C.E.

C.E.
....

domingo, 31 de julio de 2016

VACACIONES BALANCE Y AUTO-CONOCIMIENTO

LLEGA EL PERIODO VACACIONAL, EL MERECIDO DESCANSO Y MÁS EN EL MOMENTO ACTUAL QUE NOS TOCA VIVIR, DONDE LO QUE PREDOMINA ES EL STRESS. POR LO TANTO ES UN BUEN MOMENTO PARA DESDE LA TRANQUILIDAD DE LAS VACACIONES HACER BALANCE DE UNO MISMO, DE LA VIDA QUE UNO LLEVA Y SOBRE TODO UN MOMENTO MAGNIFICO PARA CONOCERSE MEJOR.

Diariamente el ser humano debe elegir distintas alternativas de vida, algunas de ellas le procuran felicidad y otras, le implican dificultades e inconvenientes difíciles de sobrellevar.

Es por ello, que quien se preocupa por el propio conocimiento, va ejerciendo el arte de conocerse y que, realizado de forma constante y sistemática, prepara mejor al ser humano para afrontar las dificultades de la vida.

El conocimiento de sí mismo, la conciencia del propio Yo, es lo que verdaderamente hace evolucionar al espíritu, le otorga libertad y fuerza y lo introduce en el conocimiento de la vida y de las Leyes que la rigen, aportando a su existencia fe, esperanza y una seguridad constructiva de su destino.

Inmersos en problemas y crisis materiales, económicas, sociopolíticas, se relega muchas veces el análisis de la propia vida interior, la naturaleza de los pensamientos y los sentimientos, y no se considera de qué manera estos inciden en el ser y afectan a los demás en el diario vivir.

El conocerse mejor implica este análisis, esta reflexión valorativa de los seres y las circunstancias de vida. Lejos de ser una postura fácil, cómoda y contemplativa, requiere el dinamismo que nutre lo realmente trascendente de la vida y nos da un conocimiento más acertado de la verdadera naturaleza espiritual de cada ser humano.

El antiguo dicho que figura en el Oráculo de Delfos "Conócete a ti mismo" abre una nueva puerta para el ser humano, pero este conocimiento no debe abrumar, ni inhibir, sino que tiene que ayudarlo a adquirir conciencia de su realidad espiritual, para de este modo pueda proyectar y asumir los distintos caminos posibles de superación, de acuerdo con las fuerzas personales, con el entorno que lo rodea y con las circunstancias de vida que se le plantean. Para ello, es importante trazarse metas concretas, pequeñas pero posibles de ejecutar con el esfuerzo de la voluntad, porque de nada sirve detenerse a lamentarse, sentirse culpable y no actuar.

Ejercitar el arte de conocerse íntimamente debe servir para detectar dónde hay que trabajar para mejorar, y cuáles son los dones, talentos y virtudes con las que cuenta el espíritu para su evolución. 

CONOCERSE A SÍ MISMO, CON SINCERIDAD Y OBJETIVIDAD, FUE Y SERÁ SIEMPRE UN RETO TRASCENDENTE PORQUE EN ÉL, SUBYACE LA GÉNESIS DEL PROGRESO MORAL DEL SER HUMANO, ORIGEN QUE COMO UNA SEMILLA AGUARDA EL TRATAMIENTO ADECUADO, PARA TRASCENDER HACIA EL EXTERIOR CON TODAS SUS POTENCIAS. 

 “ALLÁ DONDE ESTÁN TUS PENSAMIENTOS, ESTÁS TÚ. PROCURA QUE TUS PENSAMIENTOS ESTÉN DONDE TÚ QUIERES ESTAR”.

FELICES VACACIONES .....HASTA EL 15 DE AGOSTO


viernes, 29 de julio de 2016

CUANDO SE NOS CANSA EL ALMA

EL CANSANCIO DEL ALMA ES EL PEOR CANSANCIO QUE PODEMOS SENTIR. Mientras el cuerpo está cansado, con un descanso reparador sabemos que el equilibrio corporal se restablece.

Sin embargo, cuando lo que se ha cansado es la ilusión, los sueños, las ganas de vivir, las ganas de amar e incluso las de ser amado…IRREMEDIABLEMENTE SALTAN TODAS NUESTRAS ALARMAS, ES EL CANSANCIO EXISTENCIAL, ES EL CANSANCIO DEL ALMA.

Y la causa principal no es otra que el alejamiento de nosotros mismos. 

Uno se cansa por muchos motivos a lo largo su vida, el alma se cansa por acumulación, se cansa cuando el vaso rebosa, porque no le hemos prestado atención mientras se estaba llenando.

Se cansa de ceder y ceder

Se cansa de buscar y no encontrar

Se cansa de dar y nunca recibir

Se cansa de escuchar y no sentirse escuchado

Se cansa de amar y no ser amado

Se cansa de callar por no molestar

Se cansa de vivir la vida de otros y no la suya

Se cansa de no ver la salida

Se cansa de llorar en silencio

La lista de situaciones, experiencias y sucesos por lo que se nos cansa el alma es interminable, personal e intransferible y distinta a otro ser humano. En definitiva uno se cansa hasta de sentirse cansado.

CUANDO SE NOS CANSA EL ALMA, NOS SENTIMOS VACÍOS, SOLOS, DESAMPARADOS, VULNERABLES, TRISTES Y DESMOTIVADOS.

Si supiésemos mantener a salvo nuestra pequeña porción de vitalidad podríamos recurrir a nuestra despensa particular y sacar un pedazo. A veces con poco basta. Otras es necesario vaciar toda la despensa, para rescatarnos del desastre. Lo que sí es seguro es que la solución, como el problema está en nosotros. A nadie le pueden sacar de su escondite si no quiere ser visto. A nadie le pueden inyectar pasión si su corazón está vacío. A nadie impelerle a la acción si su movilidad es inexistente.

Es difícil reaccionar cuando uno está abajo porque la fuerza que nos acompaña cuando el alma sonríe no aparece cuando necesitamos un abrazo. Pero de cualquier forma aunque lo que nos rodee nos sea propicio y todos nos quieran ayudar, la mejor ayuda está en la propia sabiduría. En libar el néctar del espíritu puro que nos constituye; en ponernos en relación con el centro mismo del corazón para pedirle ayuda.

Existen otras fuerzas que nos acompañan, invisibles tal vez, pero no intangibles. Podemos verlas con los ojos de la intuición que advierte en otro plano sensorial e identificar las señales que nos indican el camino a seguir, para encontrar la salida.

Cuando a pesar de todo uno se ve incapaz de remontar sus propias carencias, cuando realmente las fuerzas no nos asisten y el corazón se resiste a seguir el ritmo habitual…entonces no tenemos más remedio que acudir a los que se han ido y nos protegen desde el otro lado de la orilla. No hay más remedio que entonar un cántico de ayuda alertándoles de nuestra necesidad; el resto está hecho porque su respuesta es siempre un cabo resistente al que asirnos.

Remontar se convierte así en un camino que debemos construir nosotros mismos…poco a poco, no importa el tiempo. Solamente importa lo que día a día ganemos a la desesperanza y la gran sonrisa que iremos dibujando en nuestro rostro para regalárnosla al mirarnos al espejo.

LA SOLUCIÓN VIENE DE LA MANO DE PARAR, MEDITAR Y HACER LOS CAMBIOS NECESARIOS, PARA RECUPERAR EL SER NOSOTROS MISMOS, QUE POR DIFERENTES CIRCUNSTANCIAS A LO LARGO DE LA VIDA NOS ALEJAMOS DE ESE CAMINO QUE HEMOS VENIDO A RECORRER. EL CAMINO DEL AUTO-CONOCIMIENTO, EL CAMINO DE HACER LO QUE SENTIMOS Y PENSAMOS.

EN LA MEDIDA QUE NO HACEMOS LO QUE SENTIMOS Y PENSAMOS NOS ALEJAMOS, DE NOSOTROS, DE NUESTRO PROYECTO DE VIDA, DE AQUELLO QUE DECIDIMOS HACER CUANDO TOMAMOS LA DECISIÓN DE VOLVER A ESTE MUNDO.

Richard Bach en su libro Juan Salvador Gaviota escribe una frase que creo que plasma muy bien el camino hacia uno mismo. Nos dice:

HAY SERES HUMANOS QUE OBEDECEN A SUS PROPIAS REGLAS, PORQUE SE SABEN EN LO CIERTO: SERES HUMANOS QUE COSECHAN UN ESPECIAL PLACER EN HACER ALGO BIEN: SERES HUMANOS QUE ADIVINAN ALGO MÁS QUE LO QUE SUS OJOS VEN: SERES HUMANOS QUE PREFIEREN VOLAR A COMPRAR Y COMER.


miércoles, 27 de julio de 2016

EL PODER DE LA ACEPTACIÓN (CUANDO NO PODEMOS CAMBIAR LO QUE NOS PASA)

EL MOMENTO ACTUAL QUE NOS TOCA VIVIR ES UN MOMENTO DE DESPISTE, EL SER HUMANO ACTUAL, EN NUMEROSAS OCASIONES CAMINA SU VIDA TOTALMENTE DESPISTADO, INDECISO, NO SABIENDO MUY BIEN QUE HACER O QUE NO HACER.

Lo cierto es que lo miremos por donde lo miremos solo hay dos tipos de cosas en nuestra vida:

1.- LAS QUE PODEMOS CAMBIAR.

2.- LAS QUE NO PODEMOS CAMBIAR.

De las primeras hemos escrito mucho de cómo tomar decisiones acertadas, hoy contemplaremos las “cosas que no podemos cambiar”. 

Solo queda una actitud correcta frente a ellas ejercer la aceptación, como solución temporal, hasta que llegue el momento que podamos cambiarlas.

Luchar contra una situación que no podemos cambiar es una perdida inútil de energía y tiempo.

A la vez debemos desarrollar un conocimiento, que nos permita saber en cuál de las dos situaciones estamos.

Si hay algo que no podamos cambiar, por lo menos podemos aceptarlo.

ACEPTAR SIGNIFICA RECONOCER QUE, POR AHORA, ESTO ES LO QUE ESTA SITUACIÓN Y ESTE MOMENTO ME EXIGE.

Nos referimos a la importancia de aceptar internamente lo que sucede y aceptar también lo que debemos hacer. Con el íntimo convencimiento, de que esa situación no durara eternamente.

Realizar una acción en estado de aceptación significa estar en paz mientras la realizamos. Esa paz es una vibración sutil de energía que penetra en lo que hacemos. A primera vista, la aceptación puede parecer sinónimo de pasividad, pero en realidad es activa y creadora porque trae algo completamente nuevo a nuestro mundo interior y nos hace reflexionar.

Esa paz, esa vibración sutil de energía es la conciencia, y una de las maneras de manifestarse en este mundo esa través de la entrega, uno de cuyos aspectos es la aceptación.

Si no puede aceptar ni disfrutar de lo que usted hace, deténgase. De lo contrario, no estará asumiendo la responsabilidad consigo mismo de ser feliz y de hacer feliz a cuantos le rodean.

No es complicado, basta con buscar un momento, donde aquietemos la mente y demos paso al silencio interior, donde seremos nosotros mismos y las respuestas vendrán escuchando dicho silencio interior.

Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo te pierdes en el mundo.

Tu sentido más interno de ti mismo, tu sentido de quien eres, es inseparable de la quietud. Ése es el Yo Soy que es más profundo que el nombre y la forma.

Entre lo que nos hace progresar en nuestra tarea espiritual, el silencio es el factor principal. En paz y en silencio es como crecemos.

El equivalente del ruido externo es el ruido interno del pensamiento. El equivalente del silencio externo es la quietud interna. 

LA QUIETUD ES NUESTRA NATURALEZA ESENCIAL.

¿QUÉ ES LA QUIETUD? 

**LA QUIETUD ES EL ESPACIO INTERNO O CONCIENCIA EN EL QUE LAS PALABRAS SON SENTIDAS Y SE CONVIERTEN EN PENSAMIENTOS. SIN ESA CONCIENCIA, NO HABRÍA PERCEPCIÓN, NI PENSAMIENTOS**.

El video les conmovera y les ayudara a aceptar mientras las cosas cambian.


lunes, 25 de julio de 2016

LA DESESPERACIÓN UN MAL ACTUAL

HOY EN DÍA, ES NORMAL LAS PERSONAS QUE POR UN MOTIVO U OTRO ESTÁN DESESPERADAS Y LA DESESPERACIÓN VIENE DE LA MANO DE LA IMPACIENCIA, HOY TODO SE QUIERE RÁPIDO, SIN ENTENDER QUE CADA PROPÓSITO CADA LOGRO QUE UNO SE PLANTEE TIENE SU PROPIO RITMO, SU PROPIO TIEMPO.

Además debemos tener en cuenta que la impaciencia es hermana de la inconstancia, otro mal que nos afecta hoy en día. Queremos las cosas sin esfuerzo y eso no es posible, la constancia es una virtud a recuperar.

LA DESESPERACIÓN NUNCA ESTÁ EN EL PRESENTE

La desesperación, efectivamente, nunca está en el presente. Es consecuencia, del dolor del pasado o de la angustia por el futuro. Por eso, debemos centrarnos en el aquí y el ahora. Un presente que siempre nos ayuda.

Dónde está tu mente, está tu cuerpo. Y donde ambos están, se concentra el punto de energía. No canalices la experiencia hacia el recuerdo, ni la proyectes en el futuro, sino hacia el momento en el que te encuentras. Sea como sea. En ti y por ti.

A veces uno no tiene nada, o no tiene nada de lo que quiere. Pero siempre se tiene uno a sí mismo; y uno mismo es todo un universo.

Hay que comenzar por concentrarse en lo más profundo de nuestro ser, en nuestra esencia, en lo que realmente somos. Ahí, en el templo del alma con suma calma. Hacer un espacio interior. Un silencio interno. Un momento de paréntesis donde entrarás en un paraíso solamente tuyo y en donde nunca estarás sólo.

Ahí en lo más íntimo, está tu fuerza y tu conocimiento. Una energía poderosa, compasiva y amorosa que te envuelve llenando de luz todo tu ser. Y ahí, en ese punto, en ese mismo momento, todo está bien. 

Absolutamente bien. Y no necesitas a nadie. Ni tienes nada pendiente, nada que resolver, nada por lo que sufrir, nada que atender, ni nada que reclamar.

Estás tú y tu energía. Tú y tu templo. Tú y tu esencia.

Entra dentro, lejos, a lo más profundo, en ese reducto donde todo es posible y dónde estás cuidado; donde todo está bien. Donde nada te puede dañar.

DESEA ESA LUZ. BÚSCALA. ENCUÉNTRALA. ESTÁ AHÍ PARA TI. ES TUYA. DISFRÚTALA Y DISUELVE TUS DUDAS, TUS TEMORES, TUS ANGUSTIAS EN SU FRAGANCIA.

LO HAN DICHO LOS SABIOS DE TODOS LOS TIEMPOS: TODO LO QUE NECESITAS ESTÁ DENTRO DE TI. EN EL SILENCIO INTERIOR.


viernes, 22 de julio de 2016

CAMBIAMOS AUNQUE NO SEAMOS CONSCIENTES DE ELLO

TODO EN LA VIDA ES UN PROCESO SIN ACABAR, UN APRENDIZAJE CONTINUO. UNO CREE QUE YA ES ÉL Y QUE ES TAL Y CÓMO SE VE, QUE YA NO HAY MÁS CAMBIOS QUE HACER. QUE ESTAMOS BIEN ASÍ O QUE NO LO ESTAMOS PERO QUE HEMOS LLEGADO A LO MÁXIMO DE NOSOTROS MISMOS.

Es un gran error. Realmente nos queda mucho por cambiar, independientemente de los años que tengamos.

Si encuentras a una persona que hace mucho que no te ve, seguro que nota el cambio en ti, que tú nunca notarás.

Cambiamos y mucho en todos los aspectos, socialmente, profesionalmente, emocionalmente e incluso cambiamos a lo largo del tiempo la relación que tenemos con nosotros mismos. 

Cambiamos por convencimiento propio, a veces por presiones externas, en ocasiones por comodidad, lo cierto es que cambiamos y la gran mayoría de veces somos los únicos que no percibimos dichos cambios. 

Lo importante es que no lo hacemos solos, que siempre hay alguien, pocos o muchos a nuestro lado que nos dan su empujoncito en nuestra espalda para que seamos un poco menos iguales que ayer, que nos ayudan a ser cada día un poco mejor que él anterior.

NO SABEMOS POR QUÉ LLEGAN HASTA NOSOTROS AQUELLOS SERES HUMANOS QUE PONEN LA ENERGÍA Y LA SEMILLA DEL CAMBIO, EN NUESTRA ALMA. PERO NO LLEGAN PORQUE SÍ. LLEGAN POR ALGO Y SOBRE TODO, PARA ALGO.

Todo el mundo es válido. Todas las relaciones lo son. Aun las que no podemos decir que son buenas, porque lo cierto es que nos sirven como ejemplo de lo que no hay que hacer.

Si llegan a ser personas importantes en nuestra forma de ver la vida es que algo tienen que enseñarnos o algo nos van a permitir aprender de ese ser interior que hay en nosotros y que se manifiesta distinto según quien encuentre. 

Cada ser humano con el que compartimos saca de nosotros cualidades diferentes, porque ningún ser humano es igual a otro.

Pregúntate si te ves como hace cinco años, diez… en qué has cambiado, de qué forma ya no quieres estar, que es lo que ha dejado de importarte, qué se ha convertido en lo más importante de tu vida.

Mira a las personas que te ha acompañado en este último tramo del camino. Agradéceles que hayan estado ahí, contigo compartiendo, mucho o poco tiempo pero al menos el suficiente para que tu corazón sepa mirar distinto y ver mejor. 

Nada es desechable. Todo ha servido para algo. Por eso ni una sola culpa, ni un reproche, ni un “si hubiese hecho o hubiese dicho”. Porque eso ya no podremos saberlo, simplemente porque no sucedió.

Hicimos lo que debimos hacer. Todo está bien. No hay nada que lamentar, ni ningún pasado que remediar. Pasó lo que tuvo que suceder, lo que necesitábamos en ese momento.

NI UN MINUTO MÁS EN LA VIDA DE OTROS, EN LA OTRA ORILLA, O EN EL OTRO LADO, CÉNTRATE EN TU VIDA QUE ES LA QUE TE PERTENECE Y DE LA QUE ERES RESPONSABLE Y SE FELIZ, YA QUE SER FELIZ TÚ, ES LO QUE TE GARANTIZA QUE HARÁS FELIZ A TODOS LOS SERES QUERIDOS QUE TE RODEAN


miércoles, 20 de julio de 2016

COMO SE GENERA LA AMARGURA

LA AMARGURA ES UNA FORMA DE DEPRESIÓN EN LA QUE LA PERSONA SE CENTRA PRINCIPALMENTE EN EL MUNDO EXTERIOR, CONSIDERANDO QUE HA SIDO TRATADO INJUSTAMENTE (POR LOS DEMÁS, POR EL DESTINO, POR EL MUNDO...), SE SIENTE COMO UNA VÍCTIMA DE UN MUNDO INJUSTO Y CRUEL, QUE PARECE ESTAR EMPEÑADO EN FRUSTRAR SU PLANES Y HACERLE INFELIZ, SE SIENTE RESENTIDO, FRUSTRADO Y ADOPTA UNA ACTITUD PESIMISTA ANTE EL MUNDO Y EL FUTURO, ESPERANDO SIEMPRE LO PEOR.

Este estado de ánimo suele aparecer cuando los planes de una persona se ven frustrados. Por ejemplo, no ha logrado el trabajo que deseaba, o no está llevando el tipo de vida que le gustaría y ve frustradas sus esperanzas. Empiezan a sentirse impotentes, incapaces de lograr aquello que creen que podría hacerlos felices y acaban pensando que nada de lo que cualquiera pueda tener en la vida importa en realidad.

Con su actitud cínica, suelen estar orientados hacia el exterior, más que hacia sí mismos, buscando algo negativo en todo lo que le rodea, ya sea situaciones o personas. Estas personas culpan a todo y a todos excepto a sí mismos, sin tener en cuenta su parte de responsabilidad en lo que le sucede.

Con frecuencia, el resentimiento hacia alguien no se expresa abiertamente. La persona no dice directamente lo que piensa, no expresa que algo que otra persona ha dicho o hecho la ha herido, sino que expresa su resentimiento de modos indirectos y pasivos, con comentarios despreciativos o cínicos sobre cualquier cosa excepto el tema que de verdad le ha dolido. Esta situación puede durar años, pues no se ponen las cartas sobre la mesa ni se discute el verdadero problema.

La persona resentida ve solo el lado negativo de las cosas. Se siente una víctima y esto le proporciona la excusa perfecta para no aceptar ninguna responsabilidad por su propio destino o situación. sigue señalando al mundo o a los demás como la causa de sus desgracias, negándose incluso a considerar la conexión que puede existir entre los acontecimientos de su vida y sus propias conductas, pensamientos o actitudes.

LOS EFECTOS NEGATIVOS DE LA AMARGURA

Los amargados tienden a tener una actitud nihilista y a implicarse en conductas autodestructivas en mayor medida que el resto de las personas. Por ejemplo, fuman y beben más y tienen más probabilidades de cometer suicidio. Dada su actitud amarga hacia la vida, nada parece importar, incluyendo su propia salud ("qué más da si me muero de cáncer de pulmón, a quién le va a importar, a mí me da lo mismo vivir o morir").

Estas personas también tienen problemas cardíacos con mayor frecuencia que otras personas. El cardiólogo Donald Haas de New York's Mount Sinai Medical School encontró que las personas suspicaces que padecen enfermedades cardiacas tienen el doble de probabilidades de acabar gravemente enfermos u hospitalizados que las personas con dolencias cardiacas pero con una actitud más optimista. Según Hass, los cínicos suelen estar menos dispuestos a seguir las indicaciones del médico.

Las relaciones personales se ven también afectadas por esta actitud. La persona amargada suele ser un aguafiestas, nada le parece bien, nada parece importarle, nada le entusiasma y ve errores y defectos en los demás continuamente. Críticas, reproches, mal humor, negatividad, comentarios sarcásticos, actitud gruñona... Las personas que se encuentran a su lado pueden acabar hartándose de todo esto y alejarse de una persona así. Este rechazo de los demás puede servir para fomentar su amargura y pesimismo. Y la soledad (debido al rechazo de los demás o a su propia retirada del mundo - o ambas cosas-) puede ser el caldo de cultivo de la depresión.

Estas personas saben bien cómo exigir a los demás, pero no están dispuestos a dar. Esto aleja a las personas que en un principio estaban dispuestas a ofrecerle su ayuda. Así, puede decir que los demás se muestran desagradables y antipáticos, sin reconocer que ha sido su propia actitud con los demás la causante de esta antipatía hacia ellos.

La impotencia que sienten les puede impedir seguir luchando por alcanzar sus sueños, buscar nuevas metas, o centrarse en otras oportunidades, pues piensan que nada merece la pena, que son gafes, que todo lo que intenten les saldrá mal y que no vale la pena el esfuerzo. De este modo, la actitud cínica y pesimista les impide alcanzar una vida más satisfactoria, cayendo en un círculo vicioso.

EL PESIMISMO COMO DEFENSA

Cuando una persona se ha sentido decepcionada, cuando ha fracasado y ha comenzado a dudar de sus capacidades, puede acabar refugiándose en este estado como defensa, para evitar nuevos fracasos y nuevas decepciones.

"Si espero lo peor, no me sentiré decepcionado". Pensar, "no vale la pena intentarlo, estoy gafado y todo me sale mal" puede ser preferible a pensar "soy un fracaso, no valgo para nada". Es decir, en vez de culparse a sí mismo, prefiere culpar al destino, al mundo o a los demás, lo cual, aunque les sirve de ayuda, pues los salva de caer en una depresión, tampoco resulta ser la actitud más sana y adecuada.

El cinismo también constituye un distanciamiento emocional. Y este distanciamiento ayuda a una persona a no sentirse herida con facilidad. No obstante, la persona que huye del dolor, de la decepción o del fracaso, tal vez tenga menos posibilidades de experimentar dichas emociones negativas, pero, desgraciadamente, también reducirá sus posibilidades de experimentar emociones positivas. Quien no se arriesga a fracasar puede que tampoco pueda triunfar, de manera que se mantendrá en un estado insatisfactorio.

LOS MOTIVOS DE LA AMARGURA

La causa última de la amargura es la falta de aceptación de la realidad tal y como es en cada momento. No aceptan lo que son y lo que tienen y piensan que deberían tener algo mejor. En principio, no hay nada malo en pesar esto, pues es lo que impulsa a las personas a mejorar. El problema aparece cuando se niegan a aceptar que las cosas no han salido como esperaban y adoptan una actitud de víctimas, en vez de reconocer que han fracasado y pensar en modos de solucionar el problema, en nuevos proyectos más fáciles de alcanzar o en cualquier otra solución que les sirva para sentirse satisfechos con sus vidas.

Para superar un fracaso o un revés en la vida o una racha negativa, primero tenemos que reconocer lo que ha pasado y aceptar que a nosotros, igual que al resto del mundo, también nos pueden pasar cosas malas. El amargado no acepta que esto sea posible, sino que tiene una actitud un tanto narcisista, pensando que a él o ella no tienen que pasarle nunca cosas desagradables, que debe conseguir fácilmente aquello por lo que ha luchado y que nada debe interponerse en su camino.

Pero lo cierto es que la realidad es bien distinta, y todas las personas nos encontramos con dificultades, frustraciones, fracasos, o simple desconocimiento de las cosas, y haremos mejor en aceptar que así es la vida y que podemos ser felices a pesar de ello, pues cuando una puerta se nos cierra, siempre podemos abrir otra.

COMO SALIR DE ESTE ESTADO DE AMARGURA Y PESIMISMO

1. En primer lugar has de reconocer que es así como te estás sintiendo y que está resultando perjudicial para ti. Proponte empezar a cambiar desde ahora.

2. Ten presente que tu amargura procede de tu modo de pensar e interpretar la realidad. Por tanto, observa tus pensamientos y detecta cuándo están fomentando tu amargura. Luego trata de modificarlos por pensamiento más realistas y constructivos.

Por ejemplo: En vez de pensar "Todo me sale mal, la vida es un asco, no vale la pena intentarlo", piensa: "Es normal que a veces me salgan mal las cosas, pero eso no es una tragedia, puedo volver a intentarlo o pensar en otra cosa que también me resulte satisfactoria, pues puede haber muchos modos de vivir mi vida sintiéndome feliz, y no solo uno".

En vez de pensar: "Todas las personas son desagradables y antipáticas y se portan mal conmigo", puedes pensar: "No es posible que todo el mundo sea igual, hay personas de todo tipo, y si la mayoría de las personas son desagradables conmigo, tal vez sea porque yo estoy siendo cínico y aguafiestas; puedo tratar de cambiar mi actitud hacia ellos y ver qué pasa".

Y ASÍ SUCESIVAMENTE CON TODOS AQUELLOS PENSAMIENTOS QUE TE HACEN SENTIR AMARGURA O RESENTIMIENTO QUE TE LLEVAN A ALEJARTE PRINCIPALMENTE DE TI MISMO Y LUEGO DE LOS DEMÁS.


lunes, 18 de julio de 2016

NADIE PUEDE HACERLO POR TÍ

ESTAMOS EQUIVOCADOS CUANDO PENSAMOS QUE SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS O CONFLICTOS, A NUESTROS HIJOS, A LOS HERMANOS, A LOS PADRES, A LAS PAREJAS O A LOS COMPAÑEROS, ES LA MEJOR FORMA DE AYUDARLES.

Nadie puede solucionar nada por nadie. Tenemos que hacerlo nosotros mismos. Las tareas, el trabajo, la experiencia, el recorrido…siempre es nuestro. Y si no fuese así, no aprenderíamos.

Podemos eso si prestar la ayuda necesaria, pero nunca solucionar, si solucionamos los problemas de los demás, les estamos privando la oportunidad de aprender la lección que cada conflicto aporta a nuestra vida

Podemos darle el conocimiento necesario, para la resolución del problema, pero la solución debe aplicarla él, solucionárselo nosotros no lo ayuda, todo lo contario le retrasa su aprendizaje.

Los ejemplos enseñan, los modos enseñan, las maneras, el lenguaje no verbal; todo enseña y nada, a la vez logra la enseñanza definitiva.

LO QUE DE VERDAD ENSEÑA ES LA EXPERIENCIA PROPIA. SENTIRLO EN TI. CUANDO SUCEDE ASÍ, ENTONCES INTEGRAMOS LO APRENDIDO Y NO SE NOS OLVIDA JAMÁS PORQUE AL VOLVER A RECORDARLO IRÁN ASOCIADOS UN MONTÓN DE SENTIMIENTOS, EMOCIONES, DOLORES O SIN SABORES CON ELLO.

ADEMÁS LA VIDA ES ESO APRENDIZAJE, A ESO VENIMOS Y NADIE PUEDE APRENDER POR NOSOTROS 

 ***TODAS LAS COSAS EXISTEN EN EL MUNDO INVISIBLE ANTES DE MANIFESTARSE EN EL VISIBLE, EN EL MUNDO IDEAL ANTES DE APARECER EN EL REAL, Y EN EL MUNDO ESPIRITUAL ANTES DE MANIFESTARSE EN EL MATERIAL, POR LO QUE " EL REINO DE LO INVISIBLE ES EL REINO DE LAS CAUSAS Y EL REINO DE LO VISIBLE ES EL REINO DE LOS EFECTOS***


viernes, 15 de julio de 2016

¿QUÉ ES EL COCIENTE DE INTELIGENCIA ESPIRITUAL?

EL COCIENTE DE INTELIGENCIA ESPIRITUAL DEBE SER TENIDO EN CUENTA EN NUESTRA VIDA SOCIAL (LA RELACIÓN CON LOS DEMÁS) Y EN TODAS LAS ÁREAS DEL QUEHACER HUMANO. SÓLO EL RECONOCIMIENTO Y DESARROLLO DE NUESTRA INTELIGENCIA ESPIRITUAL PODRÁ SER EL CIMIENTO DE UNA NUEVA SOCIEDAD, DONDE SEA MÁS IMPORTANTE EL “SER QUE EL TENER”

Con la inteligencia espiritual, por primera vez tenemos un orden holárquico, un modelo de tres niveles de la inteligencia, donde la inteligencia espiritual se ocupa del sentido de trascendencia.

• EL PRIMER NIVEL DE LA INTELIGENCIA es el más básico y lo compartimos con los animales, basado en nuestros instintos, impulsos y sensaciones. Es una inteligencia primitiva, pre-racional, pero necesaria y muy importante para la supervivencia. 

EL SEGUNDO NIVEL DE LA INTELIGENCIA tiene una importancia media pero ya es exclusiva de los humanos, son todas las inteligencias múltiples basadas en la mente y las emociones: están basadas en nuestra capacidad de razonamiento, en lo cognitivo, en nuestro pensamiento lógico, en la capacidad de simbolizar; es una inteligencia cultural, social, basada en el lenguaje y nos sirve para controlar y medir el mundo. Las inteligencias múltiples de Howard Gardner son combinaciones de elementos de estos dos niveles, son combinaciones de lo emocional y lo racional en diferentes grados.

• EL TERCER NIVEL DE LA INTELIGENCIA ES EL MÁS IMPORTANTE Y SE CORRESPONDE CON LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL, basada en la sabiduría, nuestra capacidad de visión holista de la realidad profunda, de comprensión de contextos y totalidades significativas. Es la capacidad de trascendencia, de ir más allá de lo biofísico y social, más allá del cuerpo y las emociones. Es una inteligencia transpersonal. Opera con visión universal. Es transracional, no se limita a la racionalidad instrumental mecánica de la ciencia. Es la única que puede darle sentido espiritual a la vida, es decir, generar sentido trascendente para vivir, alimentar la integridad de nuestra conciencia. Las otras inteligencias no pueden hacer esto. También es la capacidad de relacionarnos armónicamente con la totalidad, de estar relacionados con el todo, es la capacidad de ser felices a pesar de las circunstancias. 

DEFINICIÓN DE INTELIGENCIA ESPIRITUAL

Para Danah Zohar e Ian Marshall la Inteligencia Espiritual es la inteligencia primordial; es la inteligencia que nos permite afrontar y resolver problemas de significados y valores, ver nuestra vida en un contexto más amplio y significativo y al mismo tiempo determinar que acción o camino es más valioso para nuestra vida. Consideran que la inteligencia espiritual está en todo nuestro Ser, como una totalidad trabajando de manera armónica con la inteligencia racional y la inteligencia emocional. Según Danah Zohar e Ian Marshall, la Inteligencia Espiritual se distingue por las siguientes características: 

• Capacidad de ser flexible 

• Poseer un alto nivel de conciencia de sí mismo 

• Capacidad de afrontar y trascender el dolor y el sufrimiento 

• La capacidad de ser inspirado por visiones y valores 

• Reluctancia a causar daños innecesarios 

• Tendencia a ver las relaciones entre las cosas (holismo) 

• Marcada tendencia a preguntar ¿Por qué? o ¿Y si? y a pretender respuestas fundamentales 

• Facilidad para estar contra las convenciones

Dan Millman considera que la Inteligencia Espiritual pertenece a cada uno de nosotros; se encuentra en nuestros corazones y está en el corazón de cada religión, cultura y sistema moral, y señala que la vía de acceso a la inteligencia espiritual se da a través de las Leyes Universales.

Robert Emmons, considera que aquellos que tienen inteligencia espiritual poseen ciertas capacidades, como la capacidad de trascendencia, la capacidad de experimentar estados elevados de conciencia, la capacidad de encontrar el sentido de lo sagrado en las actividades diarias, la capacidad de usar los recursos de la espiritualidad para resolver los problemas prácticos de la vida, y la capacidad de comprometerse en llevar una vida virtuosa expresada en el perdón, la gratitud, la humildad, la compasión y la sabiduría.

Para Tony Buzan, la Inteligencia Espiritual es la forma como cultivamos las cualidades vitales de la energía, el entusiasmo, el coraje y la determinación, así como la protección y el desarrollo del alma. Él sugiere 10 formas para despertar el poder de la inteligencia espiritual que incluye una visión global y de la vida, tener un propósito, desarrollar la compasión, la caridad y la gratitud, descubrir el poder de la risa y de vivir una actitud de entusiasmo, amor ilimitado, sentido de aventura, confianza y sinceridad, así como así como reconocer la importancia de la paz, los rituales espirituales y el poder del amor.

Por su parte, Frances Vaughan (pionera de la Psicología Transpersonal) señala que la Inteligencia Espiritual implica múltiples vías de conocimiento y se orienta a la integración de la vida interior de la mente y el espíritu con la vida exterior del trabajo en el mundo. Para ella, la inteligencia puede ser cultivada a través de preguntas fundamentales, la indagación, la práctica y las experiencias espirituales. Vaughan considera que la inteligencia espiritual es necesaria para discernir sobre las decisiones espirituales que contribuyen al bienestar psicológico y a una salud amplia del desarrollo espiritual.

Ramón Gallegos señala que la inteligencia espiritual es exclusivamente humana. Agrega que mientras animales y computadoras muestran evidencias de inteligencia emocional e intelectual, la inteligencia espiritual es de exclusividad humana, ni máquinas ni animales tienen inteligencia espiritual ni pueden desarrollarla. La inteligencia emocional está arraigada en nuestro cuerpo biofísico, depende de nuestros instintos, sentimientos, hormonas, etc., su objetivo es dar una respuesta emocional aceptable a una situación particular. Los animales también muestran inteligencia emocional.

La revolución necesaria

Horacio Krell señala: “El CI -coeficiente intelectual- mide la capacidad de resolver problemas, el CE, emocional, la posibilidad de automotivarnos y de motivar, el CES ( coeficiente de inteligencia espiritual) cómo nos relacionamos con el todo y con los principios universales. El CES tiene la fortaleza del porqué, el CI y el CCR ( coeficiente de creatividad) sugieren el qué hacer, la visión. El cómo hacer, implica la disciplina del CEJ - coeficiente de ejecución-, el CE es el quantum de la pasión. ¿ Cómo convertir espíritu en materia?”

El Dr. Ramón Gallegos plantea que tener en cuenta el desarrollo de la inteligencia espiritual implicaría necesariamente una revolución en la educación, absolutamente indispensable en nuestros tiempos. Subraya que la inteligencia espiritual es la que nos permite ser felices. Es el poder alcanzar y comprender la felicidad. Es la capacidad para conducir bien la propia vida, tomando el control y la responsabilidad de los pensamientos, sentimientos, acciones y valores, decidiendo la manera de responder a los eventos de la vida. o tres componentes de la inteligencia espiritual son la dimensión ética, la dimensión de atención y la dimensión de sabiduría. La Dimensión Ética es la capacidad de actuar en base a virtudes universales, sin dañar a ningún Ser. En su caso, la Dimensión de Atención se refiere a la capacidad de concentración arreactiva sobre la realidad interior para disolver los conflictos. Por último, la Dimensión de Sabiduría es la capacidad de comprensión de la naturaleza de la realidad condicionada: impermanente, insustancial e insatisfactoria. 

Como tantas investigaciones sobre la espiritualidad como virtud y fuente de bienestar, fue a comienzos de los años 90 cuando el neuropsicólogo Micheal Persigner y, años después, Vilayanur Ramachandran, indagaron sobre la posibilidad de que el cerebro humano cuente con una zona en la que funcione algo así como un centro espiritual. Lo llamaron centro de Dios. Los escaneos cerebrales dieron cuenta de que, más allá de cualquier ideología o creencia, ciertas áreas de los lóbulos temporales del cerebro humano cobraban luz o se accionaban cuando las personas observadas eran sometidas a conversaciones o actividades relacionadas con asuntos religiosos o espirituales.

Hoy en día son muchas las entidades que están estudiando los cerebros de quienes tienen una inteligencia espiritual desarrollada (particularmente el Mind & Life Institute, de Estados Unidos, entidad que trabaja en colaboración con el Dalai Lama, Mathieu Ricard y otros monjes que se brindan para ser estudiados en este área).

LOS DESAFÍOS DE NUESTROS TIEMPOS NOS PONEN DE CARA A CONSIDERAR ESTE TEMA COMO ALGO DE MÁXIMA PRIORIDAD: EL DESARROLLO PROFUNDO DE LA PROPIA INTELIGENCIA ESPIRITUAL Y LA NECESIDAD DE IMPLEMENTARLA EN CADA ÁREA DEL QUEHACER HUMANO (EDUCACIÓN, MEDICINA, SALUD MENTAL, ECOLOGÍA...). DE NOSOTROS DEPENDE.

martes, 12 de julio de 2016

EL PLAN OCULTO DEL ALMA

CUANDO NOS VEMOS A NOSOTROS MISMOS, A LOS DEMÁS Y AL MUNDO DESDE LA PERSPECTIVA, DE LA MENTE SÓLO VEMOS FALLOS, LIMITACIONES, ERRORES E IMPERFECCIONES. ESA ES UNA DE LAS CUALIDADES DE LA MENTE EMITIR JUICIOS Y CRÍTICAS, PERPETUANDO ASÍ LA ILUSIÓN DE LA SEPARACIÓN Y NUESTRA PROPIA SUBJETIVIDAD.

Cuando nos contemplamos a nosotros mismos, a los demás y al mundo que nos rodea con la mirada del alma, vemos belleza y perfección en todo, más allá de las apariencias.

En este exacto momento tu mente quizás se escandalice: “¡Pero cómo! ¿Cómo este mundo puede ser perfecto, con todas las calamidades e injusticias que suceden a diario, en todas partes?”, se debe estar preguntando, y hasta es probable que comience a cuestionar la cordura de quien escribe este artículo…

LA VERDAD ES QUE A NIVEL DEL ALMA TODO SIGUE SIEMPRE UN PLAN OCULTO, QUE ES PERFECTO.

Como ya compartí en mi artículo de este blog titulado “¿Libertad o destino?”, antes de nacer elegimos las circunstancias que querremos experimentar en nuestra próxima vida en la Tierra. No sólo elegimos a nuestros padres y familia, sino también a nuestro futuro país, nuestra vocación y todas aquellas experiencias que sentimos, a nivel del alma, que necesitaremos aprender para seguir creciendo y evolucionando y también como no venimos con las herramientas necesarias para poder superar las lecciones que nos hemos marcado.

También cabe recordar que el alma nunca muere, sólo cambia de forma o de cuerpo. Esto implica que la muerte, tal como nos enseñaron a enfrentarla, no se corresponde con la realidad, en la actualidad, las investigaciones llevadas a cabo en este campo, avalan la existencia de sucesivas vidas, para quien este interesado en este tema hay numerosos artículos científicos que como digo avalan la pluralidad de existencias.

Cuando un grupo de personas muere en un accidente, un desastre climático o un atentado, cada una de ellas ya había elegido, antes de nacer, morir de ese modo determinado. Establecen algo así como un pacto, para que a través de ese evento los demás seres humanos puedan aprender algo.

Gracias a la gran crisis económica que asola a todo el planeta, muchas personas se han despertado a la realidad de que el sistema que estaba imperando es insostenible, pues atenta contra la igualdad de derechos y la Madre Tierra, y ya se están creando sistemas económicos alternativos, mucho más coherentes y fiables, que eviten la pobreza existente hoy en el mundo.

Y gracias a los desastres climáticos, hemos comprendido que son necesarios grandes cambios en nuestra manera de utilizar los recursos del planeta.

Esta es la era del Despertar. Y todo lo que sucede, a nivel individual y colectivo, cumple con esa finalidad: que despertemos a otra manera de ser, vivir y percibir la realidad.
De desarrollar otra forma de pensamiento que va más allá del mero pensamiento racional, otra forma de percepción, donde interviene en gran medida, la intuición y la meditación.

CUANTO ANTES CADA SER HUMANO CAMBIE Y SE TRANSFORME, MENOS NECESIDAD HABRÁ DE QUE SUCEDAN CALAMIDADES Y TRAGEDIAS. 

PODEMOS EVITAR MUCHOS DE LOS MALES QUE ASOLAN AL MUNDO, SI VIVIMOS A DIARIO APLICANDO EN TODOS NUESTROS ACTOS Y ACCIONES, LA MIRADA DEL ALMA, QUE ES PURO AMOR, ACEPTACIÓN, TOLERANCIA, COMPRENSIÓN Y CONCIENCIA.


lunes, 11 de julio de 2016

GUÍA PRÁCTICA “PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA” WALTER RISO

TENEMOS LA MALA COSTUMBRE, EL MAL HÁBITO DE ESTAR HACIENDO PERMANENTES REVISIONES INTERNAS ANTE TODO. CADA COSA QUE NOS SUCEDE, LO QUE OÍMOS, LO QUE VEMOS…TODO CAE INEXORABLEMENTE EN UN SISTEMA EN EL CUAL, VAMOS COMPARANDO LO QUE CAPTAMOS CON NUESTRA ESCALA DE VALORES Y NUESTRAS CREENCIAS QUE HEMOS IDO CREANDO A LO LARGO DE NUESTRA VIDA

Lo malo es cuando estas creencias son limitantes, entonces seremos verdugos permanentes de otros o de nosotros mismos.

Esto está mal, esto no me gusta, esto no es lo aprendí, como esto no lo quiero, esto es lo único que nunca quise, esto no es para mí, ¿por qué hice esto?...

Un sinfín de preguntas que nos cuestionan, una y otra vez, la posición que ocupamos en nuestro entorno, la posición en que nos colocan los demás o el lugar que dejamos que los demás ocupen en nuestra vida.

UNO DE LOS PSICÓLOGOS ACTUALES QUE MEJOR EXPLICAN ESTE PROCESO INTERNO ES WALTER RISO, COMPARTO CON USTEDES LO QUE EL EXPLICA EN SU GUÍA PRÁCTICA “PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA”:

”El mal hábito de estar haciendo permanentes revisiones interiores, duras y crudas, incrementa la insatisfacción con uno mismo y los sentimientos de inseguridad. Nadie aprende con métodos basados en la punición o el castigo.

El castigo sistemático, en cualquiera de sus formas, lo único que te enseñará es a huir de los depredadores y castigadores de turno; huir y nada más. No resolverás el problema de fondo, no lo enfrentarás. Pero cuando hablamos de auto castigo, el problema es que el verdugo seas tú mismo y, entonces, lo llevarás a cuestas como una desventura: defenderte será como escapar de tu propia sombra.

Infinidad de gente posee un sistema de autoevaluación que los hacen sufrir día y noche, momento a momento e, inexplicablemente, se sienten orgullosos del martirio que se propician a sí mismos.”

Nadie quiere sufrir y menos si el sufrimiento viene de uno mismo, pero en ocasiones estamos estancados en un farragoso barro que removemos continuamente y en el que resbalamos sin fin.

Necesitamos aplicar en nuestra vida herramientas que nos den la mano y nos indiquen la salida. El trabajo interior, enamorarse de uno mismo, tener lo innegociable claro y atrevernos a ser como somos nos dará la oportunidad de sentirnos en paz; al menos con uno mismo y ese es el principio de una vida plena".



sábado, 9 de julio de 2016

NOS NEGAMOS A SENTIR DOLOR PERO CAEMOS EN ÉL

EFECTIVAMENTE NOS PASAMOS LA VIDA RECHAZANDO EL DOLOR, ES ESO LO QUE REALMENTE TEMEMOS: SUFRIR. SIN EMBARGO, EN MUCHAS OCASIONES TRATANDO DE EVITARLE CAEMOS AÚN MÁS EN ÉL. 

Nos alejamos de lo que creemos que nos va a dañar pero aceptamos rápidamente lo que se nos presenta dulce, suave y cercano. La trampa está en que bajo esa apariencia puede haber también mucho sufrimiento que nos está esperando.

Todo está en nuestra mente. El dolor y la felicidad. En lo que queremos creer. Si es más fuerte el temor a lo que puede ser que el dolor que es realmente, nos inmovilizaremos en el mismo punto y no habrá solución.

Si cambiamos las creencias cambiamos el mundo que éstas crean y lo que antes era miedo se convertirá en confianza porque los fantasmas nacen en el cerebro, se alimentan de lo mucho que creemos en ellos y solo terminan si algo más fuerte les sustituye.

MUCHAS VECES HACEMOS COSAS QUE NO QUISIÉRAMOS HACER Y LUEGO NOS ARREPENTIMOS O NO COMPRENDEMOS LA RAZÓN DE NUESTRAS ACCIONES. POR EJEMPLO: MANTENERNOS EN UN TRABAJO QUE NOS HACE INFELIZ O EN UNA RELACIÓN QUE NO FUNCIONA.

A veces no emprendemos acciones por temor al fracaso, por temor al rechazo, por temor a la soledad, por temor a esto y a aquello. En fin, una gran cantidad de vagos temores que ni siquiera somos conscientes y no nos tomamos el tiempo ni la dedicación de observarlos a ver si son racionales o no.

Tomamos decisiones automáticas como si fuésemos robots mecánicos y ni siquiera estamos lo suficientemente despiertos como para saber qué es lo que nos motiva. Ya nuestras decisiones son tan inconscientes que forman parte de nuestra programación mental.

Todo lo que hacemos, absolutamente todo, se reduce a estas dos poderosas razones, estas son nuestras motivaciones básicas:

NOS MOVEMOS EN LA DIRECCIÓN QUE CREEMOS QUE ES LA MÁS BENEFICIOSA PARA NOSOTROS O NOS ALEJARNOS DE LO QUE CREEMOS QUE ES LO MÁS DOLOROSO.

Eso es lo único que nos mueve. Y lo hacemos todo el tiempo automáticamente sin ni siquiera pensar, sin darnos cuenta. Todo el tiempo vamos en la dirección de lo que creemos que es lo mejor para nosotros, o en la dirección contraria, huyendo de lo que creemos que es lo peor y nos hace daño-. Buscamos el placer y el bienestar y huimos del dolor y el sufrimiento. No existe nada más que nos motive.

Lo que nos hace decidir si algo es beneficioso o es negativo para nosotros son nuestras creencias; y las creencias se comportan de una manera muy peculiar. Ellas nos hacen creer que no hay otra mejor opción. Que eso que creemos es lo único posible, no existen mejores posibilidades. Las creencias se comportan de esta manera de modo que tú serías incapaz de dudar de ellas, cuidando así su permanencia y su supervivencia. Por eso rara vez las miramos para validar su información.

SI NOS MANTENEMOS EN UNA SITUACIÓN DE DOLOR Y NO LA CAMBIAMOS, ES PORQUE TENEMOS UNA CREENCIA DE QUE CUALQUIER OTRA ELECCIÓN, CUALQUIER OTRA ALTERNATIVA SERÍA PEOR Y MÁS DOLOROSA. EN OTRAS PALABRAS, ESTE ES EL MAL MENOR.

Muchas veces son creencias absurdas pero como no somos conscientes de ellas, simplemente seguimos allí estancados y le tememos al cambio, evitando mirar dentro de nosotros. Es así como las creencias ejercen su poder de auto perpetuarse. No quieren que descubras su inutilidad porque si lo haces, ellas morirían.

Si estamos en una relación de pareja que nos trae sufrimiento y no tomamos la decisión de abandonarla, es porque hay una creencia más poderosa, probablemente inconsciente, que nos hace creer que si estuviésemos solos sería mucho peor. En cambio si la creencia que tenemos acerca de abandonar la relación es menos penosa que mantenernos en ella, entonces la motivación sería abandonar dicha relación. 

No hay excepción, tú siempre escogerás lo que creas que es más placentero y huirás de aquello que creas que es más doloroso.