C.E.

C.E.
....

martes, 31 de mayo de 2016

A VECES HAY QUE REGRESAR

INICIAR EL CAMINO HACIA ALGÚN LUGAR SIEMPRE NOS MANTIENE EXPECTANTES. INCLUSO CUANDO EL OBJETIVO DE NUESTRO DESTINO SE PRESENTE INSEGURO Y NO SABEMOS MUY BIEN LO QUE NOS VAMOS A ENCONTRAR.

Pero mucho peor es volver. Regresar, siempre supone desandar lo andado, ir hacia atrás y recorrer un camino ya caminado, para volver a encontrarnos de nuevo con el pasado; con todas aquellas vivencias que se quedaron pegadas a nuestra piel, con un fuerte olor a rancio.

A veces uno debe tomar la decisión de volver. Volver para rescatar la dignidad que dejó olvidada en algún rincón de una habitación perdida, o el orgullo de sentirse uno mismo colgado de la tiranía de otro, o la pasión de seguir viviendo arrinconada en el desprecio de quien amamos un día.

Volver para recobrarnos a nosotros mismos y juntar los pedazos que se han quedado, pegados a cada una de las vivencias que hemos vivido.

Lo que ocurre es que a veces nos falta el valor para regresar. Tenemos miedo que los recuerdos liberen de nuevo los errores, las decisiones mal tomadas, la elección de personas equivocadas y en las manos nos queden solamente las huellas de las heridas que cerraron en falso y empiecen sangrar de nuevo.

La terapia personal e intransferible de regresar es inevitable.

SI UNO NO RECORRE DE NUEVO EL CAMINO QUE QUEDÓ ESPERÁNDONOS, PARA CERRAR TODO AQUELLO QUE DEJAMOS ABIERTO, ESTAMOS CONDENÁNDONOS A REPETIR ERRORES Y A VAGAR SIN EL RUMBO CORRECTO POR LA VIDA.

Con una revisión a nuestra historia será suficiente para cerrar el capítulo. Llorar amargamente en el lugar en el que el destino nos dio la espalda puede limpiar definitivamente nuestros ojos del dolor que los ciega.

Así que anímense y sin miedo, miremos de frente aquello que aún no hemos solucionado de nuestro pasado, con la complicidad a nuestro favor de la memoria, echémosle un pulso, con el firme propósito de salir vencedores.

Porque, no olviden algo evidente, regresamos de otra forma. No somos los mismos, además sabemos que no nos puede dañar, lo que ya nos lastimó.

PERO DEBEMOS RECOGER LOS PEDAZOS DE CORAZÓN QUE QUEDARON ESPERANDO PACIENTEMENTE NUESTRO REGRESO Y ASÍ, UNA VEZ JUNTADOS TODOS EN NUESTRA MANO, FUNDIRLOS DE NUEVO EN NUESTRO PECHO PARA PODER CAMINAR SEGUROS POR UNA SENDA QUE YA NO NOS NECESITARÁ NUNCA MÁS.

CERRAR EMOCIONES PENDIENTES, NO LO DUDEN PRODUCE UNA INMENSA FELICIDAD EN EL CORAZÓN Y UNA ENORME TRANQUILIDAD EN EL ALMA.



domingo, 29 de mayo de 2016

¿POR QUÉ EL BLOG CIENCIA Y ESPIRITUALIDAD?

DICE EL REFRANERO CASTELLANO: “DE BIEN NACIDO ES SER AGRADECIDO” ASÍ QUE…………

ANTE TODO GRACIAS A TOD@S, GRACIAS POR COMPARTIR, GRACIAS POR VUESTROS CORREOS Y ÁNIMOS, GRACIAS POR OPINAR, GRACIAS POR COLABORAR, GRACIAS POR SUGERIR Y SOBRE TODO GRACIAS POR ACOMPAÑARME DURANTE ESTOS AÑOS.

REFLEXIÓN PERSONAL

“LLEGARA EL DÍA QUE LA CIENCIA DEL ESPÍRITU Y EL ESPÍRITU DE LA CIENCIA SE UNIRÁN”

El momento actual que vive la humanidad evidentemente es de cambio, cambio de una sociedad que atraviesa una crisis profunda en sus valores éticos y morales y como consecuencia de esta crisis, inmersa en un proceso de plena decadencia, cambio como decía por una sociedad nueva en proceso de nacimiento integrada por todos aquellos seres humanos, grupos o movimientos trabajando por recuperar el sentido de la vida, tanto a nivel individual (ampliación de conciencia, autoconocimiento y búsqueda de la espiritualidad) como colectiva (creación de organizaciones en ayuda de los más necesitados, respetando las leyes universales y los valores humanos).

Dicho cambio provoca en un gran numero de seres humanos la duda, un gran vació interior y como no miedo, miedo debido como todo proceso de cambio a la incertidumbre que con lleva, el no saber como se producirá y cual será el resultado. 

Quizás por eso cuando desde este blog he escrito de espiritualidad, de esas leyes universales que rigen todo nuestro universo, de que la vida es eterna y continuada, que la muerte como tal no existe, que hay un algo mas, de la importancia de conocernos mejor a nosotros mismos, de todas las potencialidades que tiene el ser humano dentro de si, para lograr aquello que se proponga, solo he pretendido compartir con ustedes mi conocimiento con el único motivo de ser útil, los motivos principales que me mueven a hacer este blog son dos:

1.- EL PRIMERO TRANSMITIRLES A TODOS USTEDES UN TESTIMONIO SINCERO DE QUE EN LA VIDA DE TODO SER HUMANO HAY ALGO MAS QUE ESTE MUNDO MATERIAL.

2.- EL SEGUNDO LA IMPORTANCIA DEL CONOCIMIENTO DE NOSOTROS MISMOS, EL LLAMADO AUTO-CONOCIMIENTO PORQUE SOLO POR MEDIO DE CONOCERNOS CADA DÍA UN POCO MEJOR A NOSOTROS MISMOS ENTENDEREMOS QUE LA META DEL ESPÍRITU ES LA EVOLUCIÓN, Y EVOLUCIÓN ES LA COMPRENSIÓN E INTEGRACIÓN DE LAS EXPERIENCIAS QUE TENEMOS EN EL MUNDO MATERIAL.

El conocimiento de nosotros mismos no es para compadecernos de las propias carencias o errores que cometemos en la vida, sino para luchar por superamos, moral, espiritual y materialmente. Para que nos fijemos metas apoyándonos en nuestras condiciones positivas y potencialidades internas proyectándolo en la familia, en el trabajo, en la ayuda solidaria..., de forma generosa, desinteresada, altruista.

EL CONOCIMIENTO DE NOSOTROS MISMOS, DE LA ESENCIA DE NUESTRO ESPÍRITU, DE LAS FACULTADES DE NUESTRA ALMA, ES UNA PUERTA QUE TODOS, TODOS SIN EXCEPCIÓN TENEMOS LA POSIBILIDAD DE ABRIR A LA LIBERTAD, AL AMOR Y A LA FELICIDAD.

Estoy seguro que para muchos de los lectores lo que aquí se ha dicho lo verán como una pura y simple fantasía, de igual forma aquellos lectores que han tenido la oportunidad de evidenciar que la vida es algo mas que este mundo material, pensaran que aquí no se ha dicho lo suficiente.

En realidad este “BLOG” no está pensado para ninguno de estos casos extremos, pues quienes no tiene la evidencia de la existencia del mundo espiritual, del mas allá y de la reencarnación, nada de lo que escuchen les hará cambiar de opinión, quienes han tenido la evidencia de ese mundo espiritual y la comunicación con el, todo lo que se diga como antes comentaba, les parecerá insuficiente.

ENTRE ESTAS DOS FORMAS DE SENTIR LA VIDA, HAY UN GRAN NUMERO DE SERES HUMANOS QUE, NO ACEPTAN CIEGAMENTE LO QUE LEEN O ESCUCHAN, QUE SE PREGUNTA LOS ¿POR QUÉ? DE LO QUE LES SUCEDE, QUE TAMPOCO ESTÁN CERRADOS A LA POSIBILIDAD DE QUE EN LA VIDA SUCEDAN HECHOS EXTRAORDINARIOS QUE AUN NO PUDIÉNDOSE EXPLICAR CON EL CONOCIMIENTO ACTUAL NO SIGNIFICA QUE NO SEAN AUTÉNTICOS, SIENDO UNO DE ELLOS EL QUE LOS SERES HUMANOS PODAMOS RECIBIR AYUDA Y ORIENTACIÓN DE QUIENES NOS PRECEDIERON EN LA EXISTENCIA.

Pues bien es para estos lectores para los que esta hecho este blog, ya que estoy completamente seguro que a todos ellos en su interior les mueve la búsqueda del conocimiento, ese conocimiento que nos ayuda a evolucionar y caminar sin prisa pero sin pausa hacia una sociedad con mayor justicia, mayor libertad y sobre todo mayor igualdad social.

Por eso desde aquí animar a todos los lectores, a cada uno en la medida de sus posibilidades a participar al máximo con su esfuerzo para conseguir esa sociedad en la que todos sin excepción seamos iguales y que solo haya una raza en este maravilloso planeta la raza del “SER HUMANO”.

ESTEBAN PÉREZ LÓPEZ


viernes, 27 de mayo de 2016

EL DESNUDO EMOCIONAL

EL ENCUENTRO MÁS ÍNTIMO ENTRE DOS PERSONAS NO ES EL SEXUAL, ES EL DESNUDO EMOCIONAL. UN INTERCAMBIO QUE SE PRODUCE CUANDO SE VENCE EL MIEDO Y NOS DAMOS A CONOCER AL OTRO TAL Y COMO SOMOS EN CADA UNA DE NUESTRAS VERTIENTES.

No es fácil de lograr. De hecho, un desnudo emocional no es algo que se consiga a la ligera ni con cualquiera. Hace falta tiempo, fuerza y ganas de escuchar, sentir y abrazar emociones. Autoconocimiento y heteroconocimiento, es decir, el conocimiento de uno mismo y el de la realidad del otro.

EL DESNUDO EMOCIONAL COMIENZA POR UNO MISMO

El desnudo emocional comienza por uno mismo. Es decir, es muy importante que las personas nos identifiquemos con lo que sentimos y nos demos cuenta de cómo nos sentimos cómodos o incómodos, qué pensamos y cómo podemos utilizar nuestras emociones al servicio de nuestros pensamientos.

Escucharnos, conectar y conocer nuestra herencia emocional, es decir, escanear nuestro cuerpo emocional es imprescindible para destapar nuestros miedos, nuestros conflictos, nuestras inseguridades, nuestros logros, nuestros aprendizajes, etc.

Conocer nuestra filosofía emocional, explorar nuestras vulnerabilidades permanentes, ser conscientes de lo doloroso y que eso fluya, es imprescindible para poder contemplar la imagen que nuestro espejo emocional nos proyecta al quitarnos las prendas que nos “visten”.

El autoconocimiento de nuestras vulnerabilidades emocionales no hace que estas desaparezcan, pero tener una concepción más profunda sobre ello implica que cada vez que aparezca en nuestra vida podamos identificarla y actuar sobre ella, impidiéndole que ahogue nuestras conexiones emocionales.

NUESTRA HERENCIA EMOCIONAL, LA CLAVE PARA CONECTAR

Nuestra herencia emocional ejerce un fuerte impacto tanto en nuestra capacidad de conectar emocionalmente con los demás como en las ocasiones que tenemos de hacerlo. Es precisamente este bagaje, esta piel, la que nos hace matizar y actuar sobre nuestras sensaciones, sentimientos y emociones de una determinada manera.

Exponernos a nuestros recuerdos y a aquellas sensaciones que pueden resultarnos desagradables no es fácil y muchas veces ni siquiera se contempla como útil. Sin embargo, existen muchas razones por las que resulta recomendable quitarse las prendas:

• Si queremos tener relaciones más significativas, es importante que nos detengamos a mirar al pasado y a sanar las heridas emocionales de nuestra infancia.

• El cableado de conducción que transporta nuestros mensajes emocionales debe ser descubierto para que nuestras reacciones no nos manejen. Por ejemplo, cuando decimos que “nuestro hermano nos saca de quicio”, realmente estamos teniendo la sensación de que sabe en qué tecla tocar para enfadarnos.

• Conocer estas pautas de reacción emocional y comunicarlas nos ayuda a regenerar nuestros pensamientos y nuestro estado de bienestar general.

• Así, cuando realizamos una labor de autoconocimiento, nuestro diálogo interno puede lograr cambiar de “Las personas son peligrosas para mí” a “La forma en que me trataron me hizo daño, pero ya soy consciente y procuro que eso no influya”.

• Cuando accedemos a nuestra herencia emocional y comprendemos cómo los sentimientos del pasado matizan las experiencias del presente, podemos ser más hábiles a la hora de establecer fuertes y sanos lazos de unión con quien nos rodea.

• Ser conscientes de los filtros emocionales, de los abrigos y de las corazas que nos ponemos contribuye a hacernos hábiles lectores e intérpretes tanto de los intentos de conexión de los demás como de los propios.

NO ES FÁCIL DESNUDAR A UNA PERSONA HERIDA

Desnudar emocionalmente a las personas muy marcadas por su pasado puede resultar difícil, pues hace falta lidiar con las corazas, con las prendas que le vuelven inaccesible, las desilusiones que envuelven a la persona, los miedos al rechazo, al abandono, a la soledad… Para hacerlo se necesita ser inteligente, amar a la persona y abrir los oídos, los ojos y la piel desterrando los prejuicios y la actitud de juzgar. Es decir, una escucha activa emocional a través de todos los sentidos sin “peros” ni comas fuera de lugar.

Para hacer esto debemos saber que un desnudo emocional no se crea en cualquier tipo de ambiente sino que deben darse las condiciones idóneas para generar emociones, sentirlas, manipularlas, examinarlas y usarlas.

Los escenarios emocionales ideales para el desnudo son aquellos en los que prima la escucha desde el interior, la empatía y la inteligencia emocional. Escenarios en los que se potencia la comunicación y la comprensión con una gran base de respeto y tolerancia.

SOLO ASÍ LOGRAREMOS CREAR UN AMBIENTE EMOCIONALMENTE DISTENDIDO EN EL QUE REALMENTE PUEDA DARSE EN EL ENCUENTRO ÍNTIMO, EL DESNUDO DE LOS MIEDOS, DE LAS INSEGURIDADES Y DE LA VERDAD EMOCIONAL. SOLO ASÍ LOGRAREMOS ESOS ABRAZOS QUE ROMPEN LOS MIEDOS, QUE CIERRAN NUESTROS OJOS Y QUE NOS ENTREGAN AL 200% EN CUERPO Y ALMA. 

Es una colaboración de L.S.


miércoles, 25 de mayo de 2016

EL PELIGRO DE SILENCIAR LOS SENTIMIENTOS Y LAS EMOCIONES

ES MUY IMPORTANTE QUE EXPRESEMOS NUESTROS SENTIMIENTOS Y NUESTRAS EMOCIONES, SIEMPRE DESDE EL RESPETO, PERO SIN OBSESIONARNOS CON CÓMO PUEDAN REACCIONAR LOS QUE NOS RODEAN

“QUIEN MUCHO TRAGA AL FINAL SE AHOGA”. Puede que hayas oído esta expresión alguna vez, un antiguo dicho que, como la mayoría de frases antiguas que nos recuerdan a veces nuestros familiares más ancianos, encierran verdades universales de las que deberíamos aprender.

¿Cuántas cosas te callas en tu día a día? ¿Cuántos sentimientos y pensamientos te guardas para ti mismo intentando con ello no hacer daño u ofender a quien tienes enfrente? Debes ir con cuidado porque, al final, a quien de verdad estás haciendo daño es a ti mismo.

¿Veamos por qué sucede así?

QUIÉN CALLA OTORGA, PERO… TODO TIENE UN LÍMITE

El silencio es sabio, de eso no nos cabe duda, y siempre es muy adecuado que ante unas palabras necias, ante un comentario fuera de lugar o ante una expresión poco adecuada, optemos siempre por cerrar la boca y actuar así con más inteligencia que quien habla sin pensar. Ahora bien, hay que saber mantener un equilibrio entre guardar silencio y defender nuestras necesidades:

• Silenciar nuestros sentimientos o nuestros pensamientos provoca que quien tengamos enfrente no sepa nunca que nos está haciendo daño, o que se está excediendo en sus límites. Nadie es adivino, así que, si no ponemos en voz alta aquello que nos parece mal o que nos ofende, las otras personas no lo sabrán.

• Hay silencios sabios y palabras sabias. Saber cuándo callar y cuando hablar es, posiblemente, la habilidad más adecuada que podamos aprender a desarrollar. No se trata en absoluto de estar siempre callada o de decir todo aquello que tengamos en la mente, sin dejarnos nada en el tintero. Los extremos nunca son buenos. Mantén el equilibrio, pero recuerda siempre que esconder los sentimientos es también hacernos daño a nosotras mismas. Con ello permites que otros vulneren tu espacio personal, que crucen los límites y que hablen por ti cuando tú callas, que elijan por ti cuando tú guardas silencio… Al final, serás poco más que una marioneta guiada por hilos ajenos.

LAS EMOCIONES CALLADAS SE CONVIERTEN EN ENFERMEDADES PSICOSOMÁTICAS

No te sorprenderá saber que la mente y el cuerpo están íntimamente relacionados y conectados. Tanto es así, que los especialistas nos advierten que casi el 60% de la población sufre o ha sufrido en su vida alguna enfermedad psicosomática.

El nerviosismo, por ejemplo, altera nuestras digestiones, nos produce diarreas o el clásico dolor de cabeza. Muchos herpes labiales vienen originados por procesos de estrés elevado, de nervios y fiebre. Así, no pasar por alto que callar cada día lo que sentimos y lo que pensamos genera en nuestro organismo una alta ansiedad.

Piensa en todas esas emociones y sentimientos, que no quieres o no te atreves a decirles a tus padres o a tus amigos para no hacerles daño. Ellos hacen cosas por ti pensando que te ayudan, cuando en realidad no es así y te hacen sentir mal. ¿Por qué no te atreves a decir la verdad? Pensemos también en nuestras parejas, a quienes no queremos ofender, aunque hay momentos en que actúan de un modo que a ti te hace daño. Y, sin embargo, optas por el silencio.

Todo ello se va a traducir tarde o temprano en enfermedades psicosomáticas, en migrañas, en tensión elevada, en cansancio crónico…

PONER VOZ A TUS SENTIMIENTOS: LA CLAVE DEL DESAHOGO EMOCIONAL

No debes tener miedo a escuchar tu voz, y aún menos a que los demás lo hagan también. Es algo tan necesario como respirar, como comer, dormir… La comunicación emocional es necesaria en nuestro día a día para establecer relaciones más saludables con los demás y por supuesto, con nosotros mismos.

LAS CLAVES PARA CONSEGUIRLO

• Piensa que todo tiene un límite. Si no ponemos en voz alta todo aquello que pensamos y sentimos, no estaremos actuando con dignidad, perderemos nuestra autoestima y el control de nuestra vida. En primer lugar, toma conciencia de que decir lo que piensas y necesitas es un derecho.

• Decir lo que uno piensa no es hacer daño a nadie. Es defenderte a ti mismo y, a su vez, informar a los demás de una realidad que deben conocer.

• No te obsesiones en preguntarte cómo van a reaccionar los demás, no tengas miedo. Ahora bien si te preocupa mucho lo que puede suceder, puedes prepararte ante las posibles reacciones.

PIENSA QUE DECIR EN VOZ ALTA AQUELLO QUE SENTIMOS Y PENSAMOS ES, EN REALIDAD, EL MEJOR MODO DE LIBERACIÓN EMOCIONAL QUE EXISTE. PRACTÍCALO CON SABIDURÍA, CUÍDATE A TI MISMO Y GARANTÍZATE SALUD Y FELICIDAD.


lunes, 23 de mayo de 2016

LAS QUEJAS NUNCA SOLUCIONAN NADA

NOS PASAMOS LA VIDA QUEJÁNDONOS. NOS LA PASAMOS ENTREGANDO NUESTRAS QUEJAS, PONIÉNDOLAS EN OÍDOS AJENOS QUE LAS RECOGEN SIRVIÉNDOLES DE DISCULPA PARA A SU VEZ ENTREGARNOS ELLOS LAS SUYAS.

PRODUCIÉNDOSE UN INTERCAMBIO DE QUEJAS, QUE NO CONDUCEN A NADA.

Estamos acostumbrados a quejarnos. Mucho a veces. Pero la queja no arregla nada y sin embargo crea un espacio alrededor de ansiedad y angustia que transmitimos al resto.

Cuando nos quejamos parece que nos liberamos de algo pero esta sensación es solo ficticia, lo primero porque en raras ocasiones la queja es mental, solemos quejarnos oralmente con lo cual nos escuchamos constantemente a nosotros mismos y nos hacemos repetitivos. Retroalimentamos el malestar que sentimos y nos volvemos a empapar de él.

La queja nunca sirve porque incluso cuando sale de nosotros toma forma propia y en vez de conmover a los demás les aburre, porque les pone en sintonía con sus propias quejas.

No se trata de no poder expresar lo que nos sucede, efectivamente es conveniente dejar que la válvula de escape se abra de vez en cuando pero que quien la reciba no se sienta aplastado bajo ella. Que pueda recoger nuestro pesar pero dulcemente, con suavidad, sin agresión.

El mayor daño nos lo hacemos a nosotros mismos. La queja inmoviliza, no deja posibilidades, acota, destruye y lo más peligroso nos sumerge en una negatividad, que no nos beneficia en nada.

Si nos damos oportunidades, si se las damos a la realidad que se ciñe opresora ante nosotros, todo fluye con una menor intensidad de aquello que consideramos que no nos va bien.

La vida es muy simple. Todo lo es en realidad. La complicación llega a través de nuestro cerebro, de la mente, de la interpretación que hacemos de lo que nos pasa, de la predisposición de nuestro carácter que nos altera a base de ver que las expectativas que tenemos no se cumplen como quisiéramos. Hay que saber esperar y aplicar el bálsamo de la paciencia, cuando no conseguimos lo que deseamos.

Hay saber ceder, pero eso significa saber desprenderse del mal humor, de la prisa, de la rabia, de la ira, del rencor y de todo lo que a nosotros nos hace daño porque la mayoría de las veces, absolutamente nada les llega a quienes creemos que nos han ofendido.

De vez en cuando no está mal regalarnos un masaje relajante para el alma y un descanso de fin de semana para la mente.

Ya es hora de buscar un hueco, en cualquier lugar y en cualquier tiempo para ejercitar, esa recarga de energía y esa alegría que tanto sana.

QUEJARSE NUNCA SOLUCIONA NADA, LO QUE REALMENTE SOLUCIONA LO QUE NOS OCURRE ES SIMPLEMENTE ENFRENTAR LA SITUACIÓN QUE NO NOS SEA FAVORABLE Y TOMAR DECISIONES.

RECUERDEN “UN DESEO NO CAMBIA NADA, UNA DECISIÓN LO CAMBIA TODO”


domingo, 22 de mayo de 2016

UN AMOR COMO EL DE ANTES

Comparto con todos vosotros un artículo que me ha encantado y que estoy totalmente de acuerdo con él.

Como si de una carta a Los Reyes se tratara, pedimos un amor que nos cuide, nos mime, sea bueno, nos proteja…. ¡Ah, y que tenga detalles! Y cuando esa persona aparece en nuestra vida, paradójicamente, no la valoramos porque nos cuida demasiado, nos mima demasiado, nos protege demasiado, es demasiado buena y tiene demasiados detalles. Demasiado para ser real.  
Y es en este punto, en el que tras hacer una larga lista de cualidades y virtudes maravillosas de esa persona, acabamos por pronunciar el famoso ‘… pero te quiero como amigo’. El primo hermano del ‘No eres tú, soy yo’ a veces me lleva a pensar que, en el fondo, parece que nos gusta lo complicado y difícil (y los raritos, los bordes, los malotes, los aparentemente especiales y un largo etc), porque pareciera que así merece más la pena. ¿Qué hay de malo en la sencillez de una persona que nos cuida el corazón con ese cariño? ¿Qué es lo que falla?

“Pasa con la felicidad como con los relojes, que los menos complicados son los que menos se estropean.” — Nicholas Chamfort.

Principalmente, dos cosas (de entre una larga lista que tú y yo ya sabemos porque a una amiga de tu amiga le pasó algo parecido, ¿verdad?): En primer lugar, la falsa creencia de que lo realmente importante debe ser resultado de un gran sacrificio. Que a mayor dificultad, mayor valor. Y, a pesar de creer firmemente que la perseverancia y el esfuerzo son valores fundamentales para alcanzar nuestros objetivos, la sencillez y la flexibilidad también lo son. Es cierto que el amor se construye, pero también que no hace falta dejarse la vida en ello cuando tu autoestima iza la bandera blanca. Hay que luchar, sí, pero no a cualquier precio o ante cualquier ganancia. Tan importante como decidir dónde y cuánto insistir es acotar dónde ceder y saber en qué momento decir ‘hasta aquí’. En segundo lugar, la sospecha o, por qué no, el complejo de que alguien tan genial no solo sea real sino que, además, pueda fijarse en nosotros . ¿Acaso no nos han dicho siempre que “las apariencias engañan”? ¿Acaso no lo han demostrado así una y otra vez nuestras experiencias del pasado? (“A saber qué esconde para ser tan perfecto”).

“¿No será, tal vez, que en la sencillez está lo extraordinario?”

¿Por qué ocurre esto? No tengo ni idea. Quizá sea porque en un mundo que avanza a gran velocidad, todo se amontona, se enreda y se complica de tal modo que valores como la sencillez, la autenticidad o la naturalidad – tan admirados a nuestros ojos – hayan acabado por convertirse en actitudes en peligro de extinción. O, quizá, porque de tanto buscar en los rincones equivocados, hayamos terminado por creer que algo tan sincero no puede ser verdad. Pero no, no es magia. Ni siquiera es algo raro. Es amor del de antes, amor del bueno. Es amor vintage.

Amor de ese que arreglaba lo roto porque no existía un tesoro mayor que lo construido entre esas dos personas. Amor del bueno, de ese que entiende realmente qué es comunicarse. De ese que sabe que un silencio vale más que mil palabras y que la mayor conexión entre dos personas, lejos de ser la WiFi, es mirarse a los ojos al hablarse. Amor del bueno, de ese que sabe que unas palabras bonitas ablandan el ego de cualquier discusión. De ese que sabe que el cuidado, el mimo y el cariño se construyen de puertas para adentro y no entre selfies y puertas entreabiertas. Amor del bueno, de ese que se centra en cuidar la calidad con una persona y no en mirar por el rabillo del ojo de la cantidad.

Un amor del de antes, del de-toda-la-vida, de ese que sabe que el fuego lento siempre es plato de buen gusto para quienes se sientan en la mesa con amor. Y, por supuesto, un amor de dos… que tres, cuatro y cinco son multitud. Un amor único, de uno y con uno, no uno que coleccione cromos con la misma facilidad que hace scroll en una aplicación de citas. Un amor del de antes, de ese que repite camiseta tres días seguidos porque te dijo que le encantaba cómo te quedaba, y no cambiarte tres veces al día para sacarte una mejor foto de perfil. Un amor vintage, a la antigua, de andar por casa, del que colecciona paseos en el parque y no likes en Instagram.

“El amor, cuando es verdadero, nunca pasa de moda”

Si eres de los que añoran esa época, lee con atención lo siguiente: mereces un amor del de antes. Porque el amor no es sufrir, ni hacer grandes logros para merecer el cariño del otro, ni intentar deslumbrarle para que se fije en ti. Ya eres lo suficientemente valioso como para que una persona te mire y vea en ti una vida llena de experiencias maravillosas.

Por eso, y aunque no viva a la moda, yo quiero un amor que no se rompa o deshilache con facilidad. No quiero un amor de temporada e Inditex, sino uno fuerte, resistente y de verdad. Como aquellas Wayfarer que duraban generaciones; como aquella vieja Polaroid que – sin querer – siempre encontraba el filtro perfecto para cada una de nuestras aventuras; como aquellos Levi’s cuyos años justificaban su precio; o como aquella carismática furgoneta que cada verano resistía historias de lagos y montañas. Porque, aunque todo esto parezca del pasado, se hace presente en el momento en que, pase el tiempo que pase, cuando llega lo hace para nunca desaparecer.

Lo vintage no es aquello que siempre vuelve, sino aquello que nunca se va.

Yo lo tengo claro. Yo quiero un amor vintage. 

Escrito por @Nekane_González y Virginia Gonzalo de Reparando Alas Rotas


jueves, 19 de mayo de 2016

CUANDO LAS ALMAS SE RECONOCEN

EN LA VIDA Y A LO LARGO DE NUESTRA EXISTENCIA SE DAN NUMEROSOS PROCESOS EVOLUTIVOS, UNOS CONSCIENTES Y OTROS INCONSCIENTES, TODO DEPENDE DE NUESTRO ESTADO DE CONSCIENCIA.

Uno de estos procesos es el reencuentro de almas, que en un pasado cercano o lejano ya estuvieron unidas y que de nuevo el Universo necesita que así sea para dar el salto final a éstas o a una de ellas, así como para implantar en la vida las semillas de luz y esperanza para el bien de la humanidad, procedentes éstas de la unión y amor entre ambas almas; no hay otra forma de que esto sea posible.

Se trata de una fuerte conexión de Ser a Ser, de Alma a Alma, de Corazón a Corazón, y la mejor manera de prepararnos para ello es tener consciencia universal, dejarte fluir con confianza, sobre todo cuando una de las dos almas está más dormida, es confiar en la otra y dejarte guiar por ese Ser especial que ha llegado a tu vida.

Normalmente casi siempre se dan estos casos, en los que una de las dos almas está más dormida y necesita de la otra para terminar de despertar, y así comenzar las dos juntas con su misión universal que les fue otorgada antes de su venida a esta vida, y con la que ambos se comprometieron como seres de luz con cuerpo físico, por el bien de la humanidad. Estas relaciones álmicas son excelentes, son grandes regalos del universo, son relaciones en las que ambas partes se unifican para formar un solo Ser, aunque eso sí, sin perder libertad, ni individualidad.

Estas relaciones hacen despertar todos nuestros sentidos, nos ayudan a despertar y reconocer nuestras capacidades y cualidades innatas, nos ayudan a ser dueños de nuestra vida y de nuestra verdadera identidad, somos responsables de nuestra felicidad, nos colman de amor y bienaventuranzas; son relaciones muy especiales que aunque al principio cuesten un poco por todo el proceso alquímico interno que se produce entre ambas almas desde el momento que se reencuentran y se unen, y que a veces ninguna de las dos son conscientes de ello, pero que pasado este tiempo alquímico aparece el equilibrio, la armonía, pasión, plenitud, belleza, perfección, la “iluminación”.

Hay veces que estas relaciones no se dan por motivos personales o familiares, ya que nos dejamos arrastrar más por la opinión de los familiares que actúan muchas veces de forma egoísta, y otras veces por nuestra mente y emociones que nos hace dudar, desconfiar ante la belleza y el amor correspondido, nos pone en un estado de comodidad y pasividad, y se va dejando pasar el tiempo, mientras en el otro plano están esperando nuestra actuación para el bien universal.

El universo como siempre respeta la decisión que tomemos y no fuerza situaciones pues se guía por la ley del libre albedrío, y esperará pacientemente durante toda la vida, incluso hasta otra ocasión en que pueda repetirse este reencuentro si en este no se da.


Estas parejas álmicas son unos mágicos espejos en el que uno puede verse en el otro, siendo esta una visión interior de nuestra propia sabiduría, espiritualidad y evolución, y donde podemos ver todas nuestras cualidades-incluso aquellas ocultas y olvidadas por desprecio o desvalorización propia o de terceras personas-, también podemos ver nuestras luces y sombras (si es que se ha adquirido alguna al coger un cuerpo físico) para seguir perfeccionándonos con la ayuda del otro.

ESTAS PAREJAS PASAN POR UN PROCESO QUE LLEVA SU TIEMPO, DEBIDO A LA ALQUIMIA INTERIOR QUE SE DESARROLLA EN ELLAS, PARA PODER RECONOCERSE AMBAS ALMAS MUTUAMENTE.

EL FUNDAMENTO DE ESTAS RELACIONES ES ESTAR PRESENTE Y CONSCIENTE PARA SÍ MISMO Y PARA EL OTRO, ALIMENTÁNDONOS DESDE EL INTERIOR.

En estas parejas cada uno tiene su camino en la vida y cumple su misión, aunque ambos se acompañen en el recorrido ya que el objetivo es el mismo, y uno complementa al otro, pero cada uno actuando desde sí.

Ambos se encuentran conectados con la esencia y magia de la vida, ambos están inmersos en la plenitud y el bienestar, ambos están llenos de amor y respeto, y ambos participan de un mismo objetivo, que es el que ha sido trazado por el Universo para ellos de forma especial y que nadie más puede cumplirlo, tan sólo esta pareja unida en amor.

En ambos tras la fusión alquímica, comienza un gran despertar interior, una magnífica evolución personal, despierta todo el potencial de sabiduría guardado en el interior, se desarrolla la creatividad porque así es la vida, hay compromiso entre ambos, y entre ambos con la vida, la espiritualidad, con la existencia de todo y todos, incluso de los planos superiores.

Son estas relaciones en las que reina la intimidad, sinceridad, verdad, complicidad, transparencia, respeto, y comunicación, siendo ésta muy importante ya que el alma va a nutrirse de la comunicación que haya entre ambas partes, incluso de la comunicación silenciosa de la mirada o de un abrazo.

Estas comunicaciones son para ayudarnos a seguir mejorando y evolucionando, por lo que también hay que expresar con consciencia aquellos aspectos negativos a trabajar para que con la ayuda de la otra parte y de la alquimia sea todo ello transformado en el opuesto de forma positiva, es decir, expresar los propios temores, dudas, miedos, traumas, dolor, necesidades, deseos, pensamientos, fantasías, etc.

Este hecho de “desnudarse” desde el corazón hará sacar del interior residuos que puede que lleven mucho tiempo ahí y que ya es hora de eliminar, hará también derribar barreras negativas impuestas por nosotros mismos como mecanismo de defensa ante el ataque e incomprensión de los demás, y en definitiva todo esto nos ayudará a conectar con nuestra propia autenticidad.

Estas parejas álmicas están basadas en la amistad, amor, pasión, admiración, sencillez, sinceridad, verdad y vínculo por el bien común. Pero también la sensualidad y erotismo forma parte de estas parejas, ya que el placer refuerza estos vínculos de pareja, en cada beso, abrazo…

EN TODA RELACIÓN, YA SEA ÁLMICA O NO LO SEA, DEBE DE HABER UNA VALORACIÓN RECÍPROCA, COMUNICACIÓN, MUCHA COMUNICACIÓN.

EL DAR CON UNA RELACIÓN ÁLMICA ES UN GRAN REGALO, SE DAN CUALIDADES POSITIVAS Y REINA LA FELICIDAD.




martes, 17 de mayo de 2016

CUANDO NOS VAYAMOS…

CUANDO NOS VALLAMOS DE ESTE MUNDO MATERIAL LO CIERTO ES QUE NO NOS LLEVAREMOS NADA. NADA QUE NO SEA LO QUE NOS LLEVAMOS GRABADO EN EL ALMA.

Aquí se viene a evolucionar a través del conocimiento y por medio del aprendizaje y eso es lo que nos llevaremos, cuando hagamos el camino de vuelta a casa, nos llevaremos el conocimiento que hayamos sido capaces de integrar a lo largo de nuestra existencia.

Las vivencias, las risas, la complicidad, el gozo, el dolor, la tristeza y el llanto. Lo que no se ve ni se toca pero se siente muy dentro. Aquello incoloro, etéreo e incorpóreo pero tan permanente que traspasa de lado a lado la existencia desde aquí al más allá.

Esta reflexión tan certera, tan obvia y tan comprensible, aceptada por todos, apenas es puesta en práctica por unos pocos.

Cuando alguien muere nos asalta la idea del valor del tiempo y del escaso mérito de lo perecedero, pero se nos olvida pronto y de nuevo nos enzarzamos en enredos materiales que pensamos tenerlos por siempre y para siempre. 

Vivir con esta filosofía de lo material es sin duda, un gran error. Necio aquel que muere y mata por riquezas. La mejor y mayor de todas no se puede medir, ni pesar, ni llevar en la maleta.

La herencia verdadera tiene que ver con las actitudes, los sentimientos, las emociones, la bondad, la compasión y el compartir. Esto es lo que verdaderamente nos hace inmensamente ricos y nos define como indefinidamente inteligentes.

** LA VIDA TIENE SENTIDO, CUANDO NO SOLO NOSOTROS SOMOS FELICES, SINO CUANDO TAMBIÉN AYUDAMOS A LOS DEMÁS A SERLO. 

** LA VIDA TIENE SENTIDO CUANDO AYUDAS A OTRO A PONERSE EN PIE Y ANDAR, CUANDO ANDAS TU, CUANDO TRAS DE TI HAS DEJADO ALEGRÍA, PERO SOBRE TODO CUANDO HAS DEJADO UN GRATO RECUERDO EN TODO AQUEL QUE TE HA CONOCIDO, ENTONCES ES CUANDO LA VIDA TIENE SENTIDO.


LES DEJO UNA HISTORIA REAL, PARA QUE MEDITEN….. TE DESEO LO SUFICIENTE

Estando en un aeropuerto escuche a un padre e hija en sus últimos momentos juntos. Se anunciaba la salida del vuelo de ella y junto a la puerta la escuche decir: "Papi, nuestra vida juntos ha sido más que suficiente". Tu amor es todo lo que siempre necesité. Te deseo lo suficiente, a ti también.

Se dieron un beso de despedida y ella partió. El camino hacia la ventana donde yo estaba sentado.

Ahí parado yo podía ver que quería y necesitaba llorar. Intenté no ser un intruso en su privacidad, pero él me preguntó: ¿Alguna vez dijo adiós sabiendo que será para siempre? Si lo he hecho.

Perdone por preguntar, pero ¿porque es este un adiós para siempre? 
"Soy viejo y ella vive muy lejos, tengo desafíos por delante y la realidad es, que su próximo viaje de vuelta será para mi funeral" dijo.
Cuando decía adiós le escuche decir "te deseo lo suficiente".

¿Puedo preguntarle qué significa? Empezó a sonreír. "ese es un deseo que ha pasado de generación en generación. Mis padres lo decían a cualquiera".

Hizo una pausa por un momento, y mirando hacia arriba como tratando de recordar en detalle, sonrió una vez más.

Cuando nosotros decimos "te deseo lo suficiente", estamos deseándole a la otra persona que tenga una vida llena de suficientes cosas buenas que lo haga feliz.

Continuó y luego, volviéndose hacia mí, me dijo lo siguiente como recitándolo de memoria:
Te deseo el suficiente sol para mantener tu actitud brillante.
Te deseo la suficiente lluvia para apreciar más el sol.
Te deseo la suficiente felicidad para mantener tu espíritu vivo.
Te deseo el suficiente dolor para que los pequeños placeres de la vida aparezcan más grandes.
Te deseo la suficiente ganancia para satisfacer tus deseos.
Te deseo la suficiente pérdida para apreciar todo lo que posees.
Te deseo los suficientes "holas" para que te lleven a través del "adiós final".
Entonces, empezó a sollozar y se alejó...

Mis queridos lectores/as, les deseo lo suficiente 

Dicen que "toma un minuto encontrar a una persona especial, una hora para apreciarla, un día para amarla, pero una vida entera para olvidarla"


domingo, 15 de mayo de 2016

HABLAR CON TERNURA (REFLEXIONES CORTAS PARA EL FIN DE SEMANA)

SIEMPRE ES IMPORTANTE LA FORMA DE DECIR LAS COSAS, DE CÓMO NOS DIRIGIMOS A LOS DEMÁS. A VECES ES MUCHO MÁS IMPORTANTE QUE EL PROPIO CONTENIDO DE LO QUE DECIMOS.

La forma de como decimos las cosas, es la que determina la aceptación o el rechazo de lo que expresamos con nuestras palabras.

Los gestos, las palabras empleadas, el tono y la cadencia en el habla...dice mucho más que lo que expresan en sí mismas.

Incluso la forma de mirar, de alargar la mano o de estrecharla también hablan por sí solas.

En ocasiones, una mirada intensa y permanente tiene sentido de reto y desconfianza. Pareciera que la otra persona quisiese entrar dentro de nosotros y descubrir lo que tal vez sólo imagina.

Una mano blanda o demasiado prieta nos indica lo que la otra persona tiene para nosotros.

PERO SOBRE TODO, ES LA FORMA DE DECIR LO QUE QUEREMOS COMUNICAR, LA QUE NOS ENSALZA O NOS CONDENA.

No hiere tanto la información que se transmite como el modo de hacerla llegar al que escucha.

UN POCO DE TERNURA, MUCHO TACTO Y UNA GRAN DOSIS DE RESPETO SERÍA LA FÓRMULA IDÓNEA HASTA PARA DECIR LO DESAGRADABLE. 

Porque la capacidad de ponernos en lugar del otro tiende puentes hacia él, acorta las distancias y favorece el camino.

MUCHAS VECES, ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A EXIGIR SIN DAR, A QUERER COSECHAR SIN HABER SEMBRADO, A RECOGER SIN ENTREGAR PRIMERO Y ESE EGOÍSMO MALSANO TIENE UN ALTO PRECIO, QUE NO ES OTRO, QUE ESTAR CADA VEZ MÁS SOLOS.

Frecuentemente, las personas que apuestan por quedarse con lo suyo y con lo de los demás...se quedan, en realidad, solas. Y lo peor es que no son capaces de ver su culpabilidad. Se instalan en el papel de víctimas y esperan que todo cambie sin hacer nada.

La mayoría de las veces no soportan su destino y acaban implorando compañía aunque tengan que pagar por ello, creyendo de nuevo que deben darles amor para lo que solamente han establecido un precio.

EN NUESTRA RELACIÓN CON LOS DEMÁS, PONGAMOS TERNURA, SONRISAS, RESPETO Y SOBRE TODO CALIDEZ, RECORDEMOS QUE EN EL FONDO, UNO RECOGE DE LOS DEMÁS LO QUE SIEMBRA.


viernes, 13 de mayo de 2016

LA AUTOESTIMA Y LA EMPATÍA, LA BASE DE LA SOLIDARIDAD (POR UN MUNDO MEJOR)

ADEMÁS DE LAS NECESIDADES BÁSICAS DE COMUNICACIÓN Y AFECTO, QUE DEFINEN LA NATURALEZA SOCIAL DEL SER HUMANO, CUALQUIER PERSONA REQUIERE, EN DIVERSOS MOMENTOS DE SU VIDA, DE LA AYUDA DE LOS DEMÁS Y A SU VEZ, OFRECE, DE FORMA MÁS O MENOS ALTRUISTA, APOYO A LOS QUE LE RODEAN, ESPECIALMENTE A QUIENES ESTÁN CERCANOS EN SU CÍRCULO EMOCIONAL.

Debemos tener siempre presentes que con trabajo, estudio, esfuerzo y comprensión, podemos llegar a ser, auto-dependientes, pero no a ser auto-suficientes.

Esa ayuda es esencial para garantizar la supervivencia, satisfacer determinadas necesidades básicas y alcanzar ciertos niveles de bienestar.

La solidaridad es la señal inequívoca de que todos los seres humanos, sea cual sea su condición, no pueden vivir solos, porque no pueden prescindir de sus semejantes, para una evolución correcta.

El altruismo, entendido como la disposición y el comportamiento que busca el bienestar y la felicidad de la otra persona, sin esperar contraprestación a cambio, es un aspecto que merece ser comprendido por todos, por los beneficios que reporta a nivel social y al propio ser humano que presta o recibe la ayuda, dar sin esperar nada a cambio es el acto de amor más grande que un ser humano puede hacer, por otro. 

Diferentes investigaciones en el área social, han dado un resultado claro: la relación directa entre el altruismo, la autoestima y la empatía. 

La empatía, entendida como la capacidad de identificarse y entender lo que siente otra persona ante una determinada situación o experiencia, es una cualidad que cada ser humano trae consigo desde que nace, para poderla llevar a cabo a lo largo de su vida.

Se llega a considerar el pilar fundamental que sustenta la conducta solidaria: es decir, se sostiene que sin una no puede suceder la otra. Pero, ¿deberíamos considerar que la empatía es la única característica capaz de trazar un camino hacia la solidaridad? ¿O existen otras que nos capacitan para serlo?

Y la autoestima, qué influencia tiene la autoestima en el proceso de dar y recibir ayuda. Es evidente que la autoestima (la valoración de uno mismo) es un componente fundamental en la personalidad del ser humano que marcaran la forma de aproximarse y relacionarse en el medio en que vive.

¿Serán las personas con peor autoestima las que proporcionarán más ayuda, como mecanismo de afirmación y por empatía con la receptora de ayuda?, ¿influirá también esa autoestima en la aceptación de la ayuda cuando se recibe?

La familia es el primer ámbito donde se desarrolla la autoestima o se aprende a sentir empatía. La familia como todos sabemos es fundamental a la hora de educar en valores y en la conducta altruista, junto con la escuela, lugares ambos en el que se interiorizan también las primeras lecciones morales que serán en adelante elementos esenciales para la vida y que contribuirán a formar seres humanos con el deseo y la disposición de compartir sus potencialidades y convertirlas en herramienta para ayudar a sus iguales.

Motivo por el cual sea tan necesario desde la infancia estimular, una autoestima positiva y el ser empáticos, además por supuesto de valorar a quienes poseen estas cualidades, esenciales para una sociedad más justa, porque no debemos olvidar que nuestra evolución siempre va en dos direcciones:

1.- Individual

2.- Colectiva

Teniendo otro dato muy importante en cuenta “la mejor forma que tenemos de hacer un mundo más feliz, es a través del ejemplo” Eduquemos y eduquémonos en valores como el altruismo y nuestra vida se llenara de una inmensa felicidad y satisfacción.

MOTIVOS PARA HACERLO HABRÁ MUCHOS NO LO DUDO, PERO PARA MÍ EL PRINCIPAL ES: LA IMPORTANCIA DE AYUDAR, DE COLABORAR, DE CONTRIBUIR A QUE LOS TODOS SERES HUMANOS, SATISFAGAN SUS NECESIDADES Y LOGREN, EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE, SU AUTO-DEPENDENCIA Y UNA CALIDAD DE VIDA QUE LES PERMITA SER FELICES.


jueves, 12 de mayo de 2016

¿QUÉ ES SENTIR AMOR?

SERÍA PARADÓJICO DUDAR DEL BENEFICIO DE AMAR INTENSAMENTE, CUANDO SABEMOS QUE LA ENERGÍA DEL AMOR ES LA ENERGÍA DE MÁS ALTA VIBRACIÓN QUE EXISTE, EN ESTE UNIVERSO QUE NOS HA TOCADO VIVIR.

Pero en el amor siempre nos planteamos dudas y preguntas ¿Cuándo se ama suficiente? ¿Cuándo es demasiado? ¿Cuándo sobra? ¿Cuándo falta?...Tratamos el amor como moneda de cambio y creemos que se somete a los vaivenes y devaneos de algo que puede crecer y decrecer con una medida a criterio de cada uno y que no sabemos muy bien cual es.

Amar no puede confundirse con depender, ni tampoco con someter, ni con adecuarnos a los deseos del otro, ni siquiera con aferrarnos a los nuestros.

Amar es una condición en la que nos encontramos o no. No puede dividirse, ni ser más blanco o más negro. No puede durar poco o mucho. No puede ser pequeño o grande. Simplemente es. Y si es, lo tiene todo. Se trata de un estado en el que solamente puede generarse paz, equilibrio y plenitud.

Si nos revoluciona y sacude, si hace que explotemos por dentro y estallemos al exterior, si no nos deja dormir y cuando estamos despiertos soñamos…no estamos frente al AMOR con mayúsculas. Podemos llamarlo pasión, locura, atracción fatal, obsesión o devoción, pero nunca lo llamemos amor.

EL AMOR AUTENTICO, EL DE VERDAD, NO EXIGE LA RUPTURA CON EL SENTIDO DEL EQUILIBRIO INTERNO.

NO NECESITA ROMPER CON NADA, NI REVOLUCIONAR NUESTRA EXISTENCIA.

No requiere tiempo porque está por encima y por debajo de él; tampoco espacio porque se dilata sin límites de fronteras materiales. Tampoco esfuerzo porque siempre está siendo uno con nosotros, ni requiere dedicación especial porque ya posee toda sin estar pendientes de que no muera. No puede morir, nunca acaba y ni siquiera necesita del otro para existir.

Está instalado en nuestro estado vital, en nuestro código genético, de tal forma que aunque no seamos correspondidos, si es amor en verdad, seguirá presente y se alimentará a sí mismo sin necesidad de externalidades. Cuando el amor existe, todo el resto sobra.

NO ADMITE CALIFICATIVOS PORQUE ESTOS PRETENDEN PONER LÍMITE A ALGO QUE NUNCA LOS TUVO NI TENDRÁ. NI TAMPOCO TEME A NADA PORQUE NO TIENE RIVAL QUE LO REEMPLACE.

Es único e indestructible. Es sereno y quieto. Es permanente y seguro. Todas las dimensiones en una. Toda la justificación de la existencia sin necesitar moneda de cambio, ni contrapartida. Si está, se sabe. No duele. Serena. No pregunta. Comprende. No angustia. Da plenitud.

DEBEMOS ANIMARNOS A REVISAR LO QUE CREEMOS QUE EN NOSOTROS ES AMOR Y DESPUÉS DE HACERLO DEJAR DE TEMER, PORQUE SI DESCUBRIMOS QUE NUESTRO SENTIMIENTO ES AMOR, NO NECESITAREMOS NADA MÁS PARA LLENAR NUESTRA VIDA DE FELICIDAD Y SENTIDO.