C.E.

C.E.
....

jueves, 30 de abril de 2015

LOS PROBLEMAS DE LOS OTROS………………. NO SON NUESTROS PROBLEMAS

ALGO INNATO EN EL SER HUMANO ES QUERER RESOLVER LOS PROBLEMAS DE LOS DEMÁS: ALGO QUE CREEMOS QUE ES NUESTRA BONDAD INFINITA, LA CARIDAD, NUESTRO EGO SALVADOR, LO QUE PARECE SER LA CONCIENCIA, LA CREENCIA EN QUE ESTAMOS CAPACITADOS PARA HACERLO, ETC.
 
Sufrimos con ellos, ocupan nuestro tiempo, afectan a nuestro equilibrio, nos descentran de nuestro camino, nos hacen sentirnos útiles, necesarios, o sabios…
 
De pronto, nos creemos en posesión de las verdades y las soluciones, y nos convertimos en caballeros cruzados destinados en la misión de proteger a los otros.
 
Pero hay que tener mucho cuidado con esa forma de comportarse. Y mirar con atención dentro de cada uno, no vaya a ser que ese querer resolver los problemas de los demás…….no sea solo una trampa propia, para no enfrentar los nuestros.
 
En muchas ocasiones podemos perjudicar más que ayudar si tratamos de imponer nuestras ideas o soluciones como las más idóneas, porque, generalmente, cuando damos una opinión o emitimos un juicio, no tenemos conocimiento de todas las circunstancias, no estamos en la situación del otro, y no somos el otro. Porque si fuéramos el otro, haríamos exactamente lo mismo que él.
 
ADEMÁS SOLUCIONAR EL PROBLEMA DEL OTRO, SUPONE QUE LE ESTAMOS PRIVANDO DEL CONOCIMIENTO Y LA EXPERIENCIA QUE DICHA SOLUCIÓN LE VA A APORTAR PARA SU EVOLUCIÓN CORRECTA.
 
ES RECOMENDABLE no meterse a resolver los problemas de los otros, porque son de los otros y no nuestros, pero si nos piden ayuda, es conveniente respetar estas sugerencias:
 
ES BUENO ACLARAR QUE EL OTRO ESTÁ PIDIENDO AYUDA, y no presuponer que la está pidiendo porque la está necesitando. Esto puede ser sólo una opinión personal nuestra, y puede que el otro, antes o después, acabe echándonos en cara –sobre todo si el resultado no acaba siendo el que esperaba- que nos metimos en su vida, y que nunca solicitó nuestra ayuda. Así que es fácil: “¿Deseas que, en la medida que me sea posible, te ayude?”. Esto no es imprescindible, pero sí muy recomendable.
 
JAMÁS IMPONER NI DAR UNA SOLUCIÓN COMO DEFINITIVA, sino sugerir, opinar, proponer… (“yo creo…”, “a mí me parece…”) La responsabilidad final ha de ser del otro. Antes que dictaminar, es mejor: “¿No crees tú que estaría bien…?”, “¿Y qué te parece si…?”, “¿Has pensado que tal vez…?”
 
NO IMPLICARSE. Si uno se pone en el lugar del otro, no verá una solución ecuánime, sino que se sentirá tan perdido o agobiado como el otro. Cuando uno se está ahogando en el mar, lo que no necesita es alguien que se tire al agua para ayudarle a gritar más, sino alguien que se quede fuera, sereno, para ayudarle a salir.
 
MEJOR ESTAR FUERA, sereno, imparcial, sin dejarse afectar, para que la sensatez y la lógica imperen por encima de la obnubilación y la tensión que altera el pensamiento y el raciocinio.
 
SON SUS PROBLEMAS, son sus aprendizajes; cada uno ha de vivir sus experiencias, así que no siempre es bueno evitárselas. Salvo caso de gravedad extrema, mejor hacerle ver la posibilidad de las consecuencias, pero dejar que decida por su cuenta.
 
HAY QUE APRENDER A NO SUFRIR PONIÉNDOSE EN EL LUGAR DEL OTRO, y comprender que son sus decisiones y que su vida es de su responsabilidad, y no nuestra. Estar atentos, sí. Entrometerse, no. Amarles, sí. Decidir por ellos, no.
 
NO CONFUNDIR EMPATÍA CON SOBREPROTECCIÓN. Amar, sí. Desear lo mejor y lo menos malo, sí. Hacerse cargo de su vida y de sus responsabilidades, sólo en casos extremos realmente graves. A los bebés les dejamos que empiecen a andar, aun sabiendo que se van a caer muchas veces y no les dejamos pegados al suelo impidiendo que se levanten, para evitar que se puedan caer.
 
LA COMPASIÓN ES BUENA, pero puede ejercer una mala influencia. Estos casos son una excelente prueba para nuestro ego, que puede meterse donde no le llaman para aprovechar ese momento y tratar de mostrar su “brillantez”.
 
NUESTRA SENSATEZ, si la escuchamos con atención, nos indicará el modo de actuar en cada caso. Escuchémosla a ella, y no al ego, cuando se presente la ocasión y nos dirá cómo tenemos que comportarnos.
 
LOS PROBLEMAS DE LOS DEMÁS SON UNA BUENA OCASIÓN DE MOSTRAR NUESTRA CAPACIDAD DE AMAR. PERO, EN MUCHAS OCASIONES, ANTE UN PROBLEMA, LOS DEMÁS SÓLO DESEAN O NECESITAN NUESTRO SILENCIO, ÁNIMO, APOYO, ACOGIMIENTO O COMPRENSIÓN. NO SOLUCIONES. NO QUE NOS HAGAMOS CARGO DE SU VIDA.
 
SABER QUÉ HACER, Y CÓMO ACTUAR BIEN, ES UN MOMENTO ADECUADO PARA CONTACTAR CON NUESTRO MAESTRO INTERIOR
 
 
 

miércoles, 29 de abril de 2015

LOS CAMBIOS EN LA VIDA

CUANDO DEJAMOS DE SER EL CENTRO DRAMÁTICO DE NUESTRAS PROPIAS VIDAS, LOGRAMOS UNA EXPANSIÓN QUE NOS DA LA PAZ. Alice A. Bayley.
 
LA VIDA ES UN PROCESO DE AMPLIACIÓN PROGRESIVA DE LA PROPIA IDENTIDAD. EN SUS COMIENZOS, EL YO VIVE ENCAPSULADO DENTRO DE LA PIEL, EN UN MUNDO TAN PRIETO QUE RESULTA CASI IMPOSIBLE PONERSE EN EL LUGAR DE CUALQUIER OTRA PERSONA.
 
Poco a poco, el impulso evolutivo expande la identidad, y conforme la persona crece y avanza, supera su propia prisión egocéntrica. Cuando se expande el yo-cuerpo-físico del niño, éste se identifica con un yo-familia. Más tarde, sigue expandiéndose a un yo-sociedad en la que vive para llegar un día en que su experiencia de identidad abarca a la Humanidad completa. Se dice que la expansión sigue su proceso hasta culminar en el ser-totalidad, el Universo en esencia.
 
El camino iniciático que recorre la conciencia hacia la infinitud de un expandido sí mismo conlleva aperturas sucesivas, también llamadas iniciaciones. Cada nivel superior integra los niveles anteriores. En el mundo de la Física se refleja esta ley cuando vemos que los átomos integrados trascienden al nivel mayor de la célula. Asimismo, cuando las células se integran, trascienden al nivel superior u órgano. Y a su vez, éste integrado con otros, es trascendido en un CUERPO-MENTE, y así hasta llegar donde uno quiera. Esta escalera de niveles se expresa conceptualmente cuando vemos que dos letras integradas conforman una sílaba. Cuando éstas, a su vez, se integran, trascienden a una palabra que a su vez, integrada en otras, trasciende a una frase y a su vez a un párrafo...
 
Cuanta mayor profundidad y mayor totalidad, mayor es el valor conjunto. A nivel del sí mismo-consciencia pasa lo mismo, es decir, cuanto más amplio y profundo sea el nivel interno alcanzado, más valioso y desarrollado será el yo identidad que uno siente y expresa. Nos expandimos del egocentrismo al mundi-centrismo y de éste, al holocentrismo. El proceso de crecer y expandir significa un camino de vuelta hacia la conciencia de unidad. Un estado final de llegada en el que ya no hay otro.
 
UN PROCESO QUE REPRESENTA LA EVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA QUE, PARTIENDO DEL ESTADO PRERRACIONAL Y PRECONSCIENTE, PASA POR UN ESTADO RACIONAL Y CONSCIENTE Y FINALMENTE, DEVIENE TRANSPERSONAL Y SUPRACONSCIENTE. TRES ETAPAS DEL DESARROLLO QUE ALUDEN AL PASADO, PRESENTE Y FUTURO DE LA HUMANIDAD COMPLETA.
 
La experiencia dramática que experimentamos al vivir, en realidad, le sucede a nuestro yo-idea, no al Ser transpersonal que en realidad somos en esencia. La dramatización es una cinta teatral que se despliega en la mente de la persona. El hecho de observar a los personajes internos con los que nos hemos identificado y proceder, simplemente, a distanciarse de los mismos, conlleva liberar la identidad Real de sus marionetas.
 
DEJAR DE CREER QUE UNO ES SUS PROPIOS PERSONAJES Y PROCEDER A OBSERVARLOS COMO PARTES DEL PROPIO EGO, SUPONE SEPARAR LAS MÁSCARAS DEL PEQUEÑO “YO PERSONA” Y VIVIR DESDE UN “YO TESTIGO” EN PERMANENTE PRESENCIA.
 
Se trata de un centro de la corriente de consciencia que observa a dichos personajes y máscaras. El Ser permanente, absoluto y ecuánime. El que se da cuenta de que su mente prefiere, compara y opina. Es aquel que se da cuenta de los contenidos patrones y modelos que su mente maneja.
 
LAS NUBES DEL CIELO VIENEN Y VAN SIN QUE ELLO AFECTE AL DISCO SOLAR QUE CONTEMPLA IMPERTURBADO EL TRASIEGO DE LAS SOMBRAS. DE LA MISMA FORMA, LOS PENSAMIENTOS, LAS EMOCIONES, LAS IMÁGENES Y LAS SENSACIONES, TODOS ELLOS IMPERMANENTES, SON COMO TALES NUBES SIEMPRE CAMBIANTES QUE NO AFECTAN AL YO-OBSERVACIÓN QUE COMO CIELO IMPERTURBABLE, PERMANECE INAFECTADO POR SUS TRANSITORIAS PRESENCIAS. SE TRATA DEL SER ESENCIAL QUE EN REALIDAD SOMOS QUE SEÑALA LA LIBERTAD POR EXCELENCIA.
 

martes, 28 de abril de 2015

LA HONESTIDAD CON UNO MISMO

SI HACES BIEN LAS PEQUEÑAS COSAS, GRANDES COSAS TE BUSCARÁN E IMPULSARÁN A QUE LAS REALICES. Dicho sufí.
 
CUANDO NOS AUTOGENERAMOS LA SUFICIENTE MOTIVACIÓN PARA HACER BIEN LAS PEQUEÑAS COSAS DE CADA DÍA, ESTAMOS TRABAJANDO POR LA PAZ Y POR EL ÉXITO. SIN DUDA, SE TRATA DE UNA CAPACIDAD QUE NO TIENE PRECIO.
 
Para hacer posible una competencia mental de esta naturaleza, conviene poner atención y consciencia en los movimientos y matices de todo lo que uno hace desde que se levanta por la mañana. ¿Acaso no merece la pena devenir plenamente conscientes de todo pensamiento, palabra y acción que brote de nuestra persona? Cuando uno deviene consciente de su propia vida en términos de momento presente, algo muy grande está pasando. La consciencia sostenida y la mejora que de ella se deriva conforman una energía de crecimiento que, como bola de nieve, abre posibilidades a empresas cada vez más grandes en cantidad y calidad, que el interés colectivo demanda.
 
¿QUÉ ES LO QUE DETERMINA QUE UNA ACCIÓN SEA CALIFICADA COMO PEQUEÑA COSA, FRENTE A OTRA QUE LLAMAMOS GRANDE?, ¿LA CANTIDAD DE DINERO QUE MUEVE?, ¿LA QUE AFECTA A MAYOR NÚMERO DE PERSONAS?, ¿LA QUE NOS DEMANDA MAYOR ESFUERZO O BIEN ES LA QUE PONE EN JUEGO LA CALIDAD TOTAL DE RECURSOS CREATIVOS QUE ACTUALIZAN NUESTRAS POTENCIALIDADES INTERNAS?
 
Para el Universo todo tiene su importancia. Las modernas ciencias afirman que hasta el aleteo de una mariposa puede influir sobre el clima de una ciudad entera. En este sentido, puede suceder que una sonrisa evite accidentes en cadena y el retraso de un encuentro cambie el destino de un planeta. Todas las cosas tienen su importancia, desde fregar los platos con movimientos precisos y conscientes, hasta estampar una firma clave por la que cesamos en el trabajo y vendemos la casa. Lo que vale no es qué es lo que se hace, sino el cómo se hace. La conciencia atenta pone el mismo amor en consolar a un niño que al presidente de una gran empresa. Todo está encadenado en una red de interrelaciones y cada nueva acción tiene el aroma de la propia trayectoria.
 
CONVIENE CUIDAR NUESTRAS PALABRAS, AUNQUE ÉSTAS SE DIRIJAN A GENTES SIN APARENTE IMPORTANCIA. Caminemos conscientes de cada paso y tratemos de colocar la espalda bien recta. Mientras tanto, observemos el juego de nuestra propia mente, como si todo ese ruido con nosotros no fuera. Todo movimiento es importante y todo lo que logra devenir consciente, en realidad, merece la pena. Una vez que se tiene la mente entrenada para hacer bien las cosas, por pequeñas o grandes que parezcan, vendrán a buscarnos responsabilidades más grandes, tal vez porque ya no nos afectan los riesgos y las amenazas que, para el viejo modelo, éstas conllevan.
 
NUESTRA ALMA ENTONCES ESTARÁ PREPARADA PARA SERVIR A LA VIDA Y CON ÉSTA, A TODOS LOS HOMBRES Y MUJERES DE LA TIERRA. YA NO SE TEME AL FRACASO Y EL EGO HA CESADO EN SUS EXIGENCIAS. EL CAMINO YA PERMITE SER RECORRIDO CON CONCIENCIA ECUÁNIME Y CON LAS EMOCIONES BIEN SERENAS. EL ENTRENAMIENTO HA PODIDO PARECER LARGO, PERO LOS FRUTOS DE LA CONCIENCIA ATENTA LLEGAN. EL SER SE RECREA TANTO AL FREÍR UN HUEVO COMO AL DETENER TODA UNA GUERRA.
 
USTED BIEN SABE QUE HASTA LA CAÍDA DEL PÉTALO DE UNA ROSA AFECTA A GALAXIAS ENTERAS.
 
ATENCIÓN TOTAL EN CADA PASO, EN CADA COSA.

viernes, 24 de abril de 2015

EL CORAJE DE SER UNO MISMO HACIENDO LO QUE TEMEMOS, DISOLVEMOS NUESTRO TEMOR. Emerson
 
CUANTO MÁS VELOCES HUIMOS DEL MIEDO, MÁS GRANDE SE HACE ÉSTE Y MÁS FUERTE ES SU HECHIZO SOBRE EL ALMA. Para librarnos de tal poder, conviene mirar de frente su paralizador influjo, y más tarde discernir si nos está protegiendo de un peligro o simplemente es una creación mental que nos impide tomar decisiones y seguir siempre en el mismo punto de nuestro proceso. 
 
EL MIEDO QUE PARALIZA Y DEPRIME ES EL MIEDO NEURÓTICO QUE IMPIDE LA ACCIÓN. SE TRATA DE UN SENTIMIENTO QUE SINTONIZA CON VIEJAS TENSIONES Y HERIDAS NO RESUELTAS. El temor que se disfraza de inseguridad encubre anticipaciones el dolor y muchas veces hace referencia a duelos sumergidos cuyo recuerdo nos inunda de ansiedad e induce a conductas crispadas.
 
EL MIEDO NACE DE LA MEMORIA DEL DOLOR Y BROTA EN RACIMOS DE PENSAMIENTO CONECTADOS AL RECUERDO. Se trata de ideas neuro-asociadas que conforman la creencia de que aquello que uno rechaza, puede volver a suceder. En realidad, si no hay memoria no hay miedo. Por este motivo, los inocentes se enfrentan con tranquilidad “irresponsable” a muchas situaciones de alto riesgo. Los inocentes no proyectan experiencias anteriores y, en consecuencia, no temen la llegada de la supuesta desgracia.
 
ALLÍ DONDE VEAMOS UNA CONDUCTA EXAGERADA, SE REVELA LA SOMBRA QUE OCULTA VIEJAS HERIDAS Y, QUE NOS DEMANDA SIN DEMORA, UN DRENAJE EMOCIONAL DEL ALMA. Allí donde, por ejemplo, veamos la mentira en sus diferentes grados ¡Atención!, no hay maldad o estupidez, hay tan sólo una mente que se siente amenazada. Conviene mirar al miedo de frente y preguntar, ¿qué temo en realidad?, ¿qué sería lo peor que podría pasar?
 
Al observar y concretar con precisión lo que uno teme, ya se puede respirar a fondo lo temido y crear nuevas opciones más deseadas. Al pronto, sucede que el gran gigante ilusorio que tan sólo puede habitar en las sombras, se esfuma disuelto a la luz de la consciencia. La sensación de confianza y seguridad no sólo brota como consecuencia de la memoria del propio éxito, sino que también es una cualidad que nuestra inteligencia emocional desarrolla.
 
CONFIAR ES UNA ELECCIÓN QUE PODEMOS OPTAR POR CULTIVAR Y REFORZAR, MIENTRAS SE COMPRUEBA QUE TRAS LOS PROBLEMAS APARECEN LAS SOLUCIONES Y QUE TODA DIFICULTAD FORTALECE Y ENSEÑA.
 
La confianza también brota desde la facultad intuitiva, desde ese insólito Ser que somos y que detrás, escondido y sabio, se revela y expresa. La confianza es un estado de conciencia, un plano mental de vida que abre a la Paz y a la Templanza. Pero, ¿de dónde brota?, ¿acaso es una protección mágica que opera desde las estrellas?
 
AL TRATAR DE RESPONDER, LA RAZÓN TAL VEZ DUDE, PERO TODOS SABEMOS QUE NO ESTAMOS SOLOS. LA HISTORIA Y EL MISTERIO ASÍ LO AVALAN. EL UNIVERSO NOS APOYA AL ENCARAR EL MIEDO MIENTRAS HACEMOS CON INTELIGENCIA Y CORAZÓN LO QUE DEBEMOS, AUNQUE SE SIENTA INSEGURIDAD Y AMENAZA.
 
Cuando uno se vea enfrentado al ridículo, a la ruina, al abandono o al desamor, conviene que se detenga unos instantes. Conviene que respire profundamente, distanciándose del escenario mientras se deja atravesar por la columna de luz, que penetra por lo más alto de su cabeza.
 
MÁS TARDE, LA SENCILLEZ SUAVIZARÁ LO QUE UNO TEME Y LA SOBRIEDAD SERÁ NUESTRA ALIADA. NO HAY TEMOR AGUDO QUE SOBREVIVA SI UNO LO RESPIRA DE FORMA CONSCIENTE Y CONTINUADA. SÓLO HAY QUE DETENERSE Y OBSERVAR SIN ELUDIR NINGÚN ASPECTO Y SIN TAPAR NINGUNA DE LAS CARAS.
 
DESDE EL SILENCIO CONSCIENTE, DE PRONTO, LA MEJOR OPCIÓN BROTA Y LA VIDA, DE NUEVO, TIENE SENTIDO MIENTRAS UNO, A SÍ MISMO, SE REINVENTA. YA TODO ESTÁ EN SU SITIO. UNO SABE A QUÉ ATENERSE Y VUELVE A FLUIR CENTRADO EN EL NÚCLEO DE LA CONFIANZA
 
 

jueves, 16 de abril de 2015

EL CAMINO DE SER UNO MISMO

SÓLO CERRANDO LAS PUERTAS DETRÁS DE UNO, SE ABREN VENTANAS DEL PORVENIR. Francoise Sagan
 
LA TRANSFORMACIÓN Y ADIESTRAMIENTO DE NUESTRA MENTE ES UN PROCESO PERMANENTE QUE NO SÓLO AFECTA A LA PROPIA PERSONA, SINO QUE TAMBIÉN REPERCUTE EN TODOS ÓRDENES DE LA VIDA MANIFIESTA. EL UNIVERSO Y NOSOTROS CON ÉL, VIVIMOS SOMETIDOS A LA LEY DE IMPERMANENCIA (TODO ESTA EN CONSTANTE MOVIMIENTO), UN PRINCIPIO QUE NOS RECUERDA QUE LA ENERGÍA NO SE DESTRUYE SINO QUE SE TRANSFORMA.
 
En virtud de tal principio, experimentamos la sensación de atravesar ciclos y momentos frontera en los que, de pronto, uno sabe que está dejando atrás formas mentales viejas. Es un momento de la vida en el que se liberan viejos apegos, se disuelven relaciones que ya no apoyan el crecimiento y se ajustan maneras de emocionarse que ya no funcionan.
 
EN CADA NUEVA APERTURA, CUANDO ENFRENTAMOS UNA PEQUEÑA PRUEBA, SUCEDE QUE AQUELLOS PATRONES DE PENSAMIENTO QUE YA HAN QUEDADO CADUCOS, CURIOSAMENTE SE DESPRENDEN SIN ESFUERZO, TAL Y COMO LO HACEN LAS HOJAS DEL OTOÑO ANTE UNA BRISA CUALQUIERA.
 
PRONTO NOS DAMOS CUENTA DE QUE SON ESCALONES DE UN PROCESO DE RENOVACIÓN EN EL QUE TODAVÍA NO SE SABE COMO SERÁ LO NUEVO, AUNQUE SÍ SE RECONOCE AQUELLO QUE DE NOSOTROS SE ALEJA.
 
En tales tiempos, uno intuye que el crecimiento interior demanda vaciarse para renovar. Y cuando esto sucede, sabemos, desde lo más profundo que es llegado el tiempo de resolver los asuntos pendientes, y observar como se disuelven restos sutiles de rencor que todavía latían en las propias moradas. Uno siente que ya es hora de vaciar sus armarios físicos y mentales porque el aroma de lo nuevo está llamado a su puerta. Cuando nos damos cuenta de la presencia de tales síntomas, uno se pregunta “¿qué puedo hacer para apoyar este proceso?”.
 
LA RESPUESTA LLEGA SOLA AL SEÑALAR QUE PARA AVANZAR, CONVIENE DESVIAR LA ATENCIÓN DE LO VIEJO Y ENFOCAR LO QUE SE INTUYE Y DESEA. TODO UN PUENTE OBSERVADO DESDE ESE ESPACIO DE SERENIDAD Y AMPLITUD EN EL QUE UNO ES, AUNQUE A VECES NO LO CREA.
 
Vivimos un tiempo histórico en el que somos testigos de uno de los cambios más increíbles de la vida sobre el Planeta. Asistimos, no sin asombro, a la apertura de miles de crisálidas humanas que nacen a un más amplio nivel de consciencia. Se trata de un salto evolutivo por el que el Homo Sapiens deviene Homo Lucens y por el que el “pequeño yo” se expande, integrando todo lo que antes era “lo otro” y ahora, simplemente, es corriente de consciencia. Ante esta mutación silenciosa que, sucediendo de “uno en uno”, viene acompañada de perturbación y crisis, uno sabe que el miedo al cambio es tan sólo apego y memoria.
 
En realidad, conviene soltar y fluir como lo hace el río que resbala con sus aguas, RECORDANDO QUE CUANDO CERRAMOS UNA PUERTA, EL UNIVERSO NO TARDA EN ABRIR OTRA MÁS AMPLIA. Uno es testigo que observa ecuánime cómo la vieja persona queda atrás, mientras emerge la nueva sutileza.
 
SON TIEMPOS EN LOS QUE CONVIENE DEJAR PARTIR A LOS QUE YA NO ESTÁN EN EL NUEVO CAMINO, CONFIANDO Y PERMITIENDO VENIR A COMPAÑEROS, TODAVÍA DESCONOCIDOS, CON LOS QUE SE INTUYEN PUERTAS ABIERTAS. EL VIEJO MODELO COMIENZA A PARECER MÁS ESTRECHO, Y UN NUEVO Y MÁS AMPLIO GIRO ESPIRAL SE DESPLIEGA.
 
UNO SABE QUE ES APERTURA Y OBSERVA CÓMO SE DESPRENDEN APEGOS QUE, EN REALIDAD, YA NADA APORTAN. LA BÚSQUEDA FINALIZA. EL ENCUENTRO CON NUESTRO AUTENTICO YO…..CUANDO COMENZAMOS A SER NOSOTROS MISMOS.

miércoles, 15 de abril de 2015

¿POR QUÉ SUFRIMOS TANTO?

LOS ‘DEBERÍA’ QUE ME IMPONGO, ME HACEN INFELIZ

A menudo me pregunto por qué sufrimos tanto. Somos privilegiados en muchos aspectos de nuestra vida pero todo y así sufrimos y ¡mucho! a veces hasta desgastarnos emocionalmente, paralizarnos y llegando a perder todo el sentido a nuestra vida. Sufrimos porque un proyecto no ha salido como esperábamos, sufrimos porque una persona no nos quiere, sufrimos porque las cosas no nos salen como nos gustaría…en definitiva; sufrimos. ¿Y por qué tanto? ¿Por qué de esta manera?

En primer lugar cabe decir que el ser humano tiene la especial habilidad para alojar hábitos mentales autodestructivos en su mente. Las experiencias negativas las interiorizamos de tal manera que dejamos que formen parte de nuestro yo. Como añadido las exageramos en nuestra preciada cabecita dándoles un poder capaz de demolernos. Por consiguiente, nuestras emociones adquieren un tono negativo y nuestras conductas siguen los mismos pasos. Aquí nos preguntamos el por qué y si es posible encauzarlo de otro modo.

Siguiendo al prestigioso psicólogo Albert Ellis, podemos entender porque este mecanismo de pensamiento se vuelve irracional y tan nocivo para nuestra salud. El autor distingue entre las emociones saludables de; tristeza, enojo y frustración a las patológicas de ansiedad, culpa y vergüenza. Dicho de otro modo; cualquier persona puede sentirse triste porque por ejemplo ha sufrido una decepción, pero de esa persona dependerá que esa emoción tome dimensiones mayores llegando a la ansiedad y al sufrimiento extremo. Parece fácil, lo sé, pero tiene una sencilla explicación y ésta alberga un pequeño secreto que radica en los deberías y en las autoexigencias.

La cuestión principal reside en que no nos permitimos fallar, más bien nos sentenciamos por ello y vamos por la vida con imposiciones del tipo; “debo ser feliz” “tengo que conseguir…”, “no puedo equivocarme en esto…” Del mismo modo, solemos esperar de los demás y del mundo en general una respuesta rígida. Esto es; “él/ella no puede decepcionarme…”, “él/ella debe…”, “todo el mundo necesita…” Díganme ustedes: ¿qué emoción cabe esperar tener si nos imponemos constantemente no fallar y de repente fallamos? Está claro; el resultado es el castigo, nuestro castigo. Ni más ni menos y no viene de fuera sino precisamente de dentro, del interior de nosotros mismos y de nuestro discurso cognitivo.

Si nos fijamos; pensar en términos impositivos y absolutistas del tipo “debo” no nos deja espacio para la libertad de elección ¿Cómo sería cambiar estas imposiciones por otras menos dogmáticas? Por ejemplo; “me gustaría ser feliz, pero si hay momentos en los que desfallezco, no ocurre nada malo” o “sería fantástico conseguir este puesto de trabajo pero si no lo consigo no hay motivo para no buscar otro” Ellis considera relevante reemplazar esta “filosofía demandante” de vida, por una “filosofía preferencial” con metas que nos motiven y no con metas que nos sentencien. 

A parte de nuestras necesidades básicas (alimento, bebida, descanso…), lo demás no es indispensable, aunque tengamos la extraña habilidad para hacerlo imprescindible. Cometemos el error de traducir nuestros placeres (por ejemplo conseguir un anhelo) en tensiones (si no lo consigo perderé mi bienestar), nuestros entretenimientos (ir al gimnasio, leer un libro…) en obligaciones (si no lo hago significa que me descuido a mí y a mis espacios) y nuestras metas (ascender en el trabajo) en ansiedades (soy un perdedor por no haberlo logrado) ¡Peligro!

Pues no hay mayor precipicio que el de nuestros pensamientos, que nos guste o no, son los que nos hacen caer o por el contrario visualizar que solo se trata de pequeñas piedras superables en el camino. 

CUENTO PARA SANAR Y CRECER

LA PODA COMPASIVA

La historia del Pino Negro.
El pino negro cuando una de sus ramas se enferma y pone en peligro a la totalidad del árbol, éste en su intento de preservarse deja de enviar savia a esa rama dañada. De esta manera esa rama enferma al no recibir el flujo necesario para seguir su crecimiento, muere. Al morir esa rama, el árbol vive. 
SE DENOMINA EL LÍMITE COMPASIVO O LA PODA COMPASIVA. 
El saber cuándo poner un límite, un “hasta aquí llegas”, puede ser un acto de profunda compasión. El saber hasta dónde alimentar un acto, una escucha se puede volver vital para nuestras relaciones. El límite puede - aunque suene paradojico- ensanchar y ahondar las relaciones; si se comprenden bajo la luz de que son la polaridad masculina del amor y necesarios para el cuidado de la vida interior.

Necesarios para mantener una relación sana y madura, los limites pueden ayudarnos a saber cuándo decir No a lo que enferma para entregarnos al Sí de lo que sana. 
QUE TODAS TUS RELACIONES SANEN. 
QUE TODAS TUS RELACIONES TE SANEN. 

LIBROS QUE AYUDAN

LICE MORENO buen amigo y colaborador de este vuestro blog, nos deleita con un magnifico libro, en el cual nos da algunas de las claves que hoy necesitamos saber para intentar entre todos conseguir un mundo mas armonico y feliz. 

El último libro de Lice Moreno, revela datos importantes de las sociedades secretas y muestra elementos esenciales del esoterismo. La trama del miso mantiene al lector en un permanente interés por el seguimiento de la historia. 

¿Que es la masonería? 

¿Existe algún poder diabólico que gobierna el mundo? 

¿Que doctrina tienen los iniciados en el conocimiento? 

Todo esto lo podéis leer en el libro “EL OJO MÁGICO DE HORUS”

 Podéis descargarlo gratis en PDF en la página:

 www.heliocentro.org

martes, 14 de abril de 2015

LA TRANSFORMACIÓN EMPIEZA POR UNO MISMO

EL FUTURO DEJADO A SÍ MISMO SOLAMENTE REPITE EL PASADO. EL CAMBIO SÓLO PUEDE OCURRIR AHORA. Nisargadatta.

Cuando lanzamos una piedra a un estanque de aguas serenas, brotan pequeñas olas concéntricas que se expanden repetidas y alineadas. Una ley natural rige la sucesión de sus círculos y la pauta de los tiempos entre cada una de las ondulaciones que llegan a las orillas.

Nuestro organismo también se despliega en espirales mediante cadenas de ácidos que conforman el andamiaje de las futuras células. Espirales que dibujan, una y otra vez, el diseño preestablecido por la información genética. De la misma forma, se comporta la mente del ser humano, cuya íntima experiencia también está sujeta a leyes y ritmos que laten en determinadas secuencias.

Se dice que cada siete años suceden cambios importantes en el periplo de nuestra vida. Se trata, no sólo de cambios fisiológicos que modifican nuestro cuerpo a través de la muerte y nacimiento de todas las células, sino también, de acontecimientos que influyen en el nuevo ciclo y que suponen la frontera de la siguiente vuelta. Y así como el Universo se compone de esferas que giran elípticas en una danza previsible de increíble precisión y gracia, de la misma forma, nuestra vida también tiende a repetir su historia, aportando en sus espirales, cada vez más amplias, tendencias previsibles en el seno de una más expandida consciencia.

¿CÓMO SALIR DE LA RUEDA DE LAS SUCESIONES Y TENDENCIAS? 

¿CÓMO EVITAR REPETICIONES QUE NOS ENFRENTEN A DESENLACES CONOCIDOS QUE TAL VEZ UNO NO DESEA? 

Los entendidos afirman que, primeramente, conviene tomar consciencia clara y detallada, tanto del “guión” forjado a través de nuestras primeras experiencias, como del programa de creencias que subyace en nuestra historia. 

También señalan que para evitar repeticiones conviene decidir otras opciones y caminos diferentes que dibujen una nueva trayectoria. Para escapar de la vieja conducta, asimismo afirman que es preciso mantener un estado mental de atención sostenida. Es decir, un nivel de consciencia en que el automatismo y la influencia de lo viejo, no sustituyan a la elección constante que ejercemos con plena voluntad y consciencia. 

AL PARECER, LA LLAVE DE ORO PARA ESCAPAR DE LA “NORIA REPETITIVA” ES DARSE CUENTA DE LAS TENDENCIAS DE NUESTRA MENTE Y DE LOS PROCESOS PROFUNDOS QUE CONFORMAN EL JUEGO DE MOTIVACIONES Y LATIDOS DEL ALMA.

Conforme las raíces de nuestros deseos son observados, uno se va liberando de la tiranía de la inercia y se siente capacitado a decidir su destino y reinventar su persona.

Pero más allá de nuestra mente y sus vueltas, está uno mismo: observador neutro y ecuánime de los programas de ida y vuelta. Uno Es, Testigo de la mente y sus patrones, tanto de los que llevan a la repetición, como de los que permiten optar por conductas más deseadas. En realidad, el Yo Observador no se mueve, es la mente la única que da vueltas.

EL OBSERVADOR NI EVALÚA, NI PREFIERE, NI RECHAZA, NI APRUEBA, TAN SÓLO ATESTIGUA LO QUE LAS DIVERSAS PARTES DE SU MENTE ELABORAN.

EL TESTIGO INTERNO NO ES LA MENTE Y SUS ESPIRALES, NI SU CUERPO, NI TAN SIQUIERA SU ALMA. UNO ES INFINITUD, TOTALIDAD, VACUIDAD RESPLANDECIENTE. Y FINALMENTE, SI NOS PREGUNTAMOS, ¿CÓMO LLEGAR?, ¿CÓMO SALIR DE LA NORIA DE LA CONCIENCIA ORDINARIA? ... 

…………..LOS VEDAS RESPONDEN QUE: OBSERVANDO A LA NORIA DAR SUS VUELTAS.

lunes, 13 de abril de 2015

LA ALEGRIA……DE VIVIR

 DORMÍA Y SOÑABA QUE LA VIDA NO ERA MÁS QUE ALEGRÍA. DESPERTÉ Y VI QUE LA VIDA NO ERA MÁS QUE SERVIR. SERVÍ Y VI QUE SERVIR ERA LA ALEGRÍA. Rabindranath Tagore.

¿EXISTE ALGO MÁS DESEABLE QUE LA ALEGRÍA SIN CAUSA? ¿Alegría sin causa? Sí, sin causa. La alegría entendida como un estado de conciencia que no depende de condiciones externas y ajenas. Un estado lúcido y chispeante que parece brotar desde el alma sin referencias mentales ni promesas vanas. Se trata de vitalidad cristalina que se expresa cálida en el latir de todas y cada una de las células.

LA “ALEGRÍA SIN CAUSA” ES UNA LLAMA TAN ÍNTIMA Y SUTIL QUE CUALQUIER FRUSTRACIÓN O DESENGAÑO, NI LA ENSOMBRECE NI LA APAGA.

Mientras que tal alegría incondicionada se despliega desde muy dentro, existen otros estados de excitación que también llamamos alegría, totalmente condicionados por el rumbo de las cosas. Se trata de niveles de ánimo que, al depender de factores externos, lejos de afirmarse como estables, oscilan en la marea emocional, afectados por el vaivén de sus opuestos, la euforia y la tristeza.

La “alegría sin causa” no tiene opuesto en el péndulo porque la fuente de la que se nutre es la mano que sostiene la balanza. Cuando aflora, señala la coherencia de la vida diaria con el propósito central que da sentido a nuestra existencia.

¿CONOCE USTED EL PROPÓSITO DE SU VIDA?, ¿SE FORMULA ALGUNA VEZ TAL PREGUNTA? EL HECHO DE SABER QUE ESTAMOS REALIZANDO EL PROPÓSITO POR EL QUE SENTIMOS ESTAR VIVOS, NO ES BANAL. SABERSE INMERSO EN ÉL, PRODUCE UN NIVEL DE ALEGRÍA CAPAZ DE PERMANECER POR ENCIMA DE MUCHAS PENAS Y PÉRDIDAS QUE ENCOGEN NUESTRO CORAZÓN EN EL CAMINO DE LA VIDA.

A veces, nuestro propósito consiste en gozar sirviendo al alivio de los demás seres y en ser útiles al desarrollo y bienestar de las personas. ¿Cómo se sintió, por ejemplo, el inventor de la penicilina al descubrir semejante bien para generaciones venideras? Tal vez, sabemos que aquello que hemos encontrado de valioso y reparador merece ser compartido y devuelto a todo ser que a nuestro lado pasa.

Muchas personas, con una vida exclusivamente prosaica, tras enfrentar una no casual crisis que todo lo desmantela, despiertan a valores que los tornan sensibles a la compasión y la ayuda de los que menos esperan.

Son seres que ya oyen ecos de sus almas señalando cómo servir al otro y apoyar lo que éste anhela. Se diría que tienen un sentido afinado para captar las profundidades de las personas que conectan.

SERES QUE, DESDE PEQUEÑOS, SIENTEN LA TENDENCIA DE SERVIR A LOS SERES VIVOS EN EL ALIVIO DE SUS DOLORES, HACIENDO MÁS LLEVADERAS SUS CARGAS MUCHAS VECES SUBTERRÁNEAS Y SILENCIOSAS. A BASE DE EXPRESAR LO QUE DE SUS CORAZONES BROTA, VAN DESCUBRIENDO UN SENTIDO EN LA VIDA QUE ANHELA SATISFACER LA VOCACIÓN DE SERVICIO AL ALIVIO DEL MALESTAR Y AL CULTIVO DE UNA PAZ HERMANADA.

Son personas que, aunque sus rostros no tengan arrugas, a veces, parecen muy viejas. Su sentido del dolor humano y la facilidad con que se ponen en el lugar de otras, las convierte en benefactoras anónimas en permanente servicio, algo que les supone la razón de ser de sus vidas.

SE TRATA DE LOS “NUEVOS SERVIDORES DEL MUNDO”, PERSONAS QUE MÁS PARECEN HABER CAÍDO DE ALGUNA ESTRELLA. CASI TODO EL MUNDO CONOCE UNA Y TAMBIÉN CASI TODOS ESPERAN DE ELLOS LA ENERGÍA QUE DESPRENDE LA LUCIDEZ DE SUS MIRADAS.

SI ALGUIEN LES FORMULA, ¿QUÉ SENTIDO TIENE PARA TI LA VIDA?, LEJOS DE RESPONDER CONCEPTOS TÍPICOS COMO PLACER, FAMA Y RIQUEZA, CONTESTAN UNÁNIMES QUE SERVIR ES SU ALEGRÍA, SERVIR DE UNA Y MIL FORMAS, AYUDANDO A PROGRESAR A TODOS AQUELLOS QUE PASAN, NO CASUALMENTE, POR SUS VIDAS. 


sábado, 11 de abril de 2015

LA CONFIANZA EN UNO MISMO….LA FUERZA QUE MUEVE EL MOTOR DEL ESPÍRITU (REFLEXIONES PARA EL FIN DE SEMANA)

MUCHAS PEQUEÑAS DERROTAS CONDUCEN A LA GRAN VICTORIA. Chuang Tzu

CUANDO UN SER HUMANO “CAE EN EL POZO” DE LA EXISTENCIA SUCEDE QUE, SIN ÉL TODAVÍA SABERLO, ESTÁ ABRIENDO UN INSOSPECHADO PROCESO DE CAMBIO Y TRANSFORMACIÓN EN SU RUMBO Y SU PERSONA. LA VIDA ES PARADÓJICA AL SERVIRSE DE LA CAÍDA, CUANDO, EN REALIDAD, LO QUE CON ELLA VIENE A BUSCARNOS ES EL APRENDIZAJE Y LA MADUREZ DEL ALMA.

Desprestigio, ruinas, errores, pérdidas, abandonos, enfermedades llegaron a nuestras vidas y, arrasando lo que creíamos ser, sometieron nuestro ser a experimentar los dolores que empaquetaba cada lección nueva. Más tarde, pasado un tiempo de asimilación, llega un día en el que, una vez más, la fuerza nos impulsa al ascenso de otra nueva montaña.

El que se levanta es un ser distinto de aquel que sufrió la caída. El dolor amplió su visión. La pérdida lo vació de apegos y el proceso expandió su consciencia. A veces, el que cae es un ilusionista que, más tarde, se levanta ya como Mago. El ilusionista todavía maneja ilusiones y manipuladoras burbujas de plata. Sin duda, materiales tan efímeros que se diluyen ante cualquier brisa que las roza. Por el contrario, el mago renacido trabaja con elementos más sobrios y profundos. Acomete proyectos conociendo sus propias debilidades y mirando de frente a las sombras. Un ser más ecuánime y desprendido que domesticó su conciencia y barrió su arrogancia.

EL MAYOR CORAJE QUE UNA PERSONA PUEDE EXPRESAR, OCURRE CUANDO, TRAS SUFRIR UNA GRAN DERROTA, MANTIENE INTEGRO SU NIVEL DE AUTOESTIMA. Cuando el ser humano no permite que el error o el fracaso quiebren su ánimo y fortaleza, está haciendo gala de un íntimo coraje que le posibilitará reflexiones competentes e inspirados ajustes para oportunidades venideras. Tal vez, para ganar y conservar la sensatez y la templanza haya que aprender previamente a perder.

La verdadera victoria no está en el resultado cuantificable a corto plazo sino en el aprendizaje obtenido. En realidad, el gran propósito que resume todos los pequeños objetivos de la vida se centra en evolucionar y crecer como seres con alma. La derrota no existe, ya que todos los acontecimientos con aroma de frustración que uno experimente, suponen enseñanzas.

LA FINALIDAD DEL LABERINTO INICIÁTICO QUE RECORRE EL SER HUMANO EN LA VIDA, CONSISTE EN DESARROLLAR EL CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y EXPANDIR AL INFINITO NUESTRA CONSCIENCIA.

No hay derrotas, hay tan sólo experiencias que señalan el camino que se nos invita a recorrer con sus luces y sus sombras. El gran objetivo es devenir lo suficientemente lúcidos como para aprender de los errores mientras recorremos la existencia. No hay culpas ni castigos, sino una totalizadora u holística interacción del Universo entre las redes que tejen el destino de cada persona. Cuando alguien siente frustración porque no le es concedido un trabajo al que opta, puede tener la tentación de “tirar la toalla” y olvidar que nada es casual. El que cree en sí mismo sabe que hay un lugar en el mundo para él, sabe que la vida le depara un proceso que, más largo o más corto, vivenciará con todas las sinuosidades emocionales que conlleva

 “La perseverancia trae ventura” dijo el I-Ching hace 4.000 años. Un Principio que ya fue captado por los antiguos filósofos chinos al primar la perseverancia como una capacidad de la inteligencia. Cuando uno persevera, observa los errores pasados y registra eficazmente las propias acciones que rechaza. El control de la ansiedad anticipadora comienza por el aprender a amar la acción por la acción, independientemente del resultado. Cada paso, cada movimiento, cada gesto, por pequeño y funcional que éste sea, supone un fin en sí mismo y merece toda nuestra atención y consciencia.

LA VICTORIA FINAL ES UNO MISMO. LA VICTORIA DE LAS VICTORIAS SUPONE INTEGRAR LA EXPERIENCIA VIVIDA EN UN NÚCLEO CONSCIENTE DE APERTURA. SOMOS MUCHO MÁS QUE UNA NORIA DE ILUSIONES Y DECEPCIONES. SOMOS LUZ EN PLENA AMNESIA DE OPACIDAD QUE, A LO LARGO DE LA VIDA, MISTERIOSAMENTE, DEVIENE CONSCIENTE DE SÍ MISMA.

El camino es largo y a la vez corto, ya que en última instancia no hay nada que buscar porque uno ya es lo que busca. ¿Por qué no nos lo creemos? El Gran Olvido forma parte del juego del vivir que, en cierto modo, es el juego de recordar. Cuando la cortina de niebla comienza a retirarse, uno comprende que el mundo es perfecto tal cual es, incluidos nuestros deseos de cambiarlo. Y en realidad, cuando uno mira la campaña de la vida ya vivida, sabe que pase lo que pase, en el fondo de sí mismo, sabe nunca ha pasado nada.

TAL VEZ UNA MAÑANA NO MUY LEJANA, AL ABRIR NUESTROS OJOS, SINTAMOS QUE HEMOS DESPERTADO DE ALGO MÁS QUE DEL SUEÑO HABITUAL DE CADA NOCHE. TAL VEZ SINTAMOS QUE, DE PRONTO, HEMOS DESPERTADO DEL GRAN SUEÑO DEL YO SEPARADO. UNO ENTONCES COMPRENDE QUE ESTÁ INMERSO EN LA GRAN AVENTURA DE LA CONCIENCIA CUYO DESPERTAR ES LA VERDADERA VICTORIA. 

** SABIDO ES QUE LOS PENSAMIENTOS Y DESEOS SE MATERIALIZAN, SI PONEMOS NUESTRA MENTE AL SERVICIO DE ELLOS PUES COMO ENERGÍA DE ALTA VIBRACIÓN, ESTABLECE LOS CAMBIOS ENERGÉTICOS INFERIORES PARA QUE UN PENSAMIENTO, SE HAGA REALIDAD MATERIAL. DE AHÍ QUE SEA CONVENIENTE, PRUDENTE Y BENEFICIOSO PENSAR EN POSITIVO**.

viernes, 10 de abril de 2015

¿QUÉ NOS IMPULSA A EVOLUCIONAR CONSCIENTEMENTE?

AQUELLO QUE DENTRO DE NOSOTROS QUIERE SABER Y PROGRESAR NO ES LA MENTE, SINO ALGO QUE ESTÁ DETRÁS DE ELLA Y QUE DE ELLA SE SIRVE. Sri Aurobindo.

CUANDO UN SER HUMANO ANHELA APRENDER Y PROGRESAR, ¿QUÉ FUERZA LE IMPULSA HACIA ESE DESEO?, ¿ACASO SE TRATA DE LA MISMA ENERGÍA QUE EMPUJA AL TALLO DE LA JOVEN PLANTA A EXPRESARSE EN FLORES Y FRUTOS?, ¿Y SI LO QUE DICHA PERSONA ANHELA NO ES NI MÁS NI MENOS QUE UNA MENTE SOSEGADA Y SABIA?, ¿QUÉ MUEVE TAL ANHELO Y QUÉ EXTRAÑA FUERZA LA IMPULSA A DESEAR UNA REALIDAD TAN ABSTRACTA COMO ELEVADA?, ¿PUEDE EL CORAZÓN HUMANO SER EXPLICADO CON LAS SIMPLES LEYES DE EVOLUCIÓN DE LAS ESPECIES?

Nuestra consciencia, única al parecer en el planeta Tierra, ¿es tan sólo consecuencia de una lotería genética o semejante milagro se debe a un misterioso supuesto que mueve a las almas?, ¿ACASO EXISTE EN LA RAZA HUMANA UN IMPULSO SECRETO HACIA LA LUZ?, ¿una fuerza sutil que, actuando detrás de la escena, nos conduce, a lo largo de un formidable desarrollo, hasta la comunión con el Espíritu como forma de “llegada”?

Y en todo caso, ese IMPULSO EVOLUTIVO que tira de nosotros, milenio tras milenio, hacia el desarrollo de la lucidez y la profundidad, ¿acaso es el mismo que el de los delfines o el de las gaviotas?, ¿somos algo más que un organismo biológico complejo, capaz de crear músicas insólitas y amar la belleza interna? En caso de que así sea, ¿qué milagro nos sucedió a los humanos?, ¿es creíble aquella historia que cuentan algunas religiones acerca del “descenso” de una chispa divina o fue un injerto extraterrestre el que encendió la llama?, ¿y si vivimos en un planeta para amnésicos que sirve de plataforma para recuperar la memoria?

HAY POCAS COSAS TAN UNÁNIMES A LO LARGO DE LOS SIGLOS Y LAS ERAS MILENARIAS, COMO LAS MÚLTIPLES VOCES QUE NOS HABLAN DEL ESPÍRITU ALUDIENDO A NUESTRA IDENTIDAD SUPREMA.

Miles de pueblos y culturas, a lo largo de la Historia, han venido afirmando que tenemos una doble naturaleza. Por una parte, disponemos de un cuerpo capaz de agarrar, sentir y pensar, sin embargo este estupendo organismo, renovado de generación en generación, por sí sólo parece incapaz de trascenderse y expresar las funciones de su dimensión espiritual completa. Junto al cuerpo que hace de vehículo y terminal de otra megafuerza, coexiste una supra-naturaleza de Luz y Amor que faculta a los más desarrollados a experimentar Totalidad e Infinitud, convirtiendo sus vidas en bondad eterna.

¿Qué impulsa a este ser humano del siglo XXI, mitad dios mitad humano, a ampliarse imparablemente como forma de hacer el camino de vuelta a Casa? Curiosa fuerza supramental que se revela cuando crecemos, cuando nos damos cuenta, cuando ayudamos, cuando nos ponemos en el lugar del otro, cuando comprendemos el juego, cuando somos nosotros mismos, cuando renacemos de nuestras cenizas, cuando celebramos la vida, cuando creamos felicidad, cuando abrimos el corazón de la mente, cuando clamamos al Universo nuestro anhelo de Recuerdo... toda esa carga de información que subyace en tales supuestos, ¿es acaso la misma energía de la tierra que hace ascender la savia por el tronco del árbol convirtiendo a la bellota en roble? o ¿SE TRATA DE UN PLAN EVOLUTIVO DE ORIGEN CÓSMICO QUE DESCIENDE POR LA GLÁNDULA PINEAL DE ALGUNOS SERES DEL PLANETA TIERRA? 

LA RESPUESTA BROTA EN TODO AQUEL CORAZÓN HUMANO QUE HAGA ENTRAR LA CIENCIA EN SU CORAZÓN Y NO RENUNCIE A LA CADENA DE CHISPAZOS DE SU INTUICIÓN.

TODA PREGUNTA TIENE SU RESPUESTA COMO TODA CRUZ TIENE SU CARA. SERÁ EL MILAGRO DE LA GRACIA DEL SER. SABER Y SENTIR EL QUE, TRAS SER PLENAMENTE CONVOCADO, RESPONDERÁ A LOS QUE SE RECREAN EN EL CAMINO DE COMPRENDER. EN REALIDAD, SE TRATA DE UNA VERDAD QUE SE REVELA EN EL LABORATORIO DEL SILENCIO, EN LA NOBLE ACCIÓN DEL ALMA Y EN EL AMOR QUE DESPRENDEN NUESTROS ACTOS. 


jueves, 9 de abril de 2015

AMAR…….ES LIBERTAD

AMAR A UN SER HUMANO ES AYUDARLE A SER LIBRE. Ramayat

¿QUÉ MEJOR OFRENDA HACIA ALGUIEN QUE AMAMOS QUE APOYAR SU LIBERTAD?, ¿DE QUÉ CLASE DE LIBERTAD SE TRATA?, ¿ACASO DE UNA LIBERTAD SUPERFICIAL QUE LE PERMITA HACER LO QUE NOS MOLESTA PORQUE DECIMOS QUE NO NOS IMPORTA?, ¿O MÁS BIEN SE TRATA DE FACILITAR LA LIBERACIÓN DE LAS ATADURAS, POSIBILITANDO SU ÉXITO E INDEPENDENCIA?

Cuando tratamos soterradamente de que nuestros seres queridos nos “necesiten”, lo que estamos es anulando su autonomía y su independencia. La “necesidad” de algo o alguien es un estado mental que priva de opciones y señala esclavitud y dependencia. Si en vez de manipular, para que nuestro ser amado nos “necesite”, logramos que nos “prefiera”, o simplemente que nos “elija”, estaremos dando un gran paso, el paso que va de la atadura a una voluntad libre que opta.

A menudo, y para asegurar que se nos quiera, ayudamos dando un pez cada día, en vez de entregar una caña de pescar completa. Sucede que, en nombre de la ayuda manipuladora, nos hacemos indispensables al otro para que no pueda ganarse la vida y vuele por su propia cuenta. Una manera muy sutil de enredar a una persona y hacerla orbitar a nuestro alrededor de forma parásita.

EN REALIDAD, EL SENTIMIENTO NOBLE TIENE MÁS QUE VER CON EL OFRECIMIENTO DE AUTONOMÍA Y DESARROLLO QUE CON EL PROPIO MANTENIMIENTO DE POSICIONES PRIVILEGIADAS.

La esclavitud habla de ignorancia y por ello, cuanto más conocimiento e información ofrece uno, más libertad regala. El conocimiento permite tomar decisiones bien informadas y aumentar nuestra prosperidad, mientras nos desenganchamos de dependencias pasadas.

EL DESARROLLO PERSONAL Y EL CONOCIMIENTO DE UNO MISMO, PERMITE GESTIONAR NUESTRA VIDA Y HACER CESAR EL DOLOR QUE PRODUCE LA IGNORANCIA. ¿CABE MEJOR OFRENDA?.........AL SER AMADO.

El conocimiento de una persona no se basa en simples datos, sino en algo más integral que libera al ser humano, tanto de la escasez como de sus propias miserias. El desarrollo de la inteligencia y el cultivo del alma propician una confianza que no se basa en la presencia de nadie en concreto, ni en nada a lo que uno se aferra. Cuando trabajamos nuestro interior, sabemos que nadie nos va a regalar la felicidad, sino que más bien depende de la relación con uno mismo y la amplitud de consciencia alcanzada. Se trata de una transformación hacia la libertad que no tiene tanto que ver con la ausencia de cadenas externas, como con la maduración y sentimiento de TRASCENDENCIA.

Si se apoya a todo ser humano en el desarrollo de su mente y en el cultivo de la sensibilidad interna, se dispondrá de más opciones para lograr el bienestar y la paz duradera. ¿ACASO EXISTE MEJOR REGALO QUE APRENDER A GENERAR LA DICHA PROPIA?, ¿CABE MEJOR OFRENDA A LOS SERES QUE UNO AMA

FACILITAR EL MÉTODO Y LA ENERGÍA AL SER QUE COMPARTE NUESTRAS HORAS, ES UNA FORMA DE AMAR QUE NO SÓLO DOTA DE POSIBILIDADES, SINO DE TODO UN MAPA PARA DESPLEGAR IDEAS MÁS AMPLIAS Y LIBERADORAS. 

CUANDO UNA PERSONA SE ABRE A LA EXPANSIÓN QUE OFRECEMOS CON NUESTRO ABRAZO DEL ALMA, RECIBE UN REGALO SIN PRECIO. RECIBE EL CÓDIGO DE LA SALIDA DEL MIEDO Y LAS CLAVES DEL DESPERTAR DE SU CONSCIENCIA.

AMAR ES COMPARTIR LA MEDICINA QUE NOS HA LIBERADO Y OFRECER AQUELLO QUE NOS DIO MÁS PODER Y TEMPLANZA. AMAR ES REGALAR LA LLAMA QUE UN DÍA SE ENCENDIÓ EN LO ALTO DE LA MONTAÑA Y COMPARTIRLA EN CONVERSACIONES COTIDIANAS.



 “Cuando el ojo no está bloqueado el resultado es la visión 
cuando la mente no está bloqueada, el resultado es la sabiduría, 
y cuando el espíritu no está bloqueado, el resultado es el amor. ” 

Provebio Chino

miércoles, 8 de abril de 2015

SER TESTIGO DE UNO MISMO

RECUERDA: TÚ, EN REALIDAD, NO ERES LA CHARLA QUE OYES DENTRO DE TU CABEZA; ERES EL SER QUE OYE ESA CHARLA. Bill Harvey 

KEN WILBER SEÑALA UN EJERCICIO PARA DESPERTAR DENTRO DE NOSTROS MISMOS EL TESTIGO CONSCIENTE QUE SE FORMULA ASÍ:

Tengo un cuerpo pero no soy mi cuerpo. Puedo ver y sentir, y lo que se puede ver y sentir no es el auténtico Ser que ve. Mi cuerpo puede estar cansado y excitado, enfermo o sano, sentirse ligero o pesado, y eso no tiene nada que ver con mi yo interior. Tengo un cuerpo y no soy mi cuerpo.

Tengo deseos, pero no soy mis deseos Puedo conocer mis deseos y lo que se puede conocer, no es el auténtico Conocedor. Los deseos van y vienen, flotan en mi conciencia y no afectan a mi yo interior. Tengo deseos, y no soy mis deseos. Tengo emociones pero no soy mis emociones. Puedo percibir y sentir mis emociones y lo que se puede percibir y sentir no es el auténtico Perceptor. Las emociones pasan a través de mí, pero no afectan a mi yo interior. Tengo emociones y no soy mis emociones. 

Tengo pensamientos pero no soy mis pensamientos. Puedo conocer e intuir mis pensamientos, y lo que puede ser conocido no es el auténtico Conocedor. Los pensamientos vienen a mí y luego me abandonan, y no afectan a mi yo interior. Tengo pensamientos pero no soy mis pensamientos. Soy lo que queda, un puro centro de percepción consciente. Un testigo inmóvil de todos esos pensamientos, emociones, sentimientos y deseos.

Las escuelas de crecimiento interior afirman que si una persona, cada mañana al despertar y a lo largo de 40 días, persevera en la formulación de este texto, experimentará cambios extraordinarios en la consciencia de su propia identidad. A los pocos días de practicar se observará capaz de mantener un lúcido estado de sosiego en situaciones que anteriormente se vivían como tensas y agitadas. Y conforme se vayan recitando las palabras haciendo consciente su significado, descubrirá que sus emociones, de aversión y de fascinación, se equilibran y se templan. Tras el período de cuarentena, la persona considerará los extremos emocionales tan sólo como olas periféricas y superficiales de la conciencia.

OBSERVARÁ QUE HA DESPERTADO LA PROPIA IDENTIDAD TESTIGO, UN ESTADO DESDE EL CUAL LA VIDA SE CONTEMPLA DE MANERA MÁS ECUÁNIME, SIN PERDER LAS RISAS NI LAS LÁGRIMAS DE NUESTRA CALIDAD INTERN

Una vez instalado en el Testigo, sucederá que cuando brote el vaivén de sus luces y sombras, usted será espectador de sus tendencias. Si surge una aversión a ese sentimiento, asimismo será usted observador del mismo. Si la aversión le provoca a su vez aversión, también observará dicho bucle de fuerzas internas. No hay nada que hacer, pero si surge un hacer, lo presenciará en calma. Al entender que todo ello no es “usted”, ya no rechazará sus aflicciones ni se complacerá en ellas. 

Aquello que conoce ciertas cosas, no puede tener en su propia naturaleza ninguna de ellas. Es decir, que si por ejemplo, nuestro ojo fuese de color rojo, no sería capaz de percibir los objetos rojos. Asimismo el pez no es consciente del agua, hasta que salta a la superficie y se da cuenta.

HASTA QUE NO SALTAMOS POR ENCIMA DE LAS MAREAS DEL PENSAMIENTO Y LO OBSERVAMOS, NO NOS PERCATAMOS DE QUE NO “SOMOS” EL PENSAMIENTO, SINO EL TESTIGO QUE LO OBSERVA.

HASTA QUE NO SALTEMOS FUERA DEL OCÉANO DE LA AFLICCIÓN, NO NOS DAREMOS CUENTA DE QUE NO SOMOS LA AFLICCIÓN, SINO EL TESTIGO DE ESA AFLICCIÓN.

EL PROBLEMA ESTÁ EN QUE EL QUE VE, SE IDENTIFICA CON LOS INSTRUMENTOS DE LA VISIÓN. 

 

martes, 7 de abril de 2015

CERRANDO ETAPAS....PASANDO PÁGINA

HOY ELIJO ABRIR UNA NUEVA PÁGINA EN EL LIBRO DE MI EXISTENCIA, ¿CÓMO?...... CERRANDO CÍRCULOS...... CERRANDO PUERTAS, CERRANDO ETAPAS, CERRANDO CAPÍTULOS. COMO QUIERAS LLAMARLO: LO IMPORTANTE ES PODER CERRARLOS.

Lo importante es poder dejar ir momentos de la vida que se van clausurando. Que acabaron o que simplemente ya no nos aportan nada en nuestra vida.

¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó la relación?, ¿Ya no vives más en esa casa? ¿Debes irte de viaje? ¿La amistad se acabó?

Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente 'revolcándote' en los porqués, en dar vueltas y vueltas en tu cabeza por lo que te ha sucedido y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho y no otro.

DEBES RECORDAR SIEMPRE QUE EN LA VIDA SOLO HAY DOS TIPOS DE COSAS:

1.- LAS QUE SE PUEDEN CAMBIAR

2.- LAS QUE NO SE PUEDEN CAMBIAR

Y todo lo que en la vida nos ha pasado, pertenecen al segundo tipo de cosas. No hay nada mas absurdo que perder energia y tiempo en intentar cambiar algo que ya no puede ser cambiado.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, tus amigos, tus hijos, tus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos. A pasar la hoja e incluso en determinadas ocasiones a…….cerrar el libro. 

ES UNA LEY UNIVERSAL “NADA PERMANECE, TODO ESTA EN CONSTANTE MOVIMIENTO”

Debemos terminar con etapas o con momentos de la vida y seguir para adelante. No podemos estar en el presente añorando el pasado.

Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió. Y hay que soltar, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. No. Los hechos pasan y hay que dejarlos ir.

Por eso a veces es tan importante romper fotos, quemar cartas, destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, cambiar de trabajo. 

Papeles por romper, documentos por tirar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas y hay que aprender a acertar y errar, hay que aprender de los errores, para no repetirlos.

Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente. El pasado ya pasó.

NO ESPERES QUE TE DEVUELVAN, NO ESPERES QUE TE RECONOZCAN, NO ESPERES NADA DE NADIE, PORQUE NADIE TIENE PORQUE DARTE NADA, NO ESPERES QUE 'ALGUNA VEZ SE DEN CUENTA DE QUIÉN ERES'.

No, suelta, basta con que tu sepas quién eres y que quieres hacer con tu vida.

El resentimiento, el encender 'tu video' personal para darle y darle al asunto, lo único que consigues es dañarte mentalmente, envenenarte, amargarte. La vida está para adelante, nunca para atrás. porque si tu andas por la vida dejando 'puertas abiertas', por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de 'regresar' (¿a qué?), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que te invadieron.

¡Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo! Si no, déjalo ir, cierra capítulos. Debes decirte a ti mismo que no, que no vuelve.

Pero no por orgullo ni por soberbia sino porque tu ya no encajas allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio, tu ya no eres el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a que volver.

Cierra la puerta, pasa la hoja, cierra el círculo. Ni tu serás el mismo ni el entorno al que regresas será igual porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático, todo se mueve. Es salud mental, amor por ti mismo desprender lo que ya no está en tu vida.

Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque cuando tu viniste a este mundo 'llegaste' sin esa etiqueta, por lo tanto es 'costumbre' vivir pegado a ti y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin la etiqueta humana o física que hoy te duele dejar ir.

Es un proceso de aprender a desprenderse y humanamente se puede lograr porque, nada ni nadie nos es indispensable. Solo es costumbre, apego, necesidad. Pero...cierra, clausura, limpia, tira, oxigena,despréndete, sacude, suelta.

Hay tantas palabras para recuperar la salud mental y emocional que cualquiera que sea la que escojas, te ayudará definitivamente a seguir adelante con tranquilidad.

Después de eso, solo sigue adelante, traza un nuevo camino, hazlo paso a paso, con entrega, con confianza en ti mismo, con optimismo, con amor.

Y RECUERDA QUE

Si nunca rompes un racimo de uva en el lagar, nunca tendrás un vaso de vino sobre tu mesa.

Si nunca te arriesgas a perder, nunca te das la oportunidad de ganar

Si nunca afrontas la pena de partir, nunca conocerás la alegría del regreso.

Si nunca sufres muriéndote en la siembra, nunca te gozarás renacido en la cosecha.

Si nunca te dueles bajo el peso de tu culpa, nunca saborearás el alivio del perdón.

Si nunca mueles los granos de tu trigo, nunca conocerás el sabor del pan.

Si nunca afrontas el miedo de dejar de ser como eres, nunca descubrirás la alegría de ser como puedes ser.

Si nunca estas dispuesto a dejar todo lo que tienes, nunca sentirás que lo tienes libremente.

Si nunca estas dispuesto a morir por una causa, nunca sabrás para qué vives.

Si nunca encaras tu pena, y dejas de reír para llorar, nunca conocerás la dicha del que deja de llorar para reír.

Si nunca te arriesgas a cruzar el río, nunca sabrás lo que te aguarda en la otra orilla...