo tanto la felicidad deberá esperar a completar lo que falta. Y como siempre nos falta algo nunca se puede gozar de la vida. Cuántas cosas cambiarían si pudiésemos disfrutar de nuestros tesoros tal como están. Esto no significa abandonar los objetivos. No quiere decir conformarse con cualquier cosa. Porque aceptar es una cosa y resignarse es otra.

TODOS NECESITAMOS LA APROBACIÓN DE OTROS. PERO SI EL PRECIO ES DEJAR DE SER NOSOTROS MISMOS, NO SÓLO ES CARO SI NO QUE SE VUELVE UNA BÚSQUEDA INCOHERENTE.

El mentiroso no es alguien que teme el resultado del juicio de otro; ni la condena en ese juicio. El mentiroso ya se juzgó y ya se condenó. El asunto ya fue juzgado. El mentiroso se esconde de su propio juicio, de su propia condena y de su propia responsabilidad. Casi todas las mentiras son piadosas, sólo que piadosas con uno mismo, piadosas con el que miente. Nadie tiene más posibilidades de caer en un engaño que aquél a quien la mentira le ajusta con sus deseos.

Lo que determina que algo sea caro o barato es la comparación entre lo que cuesta y lo que vale. No entre lo que cuesta y lo que tienes. Es caro aquello que cueste más de lo que vale. Hay muchas cosas por las que estás pagando caro. El valor de las cosas que no son materiales es tan subjetivo que solamente uno mismo puede definir si un determinado precio es justo o no. La propia dignidad, el autorrespeto son tan valiosos que pagar con ellos es siempre demasiado caro.

Nos han condicionado con un axioma que viene naturalmente a nosotros, si no somos capaces de evitarlo. Esta frase es a la vez usada como motor y como trampa: «¡Qué feliz sería yo con lo que no tengo!». Donde lo que no tengo es «lo-que-no-tengo», una unidad no posible. Si yo consiguiera tener lo-que-no-tengo, no me haría feliz porque ese algo al tenerlo, dejaría de ser lo-que-no-tengo y siguiendo el axioma, sólo podré ser feliz teniendo lo-que-no-tengo. 

Es una colaboración de: L.S.

miércoles, 22 de enero de 2014

LA LIBERTAD

LA LIBERTAD ES SER QUIEN SOY y no lo que los demás esperan que yo sea. Incluye mi libertad de decidir dónde quiero estar en cada momento. 

LIBERTAD ES PENSAR LO QUE PIENSO, y sentir lo que siento... y no necesariamente lo que debería sentir, o lo que otros hubieran sentido, o lo que esperan que yo sienta. 

LIBERTAD ES CORRER LOS RIESGOS que yo decida correr, siempre y cuando este dispuesta a afrontar por mí misma los costos de dicho riesgo.

LIBERTAD ES SALIR AL MUNDO A BUSCAR LO QUE CREO QUE NECESITO, en lugar de vivir esperando que otra persona me resuelva y diga donde conseguirlo...

Es más cómodo echarle la culpa a los demás de nuestros fracasos, Por ello, elige TU, asume tu propia equivocación..

Poco para agregar, que no esté dicho... Tenemos el don y el derecho a la libertad...

LIBERTAD DE PENSAR, DE SENTIR, DE EXPRESARNOS LIBERTAD DE ELEGIR.

De elegir lo que pensaré, lo que sentiré. Sí, podemos elegir lo que sentimos también.

A veces no podemos elegir lo que nos pasa, pero podemos elegir qué hacemos con eso, La sensación de libertad, como cualquier otra, es intransferible pero te invito a que respires hondo... todo el aire está para ti... mira el cielo... enorme, imponente... todo para ti..
Eres libre...

Aún si estás en la oficina, en la fábrica, en el hogar o haciendo algo que no te gusta, estás ELIGIENDO, estás haciendo uso de tu libertad,

Piénsalo. Se siente distinto cuando tomamos conciencia de que todo lo que nos pasa es el fruto de nuestras elecciones...

Los problemas que tienes hoy, no pueden ser resueltos si piensas de la misma manera que cuando los creaste 

 "FALLAR ES TEMPORAL, RENDIRSE ES PERMANENTE"

martes, 21 de enero de 2014

CAMINOS HACIA MÍ MISMO

LA DIFERENCIA ENTRE VIVIR DESDE EL ALMA Y VIVIR SÓLO DESDE EL EGO RADICA EN TRES COSAS: LA HABILIDAD DE PERCIBIR Y APRENDER NUEVAS MANERAS, LA TENACIDAD DE ATRAVESAR SENDEROS TURBULENTOS Y LA PACIENCIA DE APRENDER EL AMOR PROFUNDO CON EL TIEMPO.

Sería un error pensar que se necesita ser un héroe endurecido para lograrlo. No es así. Se necesita un corazón que esté dispuesto a morir y nacer y morir y nacer una y otra vez.

Ser nosotros mismos nos causa ser exilados por muchos otros. Sin embargo, cumplir con lo que otros quieren nos causa exilarnos de nosotros mismos.

Independientemente de las afiliaciones o influencias colectivas, nuestro reto a favor del alma salvaje y de nuestro espíritu creativo es no fusionarnos con colectividad alguna, sino distinguirnos de quienes nos rodean, construyendo puentes para regresar a ellos según elijamos.

No podemos controlar quién nos trae al mundo. No podemos influir en la fluidez con que nos educan. 

No podemos obligar a la cultura a volverse instantáneamente hospitalaria. Pero las buenas noticias son que, aún despúes de ser heridos, aún incluso en un estado hasta el momento de captura, podemos recuperar nuestras vidas.

Si permanecemos sólo como sobrevivientes sin avanzar hacia el florecimiento, nos limitamos y cortamos la energía hacia nosotros y nuestro poder en el mundo a menos de la mitad. Uno puede sentirse tan orgulloso de ser sobreviviente que se convierte en un peligro para cualquier desarrollo creativo posterior.

A veces las personas temen avanzar más allá del status de sobreviviente, por ser exactamente eso —un status, una marca de distinción, un logro. 

Una vez que la amenaza ha pasado, existe una trampa potencial en usar nombres asumidos durante la época más terrible de nuestras vidas. Crea una postura mental que es potencialmente limitante.

Ser fuerte no significa hacer brotar músculos y flexión. Significa encontrarse con la "sobrenaturalidad" de uno sin huir, viviendo activamente con la naturaleza salvaje de una manera propia.

Significa ser capaz de aprender, ser capaz de sostener lo que sabemos.

Significa sostenerse y vivir.

Quienes no encuentran deleite en aprender, quienes no pueden sentirse atraídos por nuevas ideas o experiencias, no podrán desarrollarse más allá del punto en el camino donde descansan ahora.

Si hay una sola fuerza que alimente la raíz del dolor, es el rehusarse a aprender más allá del momento presente.

En nuestra vida, aún cuando un episodio resulte en una caída fuerte o una quemadura seria, siempre hay otro episodio esperándonos, y luego otro.

Siempre hay más oportunidades de hacerlo bien, de labrar nuestra vida del modo en que merecemos tenerla. No pierdas tu tiempo odiando un fracaso.

El fracaso es mejor maestro que el éxito.

Escucha, aprende, sigue adelante.

La mejor tierra para sembrar y hacer crecer algo nuevo otra vez está en el fondo.

En ese sentido, tocar fondo, aunque extremadamente doloroso, es también el terreno de siembra.

Se nos ha enseñado que a la muerte siempre le sigue más muerte. Simplemente no es así. La muerte siempre está en proceso de incubar nueva vida, aún cuando nuestra existencia haya sido cortada hasta los huesos. 

Como en el sueño, la naturaleza de Vida/Muerte/Vida en su forma más salvaje es tan simple como una graciosa exhalación (final) e inhalación (principio). La única confianza requerida es saber que cuando hay un final habrá otro comienzo. Si vivimos como respiramos, tomando y soltando, no podremos equivocarnos.

PARA PODER VER LA DIRECCIÓN CORRECTA, DEBEMOS SER CAPACES DE VER LAS EQUIVOCADAS. 

ADICCIÓN ES CUALQUIER COSA QUE REDUCE LA VIDA MIENTRAS LA HACE "PARECER" MEJOR. 

Clarissa Pinkola Estés - "MUJERES QUE CORREN CON LOS LOBOS"

lunes, 20 de enero de 2014

A LOS INSEGUROS ¡ÉCHALE GANAS A LA VIDA!

LA VIDA ES MÁS GRANDE O MÁS PEQUEÑA SEGÚN LAS GANAS QUE LE ECHES Y EL AMOR QUE LE PONGAS. TIENE UNA FORMA U OTRA, SEGÚN LA LIMES, LA MOLDEES Y LA VAYAS AMASANDO.

Los frutos no son los mismos para todos: cada uno nace con la semilla que debe desarrollar…. cultivarla bien lleva al éxito.

No envidies la de nadie, porque en todas se puede dar anchura, espacio y plenitud. En todos los campos hay malas hierbas, sequías, tramos pedregosos, arenosos, inseguros, pero en ninguna falta un roció diario, un sol que caliente y una lluvia que nutra.

La confianza en ti mismo, unida al esfuerzo y el trabajo continuado, te saca del apuro…¡solo necesitas echarle ganas!

Cuando uno hace lo que le gusta, sólo cuenta el avance, no las horas que le dedica; sólo cuenta que su objetivo va cuajando, no el esfuerzo y el tiempo que entero en él; sólo cuenta la semilla que lleva dentro para desarrollar, no la clase de árbol que se le ha destinado.

Cuando te gusta lo que haces, no percibes el tránsito del tiempo, que siempre te parece corto, ni el vuelo de las horas, que siempre parecen bien empleadas.

Casi siempre soñamos ser lo que no llegaremos a ser nunca, pero en medio está el motor de la esperanza que nos impulsa y el aliciente que nos aguijonea la vida.

Debes saber penetrar con ojo de águila en la realidad que te rodea y a la vez saber volar sobre ella y mirar desde arriba dónde debes posarte.

Échale ganas a la vida, aunque algunos miren más la huella de tus fracasos que la excelencia de tus logros. 

Te encontraras que la vida se cansa de presentar los mismos hombres y los mismos acontecimientos... pero nosotros nunca acabamos de entender. Parece que sólo se aprende en la derrota, se adquiere sabiduría en las guerras perdidas y habilidad en la realidad y los escollos. 

Échale ganas a la vida aunque no sea fácil, y a veces parezca que nada puedes conseguir y nada vale la pena. Vive tus sentimientos, expresa tu verdad, despójate de prejuicios, asimila los hechos y adórnalo todo con la imaginación.

Ordena tu ideas, aléjate del pensamiento que te tortura y de los lastres que te hunden, desecha todo eso que le roba belleza a la vida. Mírate como en el fondo de un estanque y líbrate de tu propia basura.

El alma se limpia con amor, la vida se endereza rectificando y uno se hace hombre tocando el alma de las cosas. 

No le busques a la vida metas definitivas, porque todo es evolutivo, transformable, susceptible de mejoría. 

Échale ganas a la vida, y corre sobre ella como si llevaras la fuerza en los estribos, la accion en las manos, la convicción en la frente y el fuego en el corazón. 

¡PON A CALENDAR TU VIDA, PERO ECHÁNDOLE GANAS!

sábado, 18 de enero de 2014

LA TRAMPA DEL …”YA LO SÉ” (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

HAY UNA TRAMPA EN LA QUE LOS SERES HUMANOS CAEMOS CON DEMASIADA FACILIDAD Y NO ES OTRA QUE LA TRAMPA “DEL YA LO SÉ” Y HASTA LA FECHA NADA HA SIDO SOLUCIONADO, CON SOLO SABER QUE DEBEMOS SOLUCIONAR LO QUE TENEMOS PENDIENTE, SOLUCIÓN SIMPLEMENTE SEGUIR LO QUE NOS DICE EL SENTIDO COMÚN, QUE UN CONOCIMIENTO DENTRO DE NOSOTROS SOLO QUEDA INTEGRADO COMO TAL CONOCIMIENTO, CUANDO LO LLEVAMOS A LA PRÁCTICA. 

Muchas personas me pregunta que como iniciarse en el camino espiritual y lo cierto es que todos estamos ya en ese camino, ya que no hay nada que no sea espiritual, por una sencilla razón………….nosotros somos seres espirituales con experiencias humanas…………..no seres humanos con experiencia espirituales.

Así que lo que a continuación voy a compartir con vosotros, seguramente lo sabréis, simplemente desde aquí animaros que lo llevéis a la práctica.

REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA

*Saber que somos una referencia para los demás, que si queremos cambiar algo que no nos guste debemos hacerlo siempre con nuestro ejemplo y nunca con la critica (pues la critica siempre hiere) y ese ejemplo vendrá dado por la claridad de ideas que se desprenden del Conocimiento que tengamos de nosotros mismos, haciéndonos seres humanos llenos de confianza, alegría, seguridad, armonía y una disposición permanente a compartir lo que tenemos con los demás.

* Saber que somos responsables de todos nuestros actos: Implica que ocurra lo que ocurra en nuestra vida nunca debemos echar la culpa a los demás de ello. De esa forma no perderemos la energía buscando culpables y si en buscar soluciones.

* Saber que la casualidad no existe: Implica que suceda lo que nos suceda, entenderemos que es lo mejor para nuestra evolución en ese momento.

* Saber que nadie está en posesión de la verdad absoluta: Implica que todos tenemos mucho que aprender y mucho que enseñar, todos somos maestros y alumnos a la vez.

* Saber que nadie puede dar lo que no tiene: Implica tener que generar dentro de nosotros, aquello que queramos dar a los demás.

* Saber que se recoge lo que se siembra: Implica que hay un tiempo de siembra y otro de cosecha y que según lo que queramos cosechar así habremos de sembrar.

* Saber que el preguntarnos el ¿por qué? hacemos las cosas: Implica tener claro siempre los motivos que nos mueven hacer una cosa u otra.

* Saber que en una relación de crecimiento y evolución, no hay exigencias, sino ofrecimientos: Implica llevar a la práctica diaria nuestra capacidad de servicio.

* Saber que entendemos las cosas según nuestro grado de evolución: Implica el total respeto a la forma de ver y entender la vida de los demás, que aun no siendo igual a la nuestra será la que a cada uno le corresponda según su grado evolutivo.

Cuando somos conscientes de que en realidad ”SOMOS SERES ESPIRITUALES CON EXPERIENCIAS HUMANAS, NO SERES HUMANOS CON
EXPERIENCIAS ESPIRITUALES” la comprensión, integración y puesta en práctica de esto, nos lleva a un profundo conocimiento de nosotros mismos, dejando bien claro ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? y ¿Hacia dónde vamos? Esta nueva toma de conciencia, trae consigo otra serie de implicaciones:

* IMPLICA ser conscientes que por virtud de nuestra naturaleza espiritual (que es el aspecto de la divinidad), nosotros poseemos en miniatura todo lo que Dios, Energía creadora o Gran Espíritu posee, también poseemos los grandes principios creativos, que permiten a la vida sus funciones, nosotros somos esa energía creadora y esa energía creadora es nosotros, y radica en nosotros por virtud de nuestra naturaleza espiritual.

* IMPLICA comprender la realidad. No comprendemos la realidad y la confundimos porque la buscamos siempre en el mundo físico y la realidad de la que venimos y a la que siempre volvemos, es la espiritual.

* IMPLICA que el alma solamente se puede reconocer a sí misma cuando toma conciencia de la fuente de su existencia, que no está en lo material que es temporal, sino en lo espiritual que es eterno.

* IMPLICA darse cuenta que nacimiento y muerte es lo mismo, que es la forma que tiene el espíritu de entrar y salir de un mundo a otro.

* IMPLICA ser consciente que la forma correcta de trabajar para que la sociedad sea mejor, es la difusión de las realidades espirituales, entendiendo que la humanidad está unida, que lo de los demás también nos afecta, y que vivimos en un universo en donde todo es interdependiente y ni un detalle puede ser aislado de los demás.

* IMPLICA en nuestra relación con los guías espirituales que su realidad es distinta que la nuestra, que vivimos en mundos distintos aunque existamos en el mismo universo.

* IMPLICA darse cuenta que debemos resolver los problemas en su totalidad, pues si no es así vuelven a presentarse otra vez.

* IMPLICA ser consciente que la parte divina que todos llevamos dentro es perfecta, pero no lo es en su manifestación física, por eso tenemos los procesos de evolución efectuándose continuamente porque la evolución consiste en limar todas esas imperfecciones hasta dejar asomar solamente la perfección potencial que estaba dormida.

* IMPLICA saber que la vida es un propósito cósmico, un proyecto ideado por esa energía creadora, que está representado por el AMOR. Nosotros somos una partícula inamovible de esa idea. Sabido esto, aunque no podamos valorar las experiencias que tengamos, nos daremos cuenta que aun no comprendiéndolas son, sin embargo, parte de ese proyecto eterno. 

En definitiva, como dice el Gran Maestro Espiritual Silver Birch en una definición maravillosa, “TODOS SOMOS DIVINOS HUMANOS”

A partir de ahora cuando hagamos algo lo que sea, intentemos siempre hacerlo con: 
* CON EL PENSAMIENTO LLENO DE CONOCIMIENTO 

* CON EL CORAZÓN LLENO DE AMOR 

* Y CON EL ESPÍRITU LLENO DE DESEO DE GANAS DE SERVIR

miércoles, 15 de enero de 2014

DEJAR DE PENSAR TANTO



Hoy me desperté pensando... 
miles de colores fulgurantes 
noche oscura, 
alegría y tristeza entremezcladas 
y me sentí cansado.... 

Cansado de las cosas que no pasan, 
y de aquellas que suceden sin llamarlas... 
De aquellas que buscamos inconscientes 
y después decirnos el por qué buscarlas. 

Hoy me desperté pensando... 
claro, oscuro, apaisado mensaje de ese gris vivido... sentimientos que nacen sin sentido 
que no tienen razones, 
que no tienen olvido. 

De pronto... 
decidí sentir y dejar de pensar tanto, 
porque nada es por nada y termina siendo todo 
como el mejor amigo, 
el gran amor perdido, 
los abrazos de mi madre,
 la sonrisa de los niños, 
 la mejor flor que se marchita, 
el beso apasionado en el pasado, 
el jardín desmejorado del invierno, 
y renacido en cada verano... 
las peleas de chicos , mis hermanos, 
los cuasi-amigos, conocidos... 
que hoy están o ya se han ido... 

Así es la vida, así el humano. 
Vana imperfección que intenta 
encontrar la perfección extraña 
inalcanzable que no llega... 

Tomé mi café, leí mi agenda... 
terminé de escribir... 
y comencé a sentir 
un día más emprendi mi senda. 

VIVIR LA VIDA, 
SENTIRLA A CADA INSTANTE 
SABOREAR EL AMOR 
ABRIR EL CORAZÓN 
CON ALMA DE CAMINANTE 
Y CON EMOCIÓN SENTIDA….. 
……DEJAR DE PENSAR TANTO

lunes, 13 de enero de 2014

A VECES PARECE...................


EXÍGETE MUCHO A TI MISMO Y ESPERA POCO DE LOS DEMÁS. ASÍ TE AHORRARÁS DISGUSTOS." (Confucio) 

A veces parece 
que todos los caminos se cierran, 
 que la noche es eterna, 
 que el invierno ha congelado los corazones, 
que no existen más rosas, 
que tu destino son las lágrimas, 
 que no hay sino soledad para tí, 
que han desaparecido las estrellas, 
 que la sonrisa se apagó sobre la tierra, 
que los días son cortos y lluviosos, 
que las noches son interminables y sin luna, 
que no hay espacio alguno para tus pies, 
que no hay salida en la calle de tu vida, 
que la indiferencia y la desilusión aprisionan tu corazón ... 

Pero aún entonces puedes confiar 
que tú eres un camino eterno y abierto, 
 que tu eres un día luminoso,
 que en tu alma no hay estaciones, 
sólo las hay en tu mente, 
que hasta en el desierto más árido y seco hay una flor, 
  que las lágrimas, como el agua, dan vida y fecundidad, 
que tú eres el mejor amigo de ti mismo, 
 que tu alma es un cielo lleno de luz y de estrellas, 
que dentro de tí el rostro de la vida sonríe, 
 que en ti está el sol radiante, 
 solo es noche si le das la espalda, 
que el mundo es ancho y no ajeno, 
 sino tuyo porque tú eres el mundo, 
que norte, sur, este y oeste son punto para tu elección, 
 que tu eres amor pleno. 

Estás destinado a dar, más que a recibir. 

Ten confianza porque aunque tu mente 
te hable de puertas cerradas y de soledad, 
 ése es un engaño temporal y pasajero. 

Tu estás destinado a ser luz
para muchos que necesitan de tu luz y de tu amor. 

No te quedes cerrado en tu rincón.

viernes, 10 de enero de 2014

LA SINCERIDAD

ALGUNA VEZ HAS SENTIDO LA DESILUSIÓN DE DESCUBRIR LA VERDAD

¿Esa verdad que descubre un engaño o una mentira?, seguramente si; la incomodidad que provoca el sentirnos defraudados, es una experiencia que nunca deseamos volver a vivir, y a veces, nos impide volver a confiar en las personas, aún sin ser las causantes de nuestra desilusión.

Pero la Sinceridad, como los demás valores, no es algo que debemos esperar de los demás, es un valor que debemos vivir para tener amigos, para ser dignos de confianza....

La Sinceridad es un valor que caracteriza a las personas por la actitud congruente que mantienen en todo momento, basada en la veracidad de sus palabras y acciones.

Para ser sinceros debemos procurar decir siempre la verdad, esto que parece tan sencillo, a veces es lo que más trabajo nos cuesta. Utilizamos las "mentiras piadosas" en circunstancias que calificamos como de baja importancia, donde no pasa nada: como el decir que estamos avanzados en el trabajo, cuando aún no hemos comenzado, por la suposición de que es fácil y en cualquier momento podemos estar al corriente. Obviamente, una pequeña mentira, llevará a otra más grande y así sucesivamente... hasta que nos sorprenden.

Al inventar defectos o hacerlos más grandes en una persona, ocultamos el enojo o la envidia que tenemos. Con aires de ser "franco" o "sincero", decimos con facilidad los errores que comenten los demás, mostrando lo ineptos o limitados que son.

No todo esta en la palabra, también se puede ver la Sinceridad en nuestras actitudes. Cuando aparentamos lo que no somos, (normalmente es según el propósito que se persiga: trabajo, amistad, negocios, círculo social...), se tiene la tendencia a mostrar una personalidad ficticia: inteligentes, simpáticos, educados, de buenas costumbres... En este momento viene a nuestra mente el viejo refrán que dice: "dime de que presumes... y te diré de que careces"; gran desilusión causa el descubrir a la persona como era en la realidad, alguna vez hemos dicho o escuchado: "no era como yo pensaba", "creí que era diferente", "si fuese sincero, otra cosa sería"... 

Cabe enfatizar que "decir" la verdad es una parte de la Sinceridad, pero también "actuar" conforme a la verdad, es requisito indispensable.

EL MOSTRARNOS "COMO SOMOS EN LA REALIDAD", nos hace congruentes entre lo que decimos, hacemos y pensamos, esto se logra con el conocimiento y la aceptación de nuestras cualidades y limitaciones. 

En ocasiones faltamos a la Sinceridad por descuido, utilizando las típicas frases "creo que quiso decir esto...", "me pareció que con su actitud lo que realmente pensaba era que ..." ; tal vez y con buena intención, opinamos sobre una persona o un acontecimiento sin conocer los hechos. Ser sincero, exige responsabilidad en lo que decimos, evitando dar rienda suelta a la imaginación o haciendo suposiciones.

Para ser sincero también se requiere "TACTO", esto no significa encubrir la verdad o ser vagos al decir las cosas. Cuando debemos decirle a una persona algo que particularmente puede incomodarla (pensemos en cosas como: su modo de vestir, mejorar su lenguaje, el trato con los demás o la manera de hacer y terminar mejor su trabajo), primeramente debemos ser conscientes que el propósito es "AYUDAR" o lo que es lo mismo, no hacerlo por disgusto, enojo o porque "nos cae mal"; enseguida encontrar el momento y lugar oportunos, esto último garantiza que la persona nos escuchará y descubrirá nuestra buena intención de ayudarle a mejorar. 

En algún momento la Sinceridad requiere valor, nunca se justificará el dejar de decir las cosas para no perder una amistad o el buen concepto que se tiene de nuestra persona. Si por ejemplo, es evidente que un amigo trata mal a su esposa o a sus empleados, tenemos la obligación de decírselo, señalando las faltas en las que incurre y el daño que provoca, no solamente a las personas, sino a la buena convivencia que debe haber. 

La persona sincera dice la verdad siempre, en todo momento, aunque le cueste, sin temor al qué dirán. Vernos sorprendidos en la mentira es más vergonzoso.

Al ser sinceros aseguramos la amistad, somos honestos con los demás y con nosotros mismos, convirtiéndonos en personas dignas de confianza por la veracidad que hay en nuestra conducta y nuestras palabras. A medida que pasa el tiempo, esta norma se debe convertir en una forma de vida, una manera de ser confiables en todo lugar y circunstancia.

LA SINCERIDAD ES UN VALOR QUE DEBEMOS VIVIR PARA TENER AMIGOS, PARA SER DIGNOS DE CONFIANZA.

Es una colaboración de: E.R.F.

jueves, 9 de enero de 2014

NO EXISTE FINAL

No importa hacerlo bien, importa hacerlo plenamente, entonces, está bien. Los pensamientos agresivos son como bombas, ¡desactívalas!.

Os amo y estáis en mí y cuando estoy lejos no os extraño, porque sólo se echa de menos lo que está fuera de uno. Donde sea que estés, cualquier cosa que hagas, tu deber es permanecer siempre pleno y puro. Si un día encuentras en tu camino oscuridad, conviértete en luz.

El Caminante, mientras está vivo, jamás está detenido. Cuando seas Caminante, todo lo controlarás totalmente.

Si ves todo oscuro, no es que todo sea oscuro, es que eres incapaz de percibir la luz. Verás todo oscuro mientras no seas capaz de convertirte en Luz.

Cuando unas el camino con la meta, descubrirás que la meta está en cada paso que das, que todo el itinerario es una fiesta permanente. Mientras el hombre no sea sensible, de poco o nada podrá enterarse del mundo.

El silencio de calidad es un buen lugar para encontrar las mejores respuestas. Sólo cuando dejen de hacer ruido tus pensamientos, podrás oír la voz de tu Chamán interior. Meditar no es pensar que no hay que pensar; meditar es sentir el silencio de cuerpo eterno.

Las piedras hablan a quienes no están sordos; todo es una enseñanza cuando estamos atentos. Cuando los dioses bajaron, revelaron sus secretos a los árboles. Antes de irse pidieron a los animales acompañarnos, a las montañas protegernos, a los ríos que nos enseñen a fluir. He bajado a deciros que la palabra difícil es una convocatoria a la impotencia.

Cuando tu mirada retorne a tu interior, volverá la canoa invisible a conducirte al río de la transformación. Estamos diseñados para volar. Si olvidaste volar, es hora de retomar las alas.

Si te identificas con la forma, ella te confundirá y la esencia de vista perderás. Somos buscadores de la libertad trascendental, aquello que se expresa en ausencia de límites y de lamentables dependencias. Estad muy atentos porque es peligroso ocupar otro sitio, es peligroso recorrer otro sendero. 

Cuando perdones los errores de los demás, te habilitarás para aprender de las experiencias ajenas.

Cuando te observes sin autoengaños ni ilusión, comprenderás que tu Ser interior tiene, siempre tuvo, todas las respuestas. A medida que avanzas, lo externo y lo interno se irán uniendo. La respuesta a muchas preguntas está escrita transparente, en el silencio.

Cuando seas abierto y flexible, cuando encarnes el amor y el humor, nada más podrá herirte, todo te fortalecerá. Harás mucho mejor, hagas lo que hagas, cuando te liberes de la necesidad de hacerlo bien. 

Entrégate plenamente a lo que hagas, disfruta al hacerlo, lo demás no es importante. Cuando aprendas a Amar, ya nunca más serás víctima de la falta de Amor.

Cuando te enamores del Amor, brotarán en ti los más sagrados sentimientos, los pensamientos más puros, los actos más desinteresados, la vida más plena. Quien ama poco está enfermo, quien ama con condiciones es tonto, quien no ama está muerto.

Cuando ames lo que hagas, podrás descubrir que haces lo que amas, como quien descubre que se encontraba en el paraíso y no se había dado cuenta de ello. No busques la felicidad; ella está en ti, sólo tienes que, modificando tu percepción, amar y disfrutar cada acto, cada momento, cada respiración. 

Si alguien te ha herido, te ha dado la posibilidad de amar en el contexto de los seres con fortaleza y valor.

Amar es simplemente dejar fluir el amor que dentro nuestro existe en abundancia.

El Amor es la llave que abre todas las puertas. No te preocupes por lo que pasó, nunca más será, extrae empero su enseñanza; no te preocupes del futuro, es una mera ilusión, en especial no intentes conocer el futuro cuando ni siquiera conoces profundamente el presente.

Quien no fluye en el río sagrado de la vida, se ahoga. Si dependes de alguien para estar bien, estás perdido.

No corras, disfruta, no te agobies, sé Feliz. Vive. Sólo trata de vivir. Lo que te molesta en los demás, es que aún no lo tienes trabajado en ti.

Cuando tu visión sea clara, no te equivocarás más de camino. ¿Qué haces ahí sentado en el cómodo sillón de la rutina? Une tu corazón con tu espíritu a través de la danza y danza, que el Universo todo es una eterna danza de átomos.

La libertad es un regalo que debes preservar hasta la conclusión del viaje. Cuando encuentres en todo una enseñanza y seas capaz de reírte de las adversidades, puedes estar seguro, has encontrado la vida. 

Desde un nivel de conciencia, somos espontáneamente felices, porque somos la vida y ella es armonía; desde un nivel de condicionamiento somos infelices, resultado de esa nefasta programación. La vida es una escuela para quien está atento.

El que uno lo pase mal, no depende tanto de las circunstancias externas, como de la modalidad perceptiva que cuando está influida por una secuencia interminable de pensamientos termina generando malestar. La vida es un sendero de belleza para quien está despierto.

La vida es una secuencia de interminables oportunidades para seguir creciendo. Es necesario y urgente desligar la felicidad de la saciedad de deseos.

Preservar sólo los deseos superiores mas nunca apegos ni dependencias. Quien olvida lo interno ha perdido el sentido de su vida y con el tiempo su vida misma.

Cuando absorbas el instante plenamente, tu instinto hecho intuición descubrirá la eternidad hecha cotidiana canción.

Quienes temen a la vida, temen a la libertad, refugiándose en la esclavitud de los pensamientos, en las cadenas de las adicciones, en la prisión de lo convencional.

Quienes temen a la vida, están más muertos que vivos.

Hay gente que se enamora de los cubiertos y se queda sin comer y en medio de un interminable banquete, muere de hambre.

No olvides que de la siembra que realices, un día cosecharás. Sólo puede conocer a Dios, quien conoce la vida plena.

Hay quienes confunden la puerta de la cárcel con la puerta de la libertad. Hay quienes desde su prisión hablan de la libertad, como si ella fuera sólo una palabra. 

Muchos hombres creen que lo que creen es la única verdad. En estos casos, a menudo, la verdad es que son esclavos de lo que creen. Hay gente que cuando descubre que su estupidez le impide crecer, en un acto de extraño heroísmo, decide renunciar a crecer.

La intuición es una canoa que está en la otra orilla; para llegar allá, hay que cruzar el río de pensamientos.

Sólo es libre quien no reacciona desde un nivel de condicionamiento. La vida está llena de sorpresas y cuando venga un pensamiento o sentimiento negativo, no te identifiques con él, obsérvalo como a un extraño y, si no te acercas ni lo alimentas, rápidamente se desvanecerá.

Los caminos sin obstáculos a menudo a ninguna parte conducen. Todos los caminos tienen obstáculos mas sólo al principio, son la preparación para el resto del itinerario.

Cuando aprendas a estar bien sin motivo, habrás descubierto la clave de la felicidad. Cuando no dependas del halago, ni te desequilibre la calumnia, habrás encontrado la puerta a la vida verdadera.

Cuando seas capaz de dar la Bienvenida a todo, incluso a los problemas y dificultades, cuando seas capaz de aprender en las más diversas circunstancias y ver a quien te hace daño, no como un ser negativo sino como alguien desequilibrado, un ser carente de amor buscando afecto y equilibrio de manera inadecuada, es que estás volviendo otra vez a cultivar esa parcela de Universo que se te entregó un día. Entonces sentirás que todo es una oportunidad para seguir creciendo, que la vida es una Fiesta.

Luchar contra los problemas equivale a combatir contra las sombras que tú mismo proyectas. Los problemas no existen, sólo son oportunidades diferentes para seguir creciendo.

Una semilla puede producir un árbol, una chispa puede producir un incendio. Lo más pequeño puede ser grande, lo pequeño también es importante.

Todo aparece en forma espontánea cuando estás preparado. 

Cuando seas un mero observador de tus pensamientos, ellos ya no serán cadenas que aprisionen tu corazón.

AL TRANSITAR POR EL CAMINO DEL CONOCIMIENTO, NO CAMBIARÁN LOS QUE TE RODEAN, NI TUS PROBLEMAS DESAPARECERÁN; CAMBIARÁ TU PERCEPCIÓN DE ELLOS Y LO QUE TE AFECTABA NO TE AFECTARÁ, Y TODAS DEVENDRÁN EN OPORTUNIDADES PARA CRECER Y FLORECER. CUANDO TÚ HAYAS CAMBIADO, AUNQUE HAGAS EL MISMO TRABAJO, TODO SERÁ DIFERENTE. 

VEN Y NAVEGUEMOS EN EL OCÉANO DE LA TRASCENDENCIA, VEN, QUE TU CANOA ESTÁ DISEÑADA PARA CONDUCIRTE LEJOS, DONDE SE ACABA ESTE MUNDO Y COMIENZA OTRO. AL FINAL, DESCUBRIREMOS QUE NO EXISTE FINAL. 

Es una colaboración de: M.A.S.D.